proyecto salutia logo   home contacto

Alergia

 

ALERGIA AL LATEX

La alergia al látex se está transformando en una preocupación mundial, teniendo en cuenta el uso frecuente del producto en el área de la salud, tanto en las necesidades de prevención de enfermedades de transmisión sexual, como método anticonceptivo. Estudios realizados en muestras poblacionales de Estados Unidos de Norteamérica y países europeos, la prevalencia de la hipersensibilidad al látex está entre el 2,6% al 16,9%.

La alergia al látex fue descripta por primera vez en al año 1979 cuando se investigó la reacción alérgica que provocaban los guantes de goma en las personas más expuestas, que son los profesionales de la salud, como cirujanos, odontólogos, anestesistas, ginecólogos y enfermeras entre otros, encuadrándose esta patología como enfermedad profesional. En el resto de la población las personas más predispuestas a la alergia al látex presentan otras manifestaciones de alergia, como atopías, dermatitis de contacto en las manos, malformaciones urogenitales entre otras. Los profesionales de la salud que trabajan en emergencias tienen el 10% de positividad en los test cutáneos de alergia al látex, los que trabajan en emergencias pediátricas el 5,4%, los odontólogos el 9% y el 6,4 en dadores de sangre, lo que demuestra que este tipo de alergia no está circunscripta solamente a grupos de riesgo. Hay que advertir que puede generarse situaciones graves por el tipo de contacto al látex que tienen las mujeres que son examinadas manualmente por el ginecólogo o el obstetra, donde es posible que ocasione un shock anafiláctico (reacción alérgica sistémica), que ponga en peligro a vida de estas personas.

Características de la alergia al látex: Las más comunes son la dermatitis irritativa, dermatitis de contacto, urticaria, rinitis, conjuntivitis, asma y en ocasiones anafilaxia. Los hombres que usan preservativo como preventivo de las relaciones sexuales, pueden presentar dermatitis irritativa y de contacto, que se manifiestan por el color rojizo de la piel y la mucosa del pene, acompañado por prurito, que puede confundirse con una enfermedad micótica (candidiasis). Si la alergia al látex del preservativo es sufrida por la mujer, se manifiesta por vaginitis (inflamación de la vagina) irritación y prurito después del contacto. En los casos que se corrobora la existencia de la alergia al látex, debe abolirse el uso del preservativo en las relaciones sexuales. En ocasiones menos pensadas, como “inflar un globo de goma” por el aire expelido por la boca, en individuos alérgicos pueden ocasionar síntomas luego de entrar en contacto con el látex, como edema de labios o de cara. Otro grupo que está expuesto a este tipo de alergia son las enfermeras, que en un 8,9% son sensibles al látex. Por suerte, existen materiales alternativos a los que son de goma, como el poliuretano o el vinil, para las personas que tienen hipersensibilidad al látex.

Fisiopatologia: Las reacciones alérgicas son producidas por inmunoglobulinas E (IgE) específicas para los antígenos del látex.

Diagnóstico y Tratamiento: La primera etapa del tratamiento para la alergia al látex es ser consciente del problema que ocasiona a la salud. Esta información debe ser dada por el médico especialista en inmunología o el alergólogo, quien luego de realizar una anamnesis detallada, indagando sobre datos clínicos de la historia personal, examinará clínicamente al paciente y recién determinará cual tipo de test diagnóstico deberá efectuarse. Una vez que se realizó el control clínico y los estudios complementarios, se podrá afirmar si existe una situación de alergia al látex y su magnitud, en consecuencia el médico especialista recomendará cual es la conducta terapéutica a cumplir. Generalmente el especialista recomendará: que se debe evitar el contacto con productos que contengan goma de látex natural.

Que también se debe dar información sobre este tipo de alergia a los familiares, amigos y personas que se relacionen con el paciente, como los profesionales de la salud, compañeros de trabajo o de escuela. Algunos médicos llegan a recomendar el uso de un brazalete o etiqueta visible para que en caso de un accidente y en estado de inconsciencia, deba recibir los primeros auxilios en un establecimiento de guardia hospitalaria sin estar expuesto al contacto con látex. Otros profesionales también aconsejan que el paciente tenga en su poder medicación antialérgica inyectable (epinefrina o corticoides) para ser utilizada en caso de urgencia, por reacción alérgica severa. En caso de ser alérgicos los profesionales de la salud, sólo podrán usar guantes sintéticos (vinílicos), semejantes al látex, pero sin consecuencias alérgicas.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados