proyecto salutia logo   home contacto

Cirugia estetica

 

LIFTING

Este procedimiento es utilizado por los cirujanos plásticos para rejuvenecer el rostro de personas que llegando a determinada edad, presenta surcos marcados y arrugas que le otorgan un aspecto de envejecimiento. A pesar que el significado de la palabra “Lifting” en ingles significa “levantar”, la técnica que usa la cirugía plástica tiene como objetivo reposicionar los tejidos que forman la estructura facial.

El lifting facial en los últimos años ha adquirido un gran debido a los nuevas propuestas que tiene la Cirugía Estética , basada en modernas técnicas que permiten modificar el aspecto de grandes zonas del rostro mediante incisiones mínimas. Con esta técnica la Cirugía Estética logró que se circunscriban y disminuya la longitud de las cicatrices residuales, de tal manera que pasen inadvertidas. Se han descripto muchos tipos de técnicas quirúrgicas, pero sólo el cirujano plástico es el que debe elegirla, ya que cada paciente está condicionado por diferentes variables como su edad, sexo, factores biológicos y psicológicos. Las indicaciones psicológicas de la cirugía plástica destinada a borrar los efectos devastadores del paso de los años son amplias y complejas. Lo que todo cirujano plástico tiene que entender es que el problema principal es la imagen mental que el paciente tiene de su aspecto físico. Es tan importante este aspecto, que muchos cirujanos creen que los pacientes que van a ser intervenidos tienen que tener una evaluación psiquiátrica antes de someterse a la cirugía. Uno de los problemas psicológicos más frecuentes que lleva a consultar con el especialista, lo manifiestan mujeres en la edad media de la vida, que admirando el aspecto de otras que son atractivas por derecho propio, pretenden “lograr su propia imagen embellecida” a través de la cirugía plástica. La técnica quirúrgica que utiliza el lifting facial puede transcurrir en un lapso de varias horas. Por lo general, las incisiones se hacen sobre la línea del cuero cabelludo a nivel de las sienes, continuando por el sector anterior de las orejas, y finalmente siguiendo por detrás del lóbulo de la oreja hasta la parte inferior del cuero cabelludo. El cirujano plástico comienza separando la piel de la cara del tejido celular subcutáneo, primordialmente graso, como también del plano muscular. Los acúmulos de grasa que pueden existir en el cuello y el mentón pueden ser succionados para moldear el aspecto facial. Posteriormente, los músculos son reposicionados y el exceso de piel se extirpa para finalmente realizar las suturas correspondientes, con mínimas cicatrices.

Durante los 2 o 3 días posteriores al lifting facial puede existir dolor o inflamación en la zona de la intervención, que se tratan con medicamentos antinflamatorios de uso corriente. La mayoría de los puntos de sutura se retiran a los 5 días, no obstante hay que guardar reposo durante dos semanas, tiempo necesario para reintegrarse a sus tareas habituales.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados