proyecto salutia logo   home contacto

Embarazo

 

PILDORA ANTICONCEPTIVA

Introducción: La llamada “píldora anticonceptiva” ´posee en su estructura química una base de hormonas que básicamente impiden la ovulación por el bloqueo de la liberación de gonadotrofinas por la glándula hipófisis. También la píldora anticonceptiva modifica el moco cervical, dificultando la acción de los espermatozoides, ya que altera las condiciones del endometrio, modifica la capacidad contráctil de las trompas, interfiriendo el deslizamiento del óvulo. En realidad, estos fármacos técnicamente se denominan “anticonceptivos orales” y lo componen 2 hormonas: estrógenos y progesterona. Existe en el mercado un tipo de anticonceptivo oral que tiene solamente progesterona aislada, conocida como “minipíldora”. Las que son más frecuentemente recetadas por profesionales son las siguientes:

PILDORA ANTICONCEPTIVA MONOFASICA: se toma una píldora por día y todas tienen la misma concentración de hormonas (estrógenos y progesterona). Se comienza a tomar en el quinto día de la menstruación, diariamente hasta terminar el contenido del envase. Posteriormente tiene que suspenderse la toma durante 7 días, que coinciden con el próximo ciclo menstrual y luego se vuelve a tomar en la misma forma que el ciclo anterior.

PILDORA ANTICONCEPTIVA MULTIFASICA: Se toma una píldora por día, pero como todas no tienen la misma concentración de hormonas, se debe ingerirlas de acuerdo a la fase del ciclo menstrual de la mujer. Para evitar confusiones, las píldoras tienen un color según la concentración de hormona que contienen y que corresponde a una fase del mencionado ciclo. Debe respetarse la secuencia correspondiente, porque pueden provocar efectos secundarios indeseables. Deben ser tomadas todos los días, sin interrupción, inclusive en la menstruación.

Eficacia de la píldora anticonceptiva: Si se usa correctamente es un método muy eficaz. Dependerá fundamentalmente de la manera en que la mujer tome las píldoras en cada ciclo menstrual. Según estudios de evaluación, luego del primer año de su uso, sólo se embaraza sólo una mujer cada 1.000 mujeres que realizan el mismo tratamiento.

Efectos secundarios: Las mujeres que usan este método, en un 10% sufren uno o dos síntomas que se mencionan a continuación: Náuseas (generalmente en los primeros tres meses), dolor de cabeza leve a moderado, hipersensibilidad mamaria, aumento de peso, nerviosismo, acné. Otros efectos secundarios menos frecuentes son alteraciones del humor (distimia), como depresión y algunas veces menor interés en su vida sexual.

Riesgos: No son recomendados para madres en período de lactancia porque llegan a afectar la calidad de la leche. Se han descripto accidentes vasculares, como trombosis venosas profundas, en casos muy excepcionales y que afecta más a mujeres fumadoras de más de 20 cigarrillos día y con una edad superior a 35 años. Hay mayor riesgo de padecer tumores hepáticos, siendo raros los tumores malignos. Hay dudas sobre su posible acción carcinocinética (acelerar la evolución de cánceres de cuello uterino o de mama pre-existentes hormono-dependientes).

Beneficios: La utilización de la píldora anticonceptiva puede aumentar el placer sexual porque disminuye el temor o la preocupación de las mujeres a quedar embarazadas. Normaliza los ciclos menstruales en las mujeres que presentan irregularidad en los períodos menstruales, siendo menor el tiempo de la menstruación y de la cantidad del sangrado. Mejora la tensión premenstrual, disminuyendo en frecuencia e intensidad los cólicos. En caso de decidir embarazarse, las mujeres recuperan su fertilidad una vez que se suspende la medicación hormonal. Disminuye la prevalencia del embarazo ectópico, el cáncer de endometrio, el cáncer de ovario, quistes de ovario, enfermedad inflamatoria crónica de la pelvis, y disminuye la frecuencia de patología mamaria y uterina en general.

El resultado de este método, siempre que la píldora anticonceptiva se use correctamente, es eficaz y ofrece protección anticonceptiva desde el primer mes que se utiliza. La efectividad se mantiene a lo largo de todo el tiempo que es utilizada. Cualquier mujer puede usar este método desde su adolescencia hasta la menopausia, sin necesidad de suspensión del tratamiento, salvo por decisión de embarazarse.

Contraindicaciones del uso de la píldora anticonceptiva: Antecedentes de tromboflebitis, embolia pulmonar, o patologías vasculares. Disfunción hepática. Cáncer de mama, útero u ovarios y otros tumores hormono-dependientes. Embarazo. Antecedentes de ictericia obstructiva. Miomas (tumores del músculo uterino). Epilepsia. Diabetes. Tabaquismo de más de 20 cigarrillos día.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados