proyecto salutia logo   home contacto

Celulitis

 

cREMAS PARA CELULITIS

Antes de describir la importancia del tratamiento de cremas para celulitis, también conocido como tratamiento con “gel reductor anticelulítico”, debemos entender la complejidad del proceso celulítico. Por la diversidad de factores que actúan en el proceso de la celulitis, como el desequilibrio hormonal, los hábitos alimentarios, el sedentarismo, se inicia un proceso donde la grasa comienza a depositarse en algunos puntos específicos de las capas más profundas de la piel.

Este exceso de tejido graso termina comprimiendo los vasos sanguíneos dificultando la nutrición, la oxigenación y la circulación de fluidos en la región, llevando a una mayor acumulación de grasa y agua. Es el inicio de un ciclo vicioso donde el depósito de tejido graso y la retención de líquidos perjudica la circulación sanguínea y linfática, favoreciendo el proceso que se inició. El objetivo fundamental del tratamiento anticelulítico es cortar el denominado círculo vicioso.

TRATAMIENTO ANTICELULITICO

Las cremas para celulitis son compuestos que contienen activos químicos específicos cuya acción es favorecer la disolución de los depósitos de grasa, la microcirculación y la eliminación de líquidos retenidos. Esta acción se realiza porque estas sustancias químicas estimulan las enzimas, denominadas lipasas, que aceleran la digestión de las grasas depositadas. A partir de ese momento se producen una serie de fenómenos físicos y bioquímicos que mejoran el aspecto exterior que presenta esta patología, tal como se describe a continuación: al reducirse el volumen de la grasa disminuye la compresión sobre los vasos sanguíneos y linfáticos, lo cual facilita su drenaje por la activación de la microcirculación. El resultado de todos estos cambios es la eliminación de las toxinas que están retenidas junto con el tejido graso y los líquidos orgánicos. También posibilita recuperar la estructura perdida de los tejidos, aumentando la tonicidad y la elasticidad de la piel.

Composición química de las cremas para celulitis:

•  Centella Asiática: dilata los vasos capilares, facilitando la remoción de grasa metabolizada y el drenaje de los líquidos retenidos en los tejidos.

•  Cafeína: acelera el metabolismo de las grasa, por estimulación de las lipasa.

•  Algas marinas: ricas en oligoelementos, tienen la capacidad de acelerar los procesos bioquímicos necesarios para el drenaje de líquidos y la regeneración de las células dañadas.

•  Microcápsulas: que transportan los principios activos, penetrando la superficie cutánea hasta la profundidad necesaria, liberando su contenido en forma continua y prolongada.

Modo de aplicación: 1) Uso intensivo: Se recurre a este método en los casos que se tengan que tratar áreas cutáneas que ya tienen celulitis. Se aplica el gel o la crema en áreas deseadas sin necesidad de efectuar masajes, con una frecuencia de una vez al día, si es posible, después de ducharse, por un período de 60 días. 2) Uso preventivo: En los casos de mujeres que por predisposición son vulnerables a padecer celulitis. Se realiza 2 o 3 veces en el año. Cada período tiene una duración de 30 días.

Resultados: Estos productos son hipoalergénicos por lo cual las reacciones alérgicas son excepcionales. Existen contraindicaciones como sucede con cualquier producto farmacéutico: no se debe realizar este tratamiento en embarazadas y en época de lactancia materna. Luego de unas semanas es posible observar el cambio en la textura de la piel, que se torna más lisa y uniforme. Después del primer mes los resultados son más evidentes. A pesar de los logros del tratamiento, se debe cumplir con una dieta adecuada y evitar el sedentarismo, para que no se reinstalen los mecanismos fisiopatológicos que llevan a la celulitis. Generalmente se obtienen resultados satisfactorios a los 60 días luego de un tratamiento continuo, pero como sucede en las patologías crónicas, la eliminación total de la celulitis es progresiva y el tiempo necesario para lograrla, varía de cada caso. Las regiones cutáneas que responden más rápidamente a la acción farmacológica de los geles o las cremas para celulitis, son aquellas que se encuentran en el abdomen, porque es una región rica en fibras musculares, donde es común que se instale un cuadro de flaccidez por causas diversas: la falta de actividad física, las consecuencias de un embarazo y los postoperatorios de ciertas cirugías abdominales. Son pocos los casos donde hay una adiposidad real en la pared abdominal, ya que la flaccidez de la misma puede confundirse con depósitos localizados de grasa. Hay que advertir a las mujeres que eligen este método de tratamiento, que éste no ayuda a bajar el peso corporal, ya que combate sólo la adiposidad localizada que las dietas hipocalóricas e hipograsas no logran eliminar, es decir, mejora el aspecto exterior y la silueta pero no tiene acción sobre el sobrepeso o la obesidad.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados