proyecto salutia logo   home contacto

Embarazo

 
 

PILDORA POSCOITAL

Generalidades: En los últimos tiempos surgieron muchas noticias que los medios masivos de comunicación social difundieron a la población sobre la llamada “píldora del día después”. La píldora postcoital es un método “contraceptivo” particular, a ser utilizado como una urgencia, para evitar un embarazo después de una relación no protegida o insuficientemente protegida y posiblemente fértil.

Los defensores de este método proponen que no se utilice como un método regular o habitual, sino como un recurso de última instancia. El mecanismo de acción de la píldora del día después depende de la fase en que se encuentre el ciclo menstrual de la mujer que toma la medicación. Si la medicación fue ingerida después de la ovulación y en situación del óvulo fecundado por el espermatozoide, la acción farmacológica de la píldora será impedir que el huevo cigota no tenga posibilidades de anidar en el útero materno, impidiendo el embarazo. Por el contrario, si la píldora fue tomada antes de la ovulación existe la probabilidad de impedirla. Resulta que existe controversia sobre el concepto de embarazo: si se considera que el embarazo comienza desde el momento de la fecundación (fusión del espermatozoide con el óvulo) la píldora postcoital tendría un efecto abortivo, pues no dejaría anidar al huevo cigota en el útero, en cambio, si se considera que el embarazo comienza con la implantación del huevo cigota en el útero, tendría un efecto contraceptivo. Esta última postura, es la que está siendo aceptada por la comunidad médica y por gran parte de la población. Hasta ahora, los test de embarazo dan positivo a partir del momento del implante del huevo cigota en el útero, por la detección en sangre o en orina de una hormona producida en esa fase del embarazo, la gonadotrofina coriónica.

INDICACIONES: Desde que apareció este fármaco en el mercado, se indicaba para prevenir el embarazo en los casos de violencia sexual, violación y accidentes durante el coito, por desgarro del preservativo. La máxima eficacia se obtiene si se ingiere un comprimido antes de las 24hs posteriores al acto sexual y se recomienda que no pasen mas de 72hs. El segundo comprimido debe ser ingerido a las 12hs de la ingestión del primero, de esta manera su eficacia asciende al 98%. En la actualidad su uso se ha banalizado, especialmente entre adolescentes y jóvenes, que lo utilizan indiscriminadamente porque lo consideran un método anticonceptivo de uso rutinario.

EFECTOS SECUNDARIOS: Pueden existir trastornos para la salud de las mujeres que utilizan frecuentemente esta medicación, especialmente en el aparato circulatorio, pudiendo ocasionar trombosis, trastornos menstruales y lesiones en piel semejantes al acné y síntomas como náuseas y dolor en las mamas. Algunos estudios advirtieron que luego del uso indiscriminado de esta medicación, las mujeres que quieren embarazarse pueden llegar a tener dificultades. Como la dosis habitual que se ofrece en el mercado contiene una alta concentración de hormona (de cuatro a 10 veces más que lo normal), comparada con la que tiene un anticonceptivo de uso diario, es imposible asegurar que no existan alteraciones en futuros embarazos de la mujer que lo utilizó y en futuras generaciones. Esta duda se basa en estudios genéticos, que evaluaron la acción de la píldora poscoital en la cadena de cromosomas del ADN, advirtiendo que este tipo de mutación condicionaría a futuras generaciones. Un efecto psicológico en la utilización de la píldora, generalmente entre mujeres jóvenes, es que la confianza que genera para evitar el embarazo, hace incurrir en el error de no usar preservativo (porque no es necesario), quedando vulnerables para el contagio de enfermedades de transmisión sexual, especialmente para el Sida y la Hepatitis B.

COMPOSICIÓN QUÍMICA: Hay dos tipos: a) el primero esta compuesto por dos píldoras. Una de etinilestradiol (estrógenos) y otra de levonorgestrel (progesterona) con 50 mcg y o,25mg respectivamente. Se deben tomar las dos dosis con un intervalo de 12 horas. b) El segundo tiene en su composición la hormona levonorgestrel (progesterona) en una dosis de 0,75mg y debe ser ingerida por vía oral y repetir la dosis a las 12 horas. Conviene recordar que estas píldoras no tienen efecto cuando la mujer está embarazada, porque el embrión ya está implantado. Es un método eficaz si se usa a conciencia, debiendo estar prescripta por un médico especialista que controle los resultados y que además es el único indicado para evaluar si la mujer está en condiciones de realizar el tratamiento.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados