proyecto salutia logo   home contacto

Cirugia estetica

 

TRATAMIENTO CON BOTOX

MITOS Y VERDADES DEL TRATAMIENTO CON BOTOX: En el postmodernismo, dentro una cultura light, donde se pontifica el cuidado del cuerpo, del aspecto personal, se estimula el individualismo y la competencia, muchas personas le adjudican un "valor" a la "imágen" a tal punto que es mas importante "el parecer que el ser".

Es más, muchos segmentos sociales se manejan con este patrón evaluatorio, que es usado desde la elección de una pareja hasta el conseguir un empleo. El rejuvenecimiento del rostro o el mejoramiento de su aspecto, resulta tan importante, que ha incrementado la demanda del tratamiento con Botox. Como abunda la desinformación, hay que advertir diciendo que los trastornos y las complicaciones que pueden ocurrir como consecuencia a la inoculación de la toxina Botulínica tipo A son importantes pero reversibles en poco tiempo. En pocos casos se puede observar la aparición de hematomas en el sitio donde se administró la inyección. Este tipo de efecto indeseable puede ser más frecuente en aquellas personas que habitualmente consumen aspirinas o derivados del Acido Acetil Salicílico por su acción analgésica, ya que los mismos pueden tener además una acción anticoagulante, determinando que aparezca un sangrado interno que se acumula debajo de la piel. Para evitar estos riesgos, las personas deberían suspender este tipo de medicamentos unos días antes de la infiltración. Otro tipo de efecto adverso, es la aparición de cefalea inmediatamente después de la aplicación. Ocurre en muy pocos casos, desapareciendo en pocas horas. Paradójicamente en los individuos que sufren dolores de cabeza recurrentes, debido a que las situaciones de stress (tensión de los músculos frontales) la aplicación de la toxina botulínica tipo A, hace desaparecer los mismos por la relajación muscular. La acción de la toxina Botulínica tipo A, comienza a relajar el músculo tratado a partir de las 24 horas de aplicada y el efecto máximo de dicha relajación se debería obtener luego de una semana. En ciertos casos, los especialistas a los quince días de la primera administración de inyecciones, cuando encuentran resistencia en los músculos, reinoculan la toxina mencionada, logrando la relajación de los músculos resistentes. Esto hace posible que en más del 90% de los pacientes tratados se consiga el efecto deseado. Para obtener la permanencia de la parálisis muscular, muchos especialistas sugieren que cada cuatro meses se debe repetir el tratamiento para que las arrugas faciales se vayan atenuando lentamente hasta desaparecer.

En estos casos, una vez que se consigue la ausencia del movimiento muscular, se aconseja a los pacientes que a través de una auto-observación periódica vuelvan a la consulta cuando el músculo tratado entre en movimiento. En la mayoría de los casos esto ocurre antes del año de la última aplicación . Se debe aclaran que las agujas que se utilizan son las más pequeñas y la sustancia que se inocula no duele tanto como la anestesia local que se utiliza generalmente. La mayoría de los pacientes refieren que sienten menos molestias que con el colágeno. Para el tratamiento del dolor y la inflamación localizada se aplica la bolsa de hielo. Se puede completar con la administración de antinflamatorios de uso habitual.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados