proyecto salutia logo   home contacto

Cirugia estetica

 

CIRUGIA ESTETICA DE GLUTEOS

El cuerpo femenino puede presentar una adiposidad antiestética característica localizada en la superficie posterolateral de parte alta de muslos y nalgas, denominada adiposidad “en pantalones de montar. El tejido graso en exceso, acompañado frecuentemente de piel y tejido subcutáneo fláccidos, pueden observarse también en la parte alta interna de los muslos y formar una depresión poco atractiva a ese nivel. Las limitaciones de la vida social que imponen estas deformidades simétricas pueden ocasionar grave trastorno psicológico.

Muchas de las mujeres que sufren dicho trastorno son las que recurren a la consulta con el cirujano plástico. Dentro de las vastas aplicaciones que tiene la cirugía estética, podemos encontrar la de aumentar el volumen de los músculos glúteos, técnica a la que también se llama gluteoplastia o cirugia estética de gluteos. Esta busca levantar o aumentar el grupo de músculos que recubren la cintura pélvica, que está formada por ambos huesos coxales y el hueso sacro. Una de las consecuencias del la cultura Light en que está inmersa la sociedad contemporánea, es la valoración de lo corporal, el desarrollo del narcisismo, mas evidenciado en personas jóvenes, tanto en mujeres como en hombres. También se observa en mujeres adultas, que intentan conservar el valor estético de su cuerpo, como forma disminuir el paso del tiempo. De tal modo que en la sociedad actual tener unos glúteos voluminosos y redondeados puede llegar a ser símbolo de belleza y juventud. Este tipo de cirugía estética puede realizarse tanto en personas de sexo femenino como masculino, aunque hay que admitir que es más demandada por las mujeres que llegando a la década de los cincuenta consideran que sus glúteos están caídos o son demasiado pequeños y buscan de esta forma embellecer su aspecto. Dentro de las diferentes técnicas que existen dentro de la cirugía estética para músculos glúteos, se utilizan dos formas para lograr el aumento de volumen de los glúteos. La primera de ellas se consigue usando injertos de tejido graso, que se extrae previamente de otras áreas del cuerpo, por ejemplo: grasa abdominal o de miembros superiores o inferiores. La segunda técnica es a por medio de la colocación de implantes de material no orgánico, en los glúteos, muy semejantes a los que se usan en la cirugía plástica de mamas, por lograr aumento en el volumen del busto.


Hay que dejar establecido, como ocurre en cualquier cirugía estética , en una operación de glúteos pueden existir complicaciones y riesgos, relacionados con la edad de los pacientes que padecen enfermedades metabólicas (diabetes) como cardiovasculares (insuficiencia coronaria) o respiratorias (asma bronquial o insuficiencia respiratoria), pero sólo ocurren en casos excepcionales. De las complicaciones más comunes se encuentran: la asimetría de los glúteos, hematomas, como también infección de la herida quirúrgica. Por último hay que dejar bien establecido, que para prevenir la acumulación de tejido graso en muslos y glúteos, se debe seguir un plan de alimentación adecuada, con dietas de bajas calorías y alimentos pobres en grasas, complementándose con una actividad física continuada, basada en ejercicios específicos que desarrollen los grupos musculares y eviten el desarrollo del tejido celular subcutáneo, donde inexorablemente aparecerán los acúmulos de grasa.

 

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados