proyecto salutia logo   home contacto

Celulitis

 

DRENAJE LINFATICO MANUAL

El drenaje linfático manual, es una técnica usada para drenar y limpiar macromoléculas y resíduos celulares que debido a su tamaño no entran en el sistema venoso y tienen que ser eliminadas por El sistema linfático. Existen patologias que afectan la circulación linfática impidiendo la normal circulación y el drenaje de los resíduos celulares. Como es fácil de comprender, la acumulación de estos resíduos terminan por crear múltiples problemas en músculos y articulaciones, afectando al estado general del paciente.

El objetivo del drenaje linfático manual basado en movimientos suaves y cadenciados, es provocar la relajación muscular y la apertura de los capilares linfáticos y de ese modo permitir la circulación de la linfa con la eliminación de las macromoléculas y los residuos celulares. Estas macromoléculas y residuos celulares son los responsables de la retención de agua y de grasa, ocasionando una sintomatología típica: pesadez en las piernas, fatiga física, celulitis, artralgias y mialgias, además de otros problemas de salud. El drenaje linfático manual además de producir la apertura de los capilares linfáticos, activa los ganglios linfáticos, permitiendo activar las defensas del sistema inmunitario, indispensable para la prevención de enfermedades infectocontagiosas. Las defensas orgánicas se basa en la formación de anticuerpos por células especializadas de la sangre, llamadas linfocitos T, que son estimuladas por la presencia de antígenos. Hoy en dia está muy promocionada una metodología, conocida como “botas de drenaje linfático”, que según estudios empíricos resulta eficaz si se complementa con el drenaje linfático manual. Las mencionadas botas logran más eficacia en la estimulación de la circulación venosa, pero al no poder mejorar la circulación linfática, los resultados son temporales. Como consecuencia directa del masaje linfático manual, las macromoléculas y los resíduos celulares comienzan a ser transportados por la circulación linfática a la circulación venosa a través de los capilares y de esa manera eliminados. Si dicho proceso no ocurre, estos elementos volveran a retener agua produciendo nuevos edemas. Esta técnica utilizada por profesionales idóneos provoca bienestar general tanto psicológico como físico, mejora el nível del sistema inmunitarios y favorece la circulación linfática y en consecuencia la sanguínea. Técnica del drenaje linfático manual: El objetivo es posibilitar que el líquido retenido en sectores donde estan los edemas llegue a las áreas linfáticas sanas, a través de masajes o manipulaciones en la superficie de la piel. De ser posible el drenaje linfático debe ser practicado por um especialista em linfología o profesional especializado. Una vez delimitada la zona de retención hídrica, se utilizan 2 movimientos importantes: uno llamado de “evacuación”, destinado a evacuar el líquido linfático a distancia de la zona lesionada, hacia los capilares sanos. El siguiente movimiento es conocido como “captación” o “reabsorción” que favorece la penetración de la linfa hacia los vasos linfáticos en la zona del edema. Se insiste que el masaje linfático manual es uma técnica específica que exige una formación adecuada. Su objetivo es aliviar la sintomatologia que causa la retención hídrica. Primero se trata el sistema linfático superior, es decir, la zona del corazón, las zonas de gânglios linfáticos cervicales, de axilas, y posteriormente actuando en forma progresiva sobre las regiones más afectadas. En la mayoría de los casos este tratamiento tiene una duración de una hora. Existen varias líneas de aplicación para realizar masaje linfático manual. La técnica Leduc, una de las más utilizadas, recurre a cremas que hacen deslizar con mayor facilidad las manos sobre la superfície cutanea. Se recomiendan como mínimo 10 sesiones para un resultado eficaz, y ya en la primera sesión se comienza a experimentar una mejoría visible tanto en la zona de edema y como en el funcionamiento del aparato digestivo.

INDICACIONES DEL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL Hematomas,  distensiones,tratamiento post luxaciones articulares, roturas de fibras, tratamiento post fracturas, edema linfostatico locales por intervención quirúrgica, linfedema o edema linfatico primario, edema venoso postural, varices venosas,  edema premenstrual, edema venoso del embarazo, cuando hay edema por obstrucción linfática,  edema post traumatismo quirúrgicos, edema de origen  reumático,  edema por quemaduras, edema por alergias. Síntomas y signos generales: Estrés.  Insomnio. Acné. Cefalalgia. Resfriados. Estreñimiento.  Dolor menstrual.

CONTRAINDICACIONES: El drenaje linfático manual está contraindicado en personas con diagnóstico de enfermedades autoinmunes, de enfermedades inmunosupresoras, tumores malignos, procesos infectocontagiosos, abcesos y nódulos no identificados.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados