proyecto salutia logo   home contacto

Lipoescultura

Liposucción y riesgos

Cirugia estetica

 

LIPOSUCCION

La liposucción es una cirugía plástica simple, pero no está indicada en todos los casos. No debe ser realizada cuando hay un exceso de obesidad generalizada o si la piel estuviese muy fláccida. Los depósitos de grasas localizadas no disminuyen satisfactoriamente con dietas y ejercicios físicos.

Algunas personas pueden adelgazar hasta conseguir el peso normal, pero no obstante continúan sufriendo estéticamente algunos depósitos de grasa localizados. Estos sólo pueden disminuir con la cirugía de la liposucción . La técnica de la liposucción es la misma para cualquier parte del cuerpo. La grasa aspirada una vez retirada, difícilmente vuelve a formarse. Cuando el peso corporal aumenta de manera significativa es posible que retorne un poco de grasa a la región anteriormente aspirada. Es necesario considerar que la acumulación de grasa en estos casos, sería mayor si no se hubiese realizado la cirugía mencionada. La cantidad de grasa que se puede aspirar es limitada. No se puede aspirar toda la capa grasa de una región del cuerpo, es necesario que se deje una cantidad mínima y uniforme de grasa. Lo que se retira es apenas el exceso de grasa localizada y no toda la grasa de una determinada región. El volumen de grasa aspirada varía de acuerdo con la necesidad desde cada caso, pero no excederse en más de 3 litros. Lo que logra disminuir en kilos no es significativo, ya que la finalidad de esta intervención quirúrgica es mejorar el aspecto corporal y no la pérdida de peso. Cuando la cantidad de grasa localizada es relativamente grande, puede realizarse una primera cirugía, en que se aspira la grasa sin salir de los límites admitidos y de ser necesario, se programa otra liposucción para completar el mejoramiento del contorno corporal. El intervalo entre las dos cirugías no debe ser inferior a 8 meses. El paciente puede, por lo tanto, repetir la liposucción cuando pretende quitar un poco más de grasa. La mayoría de los pacientes lo realiza una única vez. La distribución del tejido graso en el hombre es diferente. En las mujeres, los depósitos de grasa se localizan en ciertas regiones del cuerpo, determinadas por los factores heredofamiliares y hormonales. Los hombres presentan menos tendencia a acumular tejido graso, pero en caso de sufrirlo pueden eliminarse casi completamente por medio de dietas hipograsas y actividad física. Hay ciertas regiones anatómicas en las que la liposucción proporciona buenos resultados también para los hombres: la región superior del cuello y las paredes laterales del abdomen. También la ginecomastia (hipertrofia mamaria). Muy pocos hombres presentan acumulación excesiva de grasa con una distribución similar a las mujeres (obesidad ginoide). En esos casos, la liposucción puede ser indicada para las mismas regiones en que se realizan a las mujeres.

El tejido graso aspirado puede ser concentrado e inyectado en el propio paciente, con un método que se denomina lipoescultura. Hay casos en que las personas obesas no bajan su exceso de grasa corporal a través de dietas y ejercicios. Este tipo de cirugía plástica puede funcionar como un verdadero estímulo. El método ideal es prepararse para ella con actividad física y régimen alimentario previos. La lipoescultura exige una técnica más cuidadosa e instrumental más finas. La cantidad de grasa extraída en la lipoescultura es menor de lo que habitualmente se extrae en la Liposucción.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados