proyecto salutia logo   home contacto

Cancer

 

ORIGEN DEL CANCER

A través de la historia de la Medicina se han descubierto varios tipos de cáncer. El origen del cáncer es variado, porque depende del tipo de cáncer y también de distintos factores condicionantes.

Los tumores malignos presentan la característica de aparecen en cualquier parte del organismo, ya sean tejidos, vísceras y órganos. Aquellos que se los conocen por el nombre de carcinomas y sarcomas tienen características relacionadas con el tejido en el cual se producen. Algunos se inician lentamente y se necesario que transcurra mucho tiempo para que de síntomas o signos clínicos. El ejemplo paradigmático es el tumor de cuello uterino, cuya característica es desarrollarse lentamente durante años. Es uno de los pocos tumores malignos que desde su inicio, queda en un estado “latente” durante años, reducido a un grupo pequeño de células al que se llama “carcinoma in situ”. Otros en cambio, son de crecimiento rápido y muy invasores del tejido en el cual se inician y de los tejidos vecinos, dando síntomas precozmente (por ejemplo el carcinoma de pulmón). Finalmente hay otros, que no sólo crecen velozmente, sino que aún siendo muy pequeños, se desprenden células cancerosas que entrando en la circulación sanguínea o linfática pueden llegar a órganos y tejidos distantes, formando tumores secundarios (metástasis).

A pesar de los innumerables trabajos científicos sobre el tema, el origen del cáncer no se puede saber con certeza, pero si se han estudiado y constatado que hay condicionamientos físico-químicos, ambientales, genéticos, inmunológicos y virales. Las causas que provocan el cáncer son muy complejas e involucran tanto a las células como a factores del medio ambiente. A través de experiencias con animales de laboratorio y el estudio epidemiológico en seres humanos, los posibles determinantes del origen del cáncer, son los siguientes:

Factores heredofamiliares: Ciertos tipos de cáncer son denominados familiares porque afectan a más de un integrante de la misma familia. Se observa que en una misma familia existan 2 o 3 casos de cáncer de un determinado tejido u órgano (ejemplo carcinoma de colon). En estos casos de “predisposición familiar” a padecer una patología maligna, el medio ambiente como el estilo de vida son verdaderos “disparadores” de un condicionamiento genético que estaba latente en la persona afectada. Con respecto a los estilos de vida insalubres, se destacan el sedentarismo, la alimentación hipergrasa y la obesidad.

Sustancias químicas: La exposición a determinadas sustancias químicas, en cualquier estado, líquido, sólido o gaseoso, puede vulnerar la salud de las personas y aumentar su riesgo de contraer cáncer. A estas sustancias químicas, se las denomina “cancerígenas”, entre las más importantes se encuentran: el niquel, el asbesto, el cadmio, el uranio, el cloruro de vinilo, el radón, la bencidina y el benceno. Actúan por si solas o interactuando con otras. Por ejemplo, los trabajadores que trabajan en minas con asbesto y que tienen el hábito tabáquico, suman la asbestosis y el tabaquismo que duplican el riesgo de contraer cáncer.

Tabaquismo: Los cancerígenos medioambientales más estudiados son los que se encuentran en el humo del cigarrillo. A través de los años se estudio la composición química del humo del tabaco y se descubrió que hay por lo menos 60 sustancias cancerígenas y 6 sustancias tóxicas. Además de constituir el 80% del origen del cáncer de pulmón, los fumadores activos pueden llegar a padecer otros tipos de tumores malignos en diferentes tejidos y órganos, a saber: boca, faringe, laringe, esófago, páncreas, riñón y vejiga.

Radiaciones: Hay 2 tipos de radiaciones que pueden condicionar la aparición de un tumor maligno: a) Radiación de rayos X, como las de aparatos radiológicos, de las cuales los operadores deben protegerse adecuadamente. b) Radiación por rayos ultravioletas, que llegan con más intensidad a la corteza terrestre por agrandamiento del agujero de ozona. Por ello, se deben extremar los cuidados cuando hay exposición solar, ya que condiciona el cáncer de piel.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados