proyecto salutia logo   home contacto

Cancer

 

CANCER DE PULMON

El cáncer de pulmón es el más común de todos los tumores malignos, presentando un aumento por año del 2% en su incidencia mundial. En el 90% de los casos diagnosticados está asociado al consumo de derivados del tabaco.

El carcinoma de pulmón de células no pequeñas corresponde a un grupo heterogéneo compuesto por tres tipos histológicos distintos: a) Carcinoma epidermoide, adenocarcinoma y carcinoma de células grandes y abarcan el 75% de los pacientes diagnosticados con cáncer de pulmón. Los tipos celulares restantes, se destaca el carcinoma indiferenciado de células pequeñas, compuesto por tres subtipos celulares: a) el linfocitoide (oat cell), b) el intermedio y c) el mixto (de células pequeñas y carcinoma epidermoide o adenocarcinoma. La denominación “oat cell” ocupa un lugar importante en el lenguaje médico por tratarse de un subtipo especial de cáncer de pulmón, caracterizado por un rápido crecimiento, gran velocidad de diseminación, con metástasis cerebrales precoces.

Diagnóstico: La manera más sencilla de diagnosticar el cáncer de pulmón es por radiografía de tórax y la Tomografía Axial Computada de tórax. Se complementa el estudio con la Broncoscopía (endoscopía respiratoria) que gracias a un sistema de fibra óptica permite ingresar por la traquea y bronquios y llegar a realizar una toma biopsia de la zona afectada. El diagnóstico precoz y preciso permite conocer el estadio del tumor y elegir cuál es el tratamiento más adecuado. La detección precoz o screening para un tipo de cáncer es el proceso de descubrir un determinado tipo de cáncer en su fase inicial, antes que cause algún tipo de signo o síntoma. En algunos tipos de cáncer de pulmón, el médico puede evaluar anticipadamente si el paciente pertenece a un grupo de personas con riesgo de contraer esta patología, basado en su historia familiar, por el tipo de enfermedades precursoras, por los hábitos no saludables que refiere (tabaquismo) y el tipo de alimentación que realiza. El médico, una vez que se cerciora que el paciente pertenece a uno de los diferentes grupos de riesgo, indica una serie de estudios y tests que pueden llegar a descubrir un tumor maligno de pulmón en su fase inicial.

Estadios el cáncer de pulmón: Por la característica que presenta desde su inicio, se determinaron diferentes fases que se utilizan para la elección del tratamiento.

•  Estadio 0: El cáncer está localizado en un punto y se lo denomina ”carcinoma in situ”. Está limitado al epitelio que tapiza las vías aéreas (bronquios y bronquiolos).

•  Estadio IA: Un tumor con menos de 3 centímetros sin compromiso de ganglios linfáticos regionales o de otros órganos.

•  Estadio IB: Un tumor mayor que 3 centímetros sin compromiso de ganglios linfáticos ni órganos vecinos.

•  Estadio IIA: El cáncer ya infiltró los ganglios linfáticos de la misma área donde se encuentra el tumor primitivo, pro respeta el centro del tórax y otros órganos.

•  Estadio IIB: El tumor tiene más de 3 centímetros, infiltró ganglios hiliares (centrales), o que invade la pared del tórax, el diafragma y otras zonas vecinas, sin comprometer ganglios ni otros órganos distantes.

•  Estadio IIIA: Tumor de cualquier volumen que afecta ganglios del mediastino del mismo lado pero no invade órganos distantes.

•  Estadio IIIB: Tumor de cualquier tamaño que infiltro ganglios pero no otros órganos, o un tumor que invadió mediastino, corazón, grandes vasos, tráquea, esófago, columna vertebral y que desarrolló otros nódulos tumorales en el tejido pulmonar.

•  Estadio IV: Cualquier tumor pulmonar que haya alcanzado a órganos distantes a tavés de metástasis.

Factores de riesgo: El tabaquismo es el principal factores de riesgo del cáncer de pulmón, siendo responsable por el 90% de los casos. Otros factores se encuentran en ciertas sustancias químicas, como el arsénico, el asbesto, el berilio, el cromo, el níquel y el cadmio entre otros. Factores alimentarios, que se relacionan en un bajo consumo de vegetales en la dieta y un exceso de alimentos hipergrasos. Factores genéticos: tener antecedentes de la misma patología en familiares de primer o segundo grado (padres, hermanos y abuelos).

Cuadro clínico: Los tumores de localización central provocan síntomas como tos, sibilancias, estridor laríngeo, dolor de tórax, hemoptisis, disnea y hasta neumonitis. Los tumores de localización periférica son generalmente asintomáticos y recién cuando invaden la pleura o la pared torácica causan síntomas como dolor, tos seca y disnea restrictiva. El tumor localizado en el vértice pulmonar, puede compromete el octavo nervio cervical y los primeros nervios torácicos provocando un síndrome llamado Sindrome de Pancoast Tobias, caracterizado por un dolor que se irradia al hombro y al brazo homólogo. En los fumadores, el ritmo habitual de la tos está alterado, donde las crisis de tos pueden aparecer en diferentes momentos del día. Pueden existir cuadros atípicos, como episodios de neumonía recidivantes.

Tratamiento: El cáncer de pulmón presenta tres estrategias diferentes de tratamiento: La cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Puede aplicarse aisladamente o en forma complementaria. Los estadios I y II deben ser extirpados quirúrgicamente y la curación puede llegar al 70%. En los otros estadios se tratan asociando la quimio y la radioterapia, con eventual extirpación quirúrgica del tejido residual y el porcentaje de curación es menor al anterior. Finalmente en el estadio VI la quimioterapia es el tratamiento más indicado, pero las chances de curación se reducen.

 

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados