proyecto salutia logo   home contacto

Celulitis

 

Causas de la Celulitis

FACTORES CONDICIONANTES DE LA CELULITIS: recibe el nombre de “celulitis” un trastorno que afecta a la piel y al tejido celular subcutáneo. Se trata de un proceso localizado preferentemente a nivel de la mitad inferior del cuerpo (glúteos, caderas, muslos) y puede presentarse de manera aislada o asociada a sobrepeso.

La celulitis es un una patología del metabolismo graso, que afecta predominantemente a las mujeres, que como muchas enfermedades, tiene un carácter hereditario y su evolución es crónica, (evolución a lo largo de los años), incidiendo múltiples factores en su origen, grado de evolución y pronóstico. Factores predisponentes: Entre estos, se encuentran:
Factores hormonales: la celulitis afecta predominantemente a personas de sexo femenino, muy precozmente, con la irrupción de la menarca, en la edad de la pubertad, ya que la aparición del ciclo menstrual marca el comienzo de la circulación de hormonas sexuales femeninas, que comienzan a determinar la distribución del tejido graso en caderas y mamas (características sexuales secundarias). Es común que las mujeres en la adolescencia, presenten oscilaciones en el nivel de sus hormonas sexuales, debido a la inmadurez de sus ovarios o que en el inicio de su actividad sexual, recurran a la ingesta de anticonceptivos orales. Este disturbio endócrino puede acelerar un proceso de celulitis en la juventud. Factores hereditarios: Como ocurre en otras patologías, no hay evidencia cierta de un origen hereditario de la celulitis, aunque las estadísticas demuestran que existe un “factor heredofamiliar” en mujeres que la padecen. Más del 50% de mujeres que sufren de celulitis, tiene familiares mujeres, de primer o segundo grado que también la padecieron. Puede estar presente el factor étnico. Por ejemplo, esta afección no es frecuente en mujeres asiáticas. - Factores alimentarios: Los disturbios alimenticios pueden ser el origen de muchas enfermedades metabólicas. Hoy se conoce que patologías como la Diabetes, la Obesidad y la Hipertensión Arterial, tienen un patrón genético, que necesita un “disparador” para activarse y generar la patología. En estos casos el hábito dietético de los individuos predispuestos genéticamente, hace posible la aparición de la enfermedad. En el caso de la celulitis, está comprobado que existe una relación entre el tipo de alimentación y el desarrollo de esta enfermedad. Hay agravamiento de su evolución cuando hay abuso de ciertos tipos de comidas: alimentos hipergrasos, embutidos, alimentos salados, exceso de condimentos, etc.

Factores posturales: En algunas mujeres, se observa que el hecho de padecer trastornos posturales las que derivan de los pies planos o a la curvatura de la columna vertebral, como hiperlordosis lumbar, condicionan una inadecuada postura que condiciona la aparición de celulitis. Factores mecánicos: Es muy común observar en mujeres jóvenes, el hábito de usar prendas de vestir ajustadas, que impidan la circulación venosa de retorno adecuada en los miembros inferiores. La falta de actividad física, impediría el buen desarrollo muscular de los sectores del cuerpo donde incide la celulitis. Mecanismos de acción: Generalmente el inicio del proceso de celulitis es un estancamiento de la circulación de retorno veno-linfático en los miembros inferiores en capas superficiales de la piel de las áreas vulnerables, produciéndose la siguiente secuencia: retención de líquidos, seguido de un engrosamiento del tejido, tironeamiento de las capas superficiales de la piel hacia la profundidad y aparición de la superficie irregular, conocida como “piel de naranja”.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados