proyecto salutia logo   home contacto

Cirugia plastica facial

Cirugia plastica de parpados

Resultados de la Rinoplastia

Implantes mamarios

Cirugía plástica para cicatrices

Volver a cirugia

 

CIRUGIA PLASTICA

Esta expresión está referida a lo que se pueda “plasmar” o “formar”, con elementos o materiales que puedan ser modificados por medio de la manipulación directa o indirecta. La cirugía plástica, no es otra cosa que la disciplina quirúrgica cuya técnica tiene como objeto modificar o cambiar el aspecto estético del cuerpo humano, ya sea para reparar un daño o un defecto corporal, como también embelleciendo la imagen que trasmitimos a las demás personas.

Dentro de las ciencias médicas se reconocen 3 tipos diferentes de cirugías: 1) Cirugía de quemaduras: Es el tipo de cirugía que se aplica en los casos de quemaduras de tercer grado que son producidas generalmente por accidentes y que interesan la zona del rostro o otras áreas del cuerpo que son visibles y que tienen relación con el aspecto de las personas. Otras veces el objetivo no es subsanar el aspecto estético sino funcional. Por ejemplo, en los casos de quemaduras que afecten los pliegues de los miembros superiores o inferiores, la cicatriz posterior produce la imposibilidad de extender las articulaciones (rodilla o codo), produciendo una impotencia funcional. 2) Cirugía reparadora : Este método se usa en circunstancias que una persona necesita recibir un tratamiento quirúrgico por padecer una malformación congénita desde su nacimiento, o por haber padecido un accidente, en áreas del cuerpo que son visibles y que tiene relación con el aspecto físico, o finalmente por enfermedades que afectan a los tegumentos y que en su transcurso afectan la zona facial. 3) Cirugía estética : Este tipo de cirugía se aplica en los casos que el problema estético no tiene relación ni con accidentes, malformaciones o quemaduras. Es decir, las personas que se someten a esta disciplina, lo hacen porque pretenden mejorar su imagen, ya que consideran que mejora su aceptación social y en algunos casos, la decisión de realizarla está relacionada a una exigencia laboral (actrices, actores, modelos, conductores de televisión, etc.). En el postmodernismo, aparecen nuevos valores sociales como el hedonismo y el narcisicmo, donde el valor de la belleza física ha cobrado una desmesurada importancia en la cultura occidental, por la que muchos individuos adjudican a su aspecto físico como una condición fundamental para un pretendido desarrollo de su personalidad. En estos casos se constata que la cirugía estética es demandada por el autorrechazo corporal que deriva en conflictos personales, los cuales que podrían ser superados si logran aumentar su autoestima. Hay que destacar que en muchos casos la cirugía plástica fue el medio por el cual muchas personas tuvieron resultados satisfactorios en estados depresivos, simplemente porque mejoraron su imagen corporal.

Finalmente, hay que admitir que en estos últimos años se observa que muchas adolescentes, en pleno proceso de desarrollo corporal y que no concluyeron su etapa de crecimiento, apelan a la cirugía plástica fundamentalmente para aumentar el volumen de su busto, aún siendo menores de edad y quizás sin estar informadas de las contraindicaciones que pueden existir en dichas intervenciones precoces.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados