proyecto salutia logo   home contacto

Alergia

 

ALERGIA AL TOMATE

El tomate es un alimento que está incluido en la mayoría de platos tradicionales de diferentes países y su utilización en la disciplina gastronomía se extendió mundialmente. La planta de tomate en la clasificación botánica, es un miembro de la familia de Nightshade mortal, que igualmente incluye la berengena, el tabaco y la papa. Esta es la razón que una persona que padece alergia al tomate, también tiene posibilidad de ser alérgico a la papa.

No sólo es posible una reacción cruzada con la papa (solanun tuberosum) sino también con el látex (hevea breasiliensis). Otras reacciones menos frecuentes que se han descripto, ocurrieron con el polen de gramíneas, el maní, la palta y la banana. El nombre científico del tomate es Licopersion esculentum. Familia taxonómica: Solanéaceas. Seis alergenos fueron identificados en el tomate: Lyc e 1, es un proflina de 14 kd. , que se considera el alergeno mayor. Dos isoalergenos, Lyc e 1.0 y Lyc e 1.02. Un enzima, la b-fructofuranosidasa de 50 kd, Lyc e 2. Otros dos isoalergenos,Lyc e 2.0101 y Lyc e 2.0102. Una proteína tansportadora de lípidos de 6 kd, la Lyc e 3. La alergia al tomate es una reacción rara y se puede manifestar de manera diferente. Esquemáticamente las dividiremos en dos tipos de reacciones: a) al ingerir productos procesados con tomate, como pulpa de tomate, salsa de tomate entres otros, que provocan una reacción alérgica leve y b) al ingerir junto con otros alimentos tomates frescos, que pueden producir una reacción alérgica severa, hasta un shock anafiláctico. Se considera además que esta alergia se produce porque el sistema inmunitario del organismo no reconoce una proteína que se encuentra en la planta de tomate (proteína heteróloga), pero además puede ocurrir que dicho sistema inmunitario no reconozca las proteínas en cierto tipo de tomates solamente. Por lo tanto, se puede admitir que el organismo humano considera que hay proteínas perjudiciales que pueden afectar su salud en un tomate pero no en otro. Muchas veces el sistema inmunitario puede establecer una variedad de mecanismos de defensas que se activen en contacto de proteínas consideradas perjudiciales. La reacción alérgica ocurre dentro de algunos minutos u horas de haber ingerido alimentos conteniendo dicha proteína.

Fisiopatología: El proceso alérgico ocurre por presencia de sustancias histaminoliberadoras que se encuentran en la pulpa del tomate. Este mecanismo es el responsable de la aparición del prurito y exantema cutáneo (picazón y aparición de manchas rojizas en la piel). En una prueba diagnóstica, con ingestión de tomate la sintomatología muchas veces no se reproduce, pero cuando se inducen episodios IgE, estas se repiten constantemente. La alergia al tomate, como todas las alergias puede agravarse a través del tiempo. No ser alérgico hoy a productos procesados o cocinados de tomate, no significa que en el futuro una persona no lo sea. También hay que advertir que una persona puede ser alérgica a tomates frescos solamente y con el tiempo tenga reacción alérgica a alimentos que incluyan tomate procesado o cocinado. No obstante la mayoría de los médicos alergistas afirman que la cocción del tomate destruye su poder alergénico. Todo indica que casi la totalidad de las personas que sufren de alergia al tomate, no les produce ninguna reacción si el tomate fue sometido a la cocción (a altas temperaturas), existen casos excepcionales en las han padecido. Este sólo dato tiene que servir como ejemplo para que los alérgicos al tomate adopten una actitud de prevención con respecto al consumo de dichos alimentos.

Tratamiento: Ante toda sospecha de alergia al tomate, se deben realizar los test correspondientes con extractos comerciales del tomate y con alimentos frescos, la determinación de IgE específica en el suero sanguíneo y pruebas alimentarias diagnósticas. Una vez que se comprobó fehacientemente el estado de alergia, EL UNICO TRATAMIENTO EFECTIVO ES LA SUPRESIÓN DE POR VIDA DEL TOMATE EN LA DIETA DIARIA, especialmente en los alimentos que incluyan al tomate fresco y tomando los máximos recaudos en otros alimentos donde se lo incluye cocinado o procesado.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados