proyecto salutia logo   home contacto

Embarazo

 

EMBARAZO ECTOPICO

Generalidades: Se considera embarazo ectópico la implantación del embrión fuera del sitio donde normalmente debe ocurrir (la cavidad uterina) pudiendo llegar a provocar la muerte de la mujer que lo padece. El lugar más frecuente de implantación son las trompas de Falopio, ya que el 95% de ellos se en ese sitio.

En las últimas décadas ha aumentado la prevalencia del embarazo ectópico, por el incremento de las infecciones genitales por conductas sexuales no responsables o no protegidas, que pueden comprometer la permeabilidad de las trompas. Es muy importante sospechar la existencia del embarazo ectópico, ya que muchas mujeres subestiman los síntomas por falta de información y no hacen la consulta ginecológica correspondiente. La conciencia que las mujeres tengan de esta verdadera "emergencia médica", en algunos casos podría “salvarles la vida”. Es importante estimular la auto responsabilidad por la salud. Toda mujer debe saber que en muchas ocasiones los síntomas característicos del embarazo ectópico pueden percibirse antes de la primera falta de la menstruación.
Los síntomas más frecuentes son el dolor en el abdomen inferior y la zona pelviana y la palidez en la piel. Por ignorancia, muchas mujeres no interpretan la gravedad que causa la hemorragia interna por la rotura de la trompa de Falopio, que las convierte muy vulnerables frente a este patología. Por lo tanto, ante la mínima presunción de embarazo ectópico, toda mujer deberá ser trasladada a un Servicio de Urgencia, para confirmar o descartar la sospecha diagnóstica. Si se confirma la presunción diagnóstica, la solución será todo lo urgente que el caso demanda, ya que un diagnóstico tardío tiene graves consecuencias, porque al crecer y aumentar su tamaño el embrión implantado erróneamente en la trompa, llega a un volumen tal, que provoca la rotura del epitelio de la trompa. En consecuencia, hay rotura de vasos arteriales con la consiguiente pérdida de sangre que no se detiene, concluyendo en un cuadro de hemorragia interna que compromete la vida de la mujer. Es tan importante el diagnóstico precoz, que podríamos afirmar: una mujer en edad fértil, que tiene unos días de atraso en la menstruación y bruscamente presenta un dolor abdominal intenso en la zona infraumbilical, acompañado por una palidez extrema y sudoración, con sensación de desvanecimiento: ES UN EMBARAZO ECTOPIO IMPLANTADO EN UNA DE LAS TROMPAS, QUE SE HA ROTO Y ESTA PROVOCANDO UNA HEMORRAGIA INTERNA, HASTA QUE SE DEMUESTRE LO CONTRARIO. Ninguna mujer en edad fértil está excluida del riesgo de presentar embarazo ectópico.
Riesgos del embarazo ectópico: El factor más frecuente es el haber padecido de inflamación pélvica, independientemente de cuál haya sido la causa que la produjo.
Las operaciones sobre las trompas. Aunque poco frecuente, una mujer que tenga ligadura de trompas no debe considerarse libre, en forma absoluta, de la posibilidad de padecer un embarazo ectópico. En general todas las operaciones realizadas en el abdomen, sobre todo las que comprenden la zona pélvica.

•  El aborto, si es seguido por infección de las trompas.

•  Los dispositivos uterinos, si apareciera infección posteriormente a las manipulaciones realizadas para su implantación.

•  Uso de anticonceptivos hormonales.

•  Las mujeres que han tenido un embarazo ectópico tienen entre 10 y 20% más de probabilidades de repetir el hecho.

•  Mujeres con tratamientos de reproducción asistida.

Síntomas: Retraso o irregularidad menstrual (puede estar ausente este antecedente). Síntomas subjetivos de embarazo (vómitos, náusea, etc.). Dolor en el hipogastrio que puede llegar a ser intenso e irradiarse o no a todo el abdomen u otros sitios como el hombro. El dolor es acompañado por una palidez generalizada de la piel y mucosas, con intensa sudoración, hipotensión arterial y signos de shock. Cuando se encuentran todos estos signos y síntomas, se pone en evidencia una hemorragia interna provocada por la rotura de la trompa. Hay que intervenir quirúrgicamente en forma inmediata, porque está en peligro la vida de la mujer. Tratamiento: Siempre es quirúrgico. Prevención: Para prevenir el embarazo ectópico se recomienda: Eliminar los factores principales que favorecen la aparición de las inflamaciones pélvicas, como son las infecciones de transmisión sexual. Tratar de mantener una pareja estable, hacer uso del condón. Utilizar métodos anticonceptivos cuando no se desea un embarazo, para evitar la interrupción del embarazo. Solicitar al equipo de salud el cumplimiento de las normas establecidas para la colocación del DIU. (Dispositivos intrauterinos). Informar correctamente al médico de la fecha de la última menstruación cuando se le deban realizar manipulaciones intrauterinas, como es el caso de la regulación menstrual y el aborto.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados