proyecto salutia logo   home contacto

Cirugia estetica

 

COMPLICACIONES EN LA CIRUGIA dE MAMAS

Hay que comenzar diciendo que toda operación que pretenda un aumento del volumen de las mamas, precisa de la colocación de prótesis intramamaria, que consisten en un recipiente de caucho silástico de pared delgada con forma de mama, lleno de un gel blando de Silástico.

En la cara posterior hay una placa de 2.5 centímetros, de red de Dacrón, dentro de la cual crecerá el tejido fibroso, fijando el implante a los músculos de la pared torácica. Considerar estos aspectos, nos facilita entender cuáles son las posibles consecuencias indeseables de una operación de pechos, cuyo objetivo es "levantar el busto" o "aumentar el volumen de los pechos". A continuación, y desde el enfoque técnico-profesional, enumeraremos las consecuencias no deseadas que pueden ocurrir en toda operación de pechos. Las más importantes son: SEROMA: La acumulación excesiva de líquido puede existir en pocos casos. En esos casos si hay líquido suficiente para provocar distensión y dolor, puede aspirarse en condiciones asépticas por medio de una aguja biselada corta, que se introduce oblicuamente a través de la piel en la parte inferior de la mama. A veces es necesario repetir la punción. Obviamente debe tenerse la precaución de no punzar la prótesis, a pesar que el gel de su interior no puede drenarse. INFECCIÓN: Otra de las complicaciones de la operación de pechos puede ser la infección. Con el avance tecnológico en materiales quirúrgicos y los antibióticos de última generación esta consecuencia es rara de observar. Las infecciones leves pueden seguir con cierto drenaje durante un tiempo prudencial, que puede llegar a varios meses, en los casos que la paciente se rehuse a que se le extraiga la prótesis. Ocurre que en el postoperatorio, en vez de formarse una pseudomembrana reluciente, toda la cavidad está revestida de tejido de granulación. En esos casos se debe realizar curetaje de todo el tejido exuberante o suelto. Para sustituir el implante se debe esperar a 6 meses. HEMATOMA: Cuando el cirujano plástico, tiene la precaución de evitar el desgarro muscular y de realizar todas las técnicas apropiadas para lograr la coagulación necesaria, es imposible que se ocasionen hematomas durante la operación de pechos. La hemorragia macroscópica, se manifiesta por agrandamiento, aumento de tensión de la mama y cambio de coloración de la piel y tejidos vecinos. En estos casos hay que reingresar al quirófano , extraer el implante, localizar y controlar los puntos que sangran y proceder inmediatamente a reponer la prótesis. Si no se suprime el volumen de sangre acumulado, se favorece el desarrollo de una cápsula voluminosa, de consistencia gruesa, que se origina por la organización del coágulo, quedando una mama excesivamente dura.

MALA POSICION: Las prótesis deben alinearse cuidadosamente, de tal manera, que una corresponda a la otra en la misma sala de operaciones. Debe tenerse en cuenta la simetría en toda operación de pechos. Un apósito adecuado y una limitación de los movimientos de los hombros generalmente evitan cualquier desplazamiento en el postoperatorio. Si se llega advertir una posición inadecuada, el ajuste se efectuará preferentemente durante la primera semana posterior a la operación, antes que se produzcan adherencias. FALTA DE FIJACIÓN A LA PARED TORÁCICA: Puede ocurrir raras veces. Suele depender del movimiento excesivo de la región pectoral durante las dos primeras semanas después de la colocación. Se evita fijando debidamente el hombre con vendaje y recomendando a la paciente que no mueva la articulación del hombre por dos semanas.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados