proyecto salutia logo   home contacto

Ansiedad

 

CURAR LA ANSIEDAD

Hay algunos autores que afirman que estamos viviendo la Era de la Ansiedad, ya que con tanta turbulencia, competitivida y dificultad en la relaciones personales, las características sociales del postmodernismo, como el individualismo y el hiperconsumo, la inequidad social y todas las consecuencias de la postglobalización, sería prácticamente imposible no ser alcanzado por esta crisis psicosocial. De tal modo que para lograr ser individuos ansiosos, solamente debemos tener participación activa en esta sociedad moderna.

Siendo una característica negativa de la vida del siglo XXI, muchas personas creen que se debe "curar la ansiedad". No obstante hay que destacar que la ansiedad fue compañera del hombres a través de los tiempos, ya que desde la prehistoria, el hombre primitivo hacía frente a los peligros que lo acechaban gracias a este mecanismo de alerta. Los sentimientos de peligro y amenaza de lo desconocido hacen parte de la naturleza humana y en esos tiempos el objetivo de esos seres humanos era lograr sobrevivir, cosa que muchos de ellos pudieron hacerlo. La capacidad de enfrentar y resolver las dificultades definía su existencia. La ansiedad era el principal instrumento de adaptación que utilizaban los primeros seres humanos, por lo tanto el estado ansioso garantizaba aún más las posibilidades de supervivencia. La ansiedad, enfocada de esta manera se convierte en una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y da al individuo la capacidad de utilizar medidas eficientes: la posición de alarma psicofísica producía al mismo tiempo dilatación de pupilas, taquicardia, broncodilatación y vasodilatación, todos estados anatomofisiológicos que preparan a las personas para el ataque o la defensa, en fin para enfrentar la vida. La ansiedad pasó a ser estudiada como objeto de disturbios psíquicos cuando el hombre dejó de usar este mecanismo de supervivencia natural y pasó a referir significados complejos y sofisticados a ese conjunto de sentimientos y sensaciones basales. CUANDO LA SUPERVIVENCIA DEJO DE SER UN PELIGRO, EL HOMBRE QUISO ENTENDER SU EXISTENCIA. A través del lenguaje y la escritura, priorizó su inteligencia, la capacitación personal, su adaptación al medio psicosocial. Luego la comunicación trajo inevitablemente el conflicto y la confusión en la relación social. Los conflictos no resueltos, concluyeron en situación de estrés. Esta palabra representa hoy de forma legal y emocional a la ansiedad. En conclusión, la ansiedad no es un estado que termina con los sueños y proyectos positivos del ser humano. Ella demuestra claramente la evolución humana y puede ser clasificada, del punto de vista científico en niveles como: “neuroendócrino” que indica los efedtos de la adrenalina, noradrenalina y cortisona o “visceral” donde ocurren efedtos musculares y en “conciencia”, por la constatación de sensasiones fisiológicas de sudoración, palpitación y concienteización del nereviosismo.

Por lo tanto es importante el control de la ansiedad, ya que gracias a este las personas pueden lograr ser advertidas de los peligros que las acechan y utilizar la herramientas necesarias para afrontarlos y superarlos. Sólo hay que dejar reservada la actitud de "curar la ansiedad" sólo en los casos de ansiedad patológica, en los que las consecuencia de ella trae severos trastornos psicofísicos, que terminan vulnerando la salud de las personas. Para el tratamiento de la ansiedad debe recurrirse a profesionales idóneos, ya sean médicos psiquiatras y demás profesionales especialistas en Salud Mental.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados