proyecto salutia logo   home contacto

Anemia

 

ANEMIA PERNICIOSA

La anemia perniciosa también es conocida como anemia por carencia de Acido Fólico. La causa es la carencia de factor intrínseco, una sustancia necesaria para absorber la vitamina B12 a través de la mucosa gastrointestinal. La vitamina B12 cuyo nombre científico es cianocobalamina, fue aislada e identificada a partir de un extracto de hígado, en el año 1948.

Esta vitamina es imprescindible en la especie humana, para la producción de glóbulos rojos y la integridad de las células del tejido nervioso. La vitamina B12 sólo existe en el reino animal, debido a lo cual, las personas que son estrictamente vegetarianas pueden desarrollar esta patología.

Causas: El factor intrínseco es una proteína que facilita la absorción de la vitamina B12 en la mucosa digestiva. Cuando el jugo gástrico no tiene una cantidad suficiente de ese factor, dicha vitamina no se absorbe correctamente, llevando de esa manera a un cuadro de anemia perniciosa. Una de las razones de la disminución del factor es la consecuencia de una gastritis crónica o de una gastrectomía, (operación de estómago). El déficit de vitamina B12 provoca otros problemas de salud, entre los cuales se encuentra la disnea (fatiga al respirar), parestesias en los miembros inferiores (sensación de hormigueo), dificultad para caminar y crisis de diarrea. La anemia perniciosa generalmente se manifiesta luego de los 30 años de edad, especialmente en el sexo femenino, en pacientes con patología tiroidea o también que tienen Vitiligo, aunque no siempre su diagnóstico es inmediato, ya que estos pacientes son tipificados como anémicos y se los trata sintomáticamente. Generalmente son los médicos hematólogos los que llegan al diagnóstico correcto.

Factores de riesgo: antecedentes familiares de anemia perniciosa, ascendencia europea nórdica, antecedentes de enfermedades autoinmunes. Existe asociación de la anemia perniciosa con enfermedades endócrinas como la tiroiditis crónica, la disfunción de la hipófisis (hipopitituarismo), diabetes tipo I y miastenia gravis, entre otras.

Cuadro clínico: Como la acción de la Vitamina B12 es sobre el sistema nervioso central, su déficit afecta a los nervios sensoriomotores, provocando problemas neurológicos al correr de los años. Estos síntomas nerviosos muchas veces son más precoces que el diagnóstico de anemia perniciosa. Los síntomas y signos de la anemia recaen más sobre el aparato gastrointestinal y el sistema cardiovascular. La presencia de 2 o más síntomas que se mencionan a continuación hace presumir esa patología:

•  Disnea de esfuerzo

•  Palidez de piel y mucosas

•  Diarrea sin que existan causas infecciosas

•  Aparición de ulceraciones en la mucosa bucal

•  Taquicardia (palpitaciones)

•  Parestesias en miembros inferiores (adormecimiento o entumecimiento)

•  Ataxia (problemas para la deambulación)

•  Hemorragia gingival no traumática

•  Glositis (lengua inflamada)

•  Disminución del olfato

•  Trastornos mentales (locura megaloblástica)

•  Astenia (decaimiento psicofísico)

Exámenes de Laboratorio y tratamiento: El hemograma muestra que la anemia es macrocítica, e decir, que se caracteriza por la presencia de glóbulos rojos en una cantidad mayor a la normal. El dosaje de vitamina B12 en el suero sanguíneo es útil para el diagnóstico, que se completa por la notable respuesta al tratamiento de reposición: dos o tres días después de la primera inyección intramuscular de vitamina B12 el paciente se muestra eufórico, dispuesto y con buen apetito. La anemia se cura en pocas semanas, los síntomas neurológicos de modo más lento. Como la gastritis atrófica es una patología definitiva, el tratamiento con una inyección mensual de vitamina B12 debe ser mantenido para toda la vida. La inclusión del dosaje de vitamina B12 para evaluar pacientes de tercera edad, permite el diagnóstico de la deficiencia vitamínica antes de la aparición de la anemia y de los síntomas que provoca. En estos casos, la reposición vitamínica mejora en no pocos pacientes su salud mental.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados