proyecto salutia logo   home contacto

Celulitis

 

MASAJES PARA CELULITIS

Un masaje vigoroso, con crema hidratante o aceite vegetal puede ayudar a suavizar los aspectos de la piel con celulitis. Se conoce por "masaje", a un conjunto de manipulaciones sin utilizar instrumentos o aparatos, sobre una o varias zonas de los tegumentos, haciendo presión sobre la superficie cutanea. Los masajes para celulitis, aprovechan movimientos manuales para pasar la crema estimulando la circulación local.

Las cremas anticeluliticas se basan en ingredientes capaces de estimular la circulación venosa y linfática, como gingko biloba y la castaña de la india. Los productos que se utilizan en masajes para celulitis son activos, encapsulados en minúsculas partículas, denominadas nanosferas, que tienen la capacidad de atravesar las barreras naturales de la piel y conseguir el efecto terapéutico deseado. Este método no se vale por si mismo, ya que necesita el complemento de la dieta y ejercicios específicos para brindar un tratamiento integral a la celulitis. Un masaje bien realizado puede llegar a ser muy beneficioso para la celulitis, pero si éste llega a efectuarse en forma incorrecta, puede llegar a agravar el cuadro de movilización de tejidos afectados, inclusive hasta puede endurecer aún más la zona afectada. Es importante la idoneidad del profesional que tiene a su cargo ese tipo de tratamiento. La técnica que incluye los masajes para celulitis no se puede improvisar, no se puede avanzar en la terapéutica con fundamentada a la estrategia remanida de "la prueba y el error", sino que tiene que ser el resultado del conocimiento por el aprendizaje y el empirismo del profesional. Las empresas que elaboran los productos que se utilizan en el masaje para celulitis incluyen en los envases aparatos aplicadores para facilitar la penetración y la acción farmacológica de los principios activos. Los movimientos de los dedos y su presión sobre la superficie corporal ejerce una acción mecánica sobre los tejidos, estimulando la circulación de la sangre y la linfa dentro de los vasos, que se encuentra "bloqueada" por los nódulos que ser formaron en las zonas afectadas por la celulits. El resultado de esta acción es la eliminación de sustancias tóxicas retenidas en el circuito linfático y el aumento de la concentración de oxígeno en los vasos sanguíneos, que benefician en el metabolismo celular. Además de las acciones mencionadas, hay una acción "mecánica" sobre las adherencias de los nódulos celulíticos, que puede llegar a eliminarlas, fortaleciendo los tejidos laxos y evitando la flaccidez.

DRENAJE LINFATICO PARA CELULITIS

Cuando la celulitis está asociada a la retención de líquidos, situación que se da en la mayoría de los casos, el drenaje linfático manual es uno de los métodos más eficaces para su tratamiento. Dicho masaje debe ser realizado personas idóneas, profesionales o nó, pero que tengan un conocimiento de la fisiopatología que lleva a la retención, ya que al entender las causas que la provocan, pueden seleccionar las áreas que serán tratadas por medio del masaje. El objetivo del masaje para celulitis que además presenta retención de líquidos, es solucionar la obstrucción en los vasos y ayudar a movilizar el líquido linfático que se encuentra “estancado” entre los tejidos más superficiales.

Descripción de la técnica del masaje para celulitis: El objetivo es empujar el líquido linfático (cuya viscosidad dificulta su propia circulación por los vasos linfáticos) que tiende a absorver las toxinas hacia la región superior del cuerpo. Los ganglios linfáticos son los encargados de purificar dicho líquido de los residuos que finalmente son eliminados del organismo. Antes de comenzar, hay que recomendar que la mujer se relaje para aliviar las tensiones inspirando, manteniendo la respiración por unos segundos y después espirando en forma muy lenta. Al final del acto espiratorio se puede provocar la contracción de los músculos abdominales para lograr una presión interna tal, que eleve al diafragma, ayudando a expulsar el aire residual de las bases pulmonares. Esta maniobra se debe repetir varias veces para llegar a un estado de relajación suficiente. En estas condiciones se inicia el masaje. Debe efectuarse una presión moderado con los dedos, deslizándolos por la superficie elegida usando para una crema anticelulítica. Existe una técnica que puede ser utilizada por una mujer que padece celulitis en forma de automasaje, de la siguiente manera: a) Sentada en el suelo o con una pierna apoyada en un banquito, b) Aplique una cantidad aceptable de crema éntrelas manos, c) Comience el masaje a partir del tobillo y presione los dedos pulgares deslizándolos en dirección a la rodilla, d) Repita la maniobra presionando y masajeando con los pulgares durante 8 veces, e) Continúe la segunda etapa del masaje, repitiendo lo mismo, con los dedos pulgares desde la rodilla hasta las caderas, durante 8 veces sucesivas. A esta altura del masaje hay que advertir que la zona superoiterna del muslo es la que sufre más la flaccidez y por ende se convierte en un blanco fácil de la celulitis. Por esa razón hay que aplicarse más en esta zona, sin olvidar también de trabajar sobre la grasa que se acumula a la altura de la rodilla, f) Luego tome la piel entre el dedo pulgar y el dedo índice de las dos manos y apriete la piel y el tejido celular subcutáneo como se estuviera torciendo los tejidos, g) Este último paso debe repetirse 8 veces. Una vez finalizado el masaje en un miembro inferior hay que continuar de la misma forma con el otro. h) A esta altura de la sesión se debe realizar un masaje circular en los glúteos, siguiendo el sentido horario.

En esta zona se debe usar toda la palma de la mano por la topografía de la zona. i) Cuando existe grasa localizada en la pared abdominal, puede aplicarse también un tipo de masajes circulares en el sentido horario con la palma de la mano, tratando de facilitar la penetración de la crema. La sesión finaliza con un masaje en los pies para activar la circulación sanguínea. Se hace con los dedos pulgares, presionando y deslizándolos hasta abarcar toda la superficie de los pies.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados