proyecto salutia logo   home contacto

Embarazo

 

Fecundación artificial

La fecundación artificial se logra utilizando técnicas mediante las cuales los profesionales especializados intentan aproximar entre sí las gametos del hombre y la mujer, pretendiendo llegar con más posibilidades a una fecundación que por medios naturales.De acuerdo al grado de complejidad que requieren se las divide en:

Ténicas de baja complejidad:

Inseminación Artificial. Es la más simple y sencilla. De artificial sólo tiene la metodología porque la fertilización del óvulo es natural, ya que se produce en un ambiente “natural” como es la Trompa de Falopio.

El procedimiento es el siguiente: Se trata a la mujer con hormonas (gonadotrofinas) para provocar la maduración dentro del ovario de dos o tres óvulos y su posterior expulsión hacia la trompa (ovulación). Monitoreo por ultrasonido transvaginal del crecimiento de los folículos y la cantidad de ovocitos formándose (no tiene que existir más de tres sino hay riesgo de embarazos múltiples). El mismo día de la ovulación se tiene que obtener el esperma e inyectarse en la parte superior del útero por medio de una sonda. Esta técnica es ideal en los casos de esterilidad masculina donde el esperma del hombre tiene características patológicas (oligospermia, defectos morfológicos, etc). Esta técnica impone la condición que la mujer tenga las Trompas de Falopio permeables y ovulaciones regulares. También es una condición que las pruebas de esterilidad en la hombre revelen que hay una capacidad fertilizante mínima de sus espermatozoides (en cuenta a su número, movilidad y mormología). El porcentaje de éxito de este tratamiento, después de la estimulación ovárica es de 10% a 15 % por ciclo, pero puede llegar a ser hasta un 50% después de varios intentos en un año.

Técnicas de mediana intensidad.

Transferencias de gametos a las trompas (GIF): Esta técnica aspira los óvulos del ovario que luego vuelven a transferirse casi inmediatamente después de su recolección (junto con una pequeña muestra de esperma). Los ovocitos son recolectados a través de la técnica de la laparoscopía o punción ecográfica. Se cuenta con el tiempo justo para elegir tres como máximo y añadir el esperma antes de volver a colocar la muestra en las trompas. En la GIFT, la fertilización se lleva a cabo en el ambiente natural, que es el organismo de la mujer. El porcentaje de éxito con esta técnica es del 26% y es un tratamiento útil para las parejas con esterilidad con etiología idiopática.

Técnicas de alta complejidad:

Fecundación in vitro. (FIV) La técnica denominada FIV consiste en retirar varios óvulos de los ovarios para fertilizarlos con el esperma del hombre en el laboratorio y en transferir los embriones seleccionados a la matriz para su implantación y el desarrollo del embarazo. Como en los casos anteriores, se estimulan los con gonadotrofinas para estimular el crecimiento de folículos y producir la ovulación. Luego el monitoreo de la técnica, para medir el crecimiento de los folículos y los ovocitos producidos, mediante el ultrasonido transvaginal. La recolección de óvulos, generalmente se efectúa bajo anestesia local. Fertilización: los óvulos y el esperma se mezclan, colocándolos en un cultivo fisiológico durante horas.

Luego por el microscopio se determinan cuales son los más aptos para transferirse a la mujer. El porcentaje de nacimientos con esta técnica es del 15% para cada intento. La procreación artificial puede realizarse tanto entre los miembros de la pareja utilizando los gametos propios de la misma (intraconyugal) o utilizando gametos de banco de espermas (extraconyugal). En este último caso, se tiene que constatar la calidad del material biológico del donante, no sólo en su capacidad fertilizante, sino que se asegure de no transmitir ninguna enfermedad.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados