proyecto salutia logo   home contacto

Celulitis

 

CELULITIS FACIAL

La celulitis facial puede ocasionar graves problemas de salud, inclusive puede llegar a causar la muerte de una persona. Este tipo de celulitis no es similar a la de la celulitis que provoca alteraciones estéticas de la piel, especialmente en los muslos y caderas de las mujeres. En realidad a la celulitis que provoca en la piel el aspecto de “piel de naranja” debería ser llamada LIPODISTROFIA GINOIDE. Por lo tanto, tenemos que puntualizar que la verdadera CELULITIS es una inflamación de la capa subcutánea, causada por bacterias (estreptococos y estafilococos) que se manifiesta como una lesión con edema, de color rojizo y temperatura local elevada. Puede atacar tanto a hombres como mujeres. Cuando la localización de este proceso es en la cara, se denomina Celulitis Facial.

Puerta de entrada: Como todo proceso infeccioso, para que se produzca tiene que existir una puerta de entrada: una excoriación, espina, arañazo, infecciones odontológicas o bucales. Una vez que el germen está dentro del organismo, en este caso debajo de la capa cutánea, el desarrollo de la celulitis facial va a depender de las condiciones inmunológicas de la persona: en una situación de baja resistencia (ancianos, diabéticos, portadores de HIV, desnutridos e inmuodeprimidos) hay más posibilidades que se desarrolle la infección. Cuando esta infección se da en el rostro, potencialmente se torna grave por la proximidad de las meninges y el cerebro, adonde puede acceder el germen invasor, pudiendo provocar meningoencefalitis (infección de las meninges o el cerebro de pronóstico grave) y hasta la tan temida septicemia. (diseminanción de los gérmenes por la sangre). La celulitis facial es más común en recién nacidos y niños de corta edad. Las complicaciones más frecuentes son las neurológicas. Los casos graves evolucionan con formación de equimosis (puntos rojizos) en la zona de la cara inmediata a la puerta de entrada, que se acompañan de cefalea, fiebre y escalofríos. Es frecuente también que existan lesiones oculares. La celulitis facial no es contagiosa, pero puede curar dejando secuelas como manchas y cicatrices.

Tratamiento: Por ser casada por una bacteria, la celulitis facial tiene tratamiento a través de antibióticos. Normalmente, por el tipo de bacteria se utiliza Penicilina oral o inyectable (previa prueba del test de alergia a la penicilina). La mayoría de los casos, se elige la vía inyectable cuando la localización es en la cara. El tratamiento puede durar 2 semanas, en las cuales no debe exponerse a los rayos solares. De acuerdo a la puerta de entrada, a la localización y a la magnitud del proceso celulítico hay diversos tipos de tratamiento, los cuales se mencionan a continuación:

•  Tratamiento ambulatorio:

Celulitis leves (sin comprometer el estado general) con puerta de entrada cutánea. Antibióticos orales del tipo de las cefalosporinas. El paciente tiene que ser controlado entre las 24 y 48 horas de iniciado el tratamiento. Celulitis de origen dentario: Tratamiento con amoxicilina-acido glavulánico.

•  Tratamiento en pacientes internados:

Celulitis orbitaria o periorbitaria, tratamiento con cefuroxime, 100-150 mg/Kg/día, en tres dosis intravenosas.

Celulitis a punto de partida dentario: penicilina cristalina, 200.000 Unidades/kg/día en 4 dosis diarias intravenosas.

Celulitis de origen cutáneo: no grave, cefradina 150-200 mg/kh/día en 4 dosis intravenosas. Pacientes graves con compromiso del estado general y con un área de lesión mayor a 8 centímetros de diámetro: tratamiento con clindamicina I.V. + vancomicina I.V. En 48hs, se deben adecuar los antibióticos de acuerdo a la evolución clínica y resultado del estudio microbiológico. Duración del tratamiento: 10 días.

Prevención: La protección contra la celulitis facial, se hace protegiendo la piel de un niño que se encuentra en la primera infancia, vulnerable a todo tipo de lesiones insignificantes, que a veces pueden pasar inadvertidas, tales como pequeños cortes, rasguños y astillas o espinas clavadas en la zona del rostro. Esta no es una tarea fácil que deben realizar los padres, ya que un niño activo está expuesto en forma cotidiana a esta situación. Las medidas preventivas, tienen que tener como objetivo evitar accidentes: protección de codos y rodillas cuando se halla patinando. Colocación de un casco protector en caso de subirse a una bicicleta. Uso de pantalón largo y camisas de manga larga si van de excursión. Para prevenir mordeduras de animales domésticos hay que recordarles que no tienen que tocar animales desconocidos. Con respecto a la prevención de la celulitis facial, todo lo que atañe al rostro, como un pequeño corte, lesiones de rascado, rasguños, etc., son posibles puertas de entrada que deben higienizarse rápidamente, lavando con agua y jabón. Posteriormente se coloca un ungüento con propiedades antibacterianas, cubriéndose la lesión con un vendaje oclusivo o una gasa.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados