proyecto salutia logo   home contacto

Enfermedades de la piel

 

ECZEMA SEBORREICO

Eczema seborreico en niños: Los eczemas son bastante frecuentes en pediatría.

El más frecuente es el eczema seborreico y es la primera manifestación eczema, que lo que popularmente se conoce como “ crosta láctea” del recién nacido. Esta denominación tiene relación con un inicio precoz, ya que aparece en la tercera o cuarta semana de vida, y después entra en una fase de latencia para volver en la pubertad y nuevamente en la adolescencia con más intensidad. Se caracteriza por localizarse en el cuero cabelludo, en el rostro, en los hombros y llegada la pubertad las lesiones faciales, en algunos casos, pueden evolucionar a una forma de impétigo. El nombre de “crosta láctea” tiene su origen porque tradicionalmente se creía que un lactante de 3 o 4 meses, que succionaba la leche del biberón podría resultar alérgico a la proteína de la leche de vaca, que se manifestaba por la aparición de dichas lesiones. En la actualidad se conoce que es una patología que está relacionada al sistema inmunológico y que las inmunoglobulinas IgA e IgE están involucradas en la fisiopatología, por lo cual se incluye a esta forma de eczema dentro de las patologías alérgicas.

Eczema seborreico en adultos: el eczema seborreico se considera que más que una dolencia, es una característica de algunas personas. No es contagiosa y afecta a zonas específicas del cuerpo donde existe una produción aumenada de cebo, por las clándulas sebáceas, ya que existen regiones que presentan más concentración de estas glándulas. Hombres y mujeres, de distintos grupos etários, inclusive los recién nacidos como hábiamos mencionado, pueden sufrir este problema en su cuero cabelludo, en los hombros, arcos superciliares, próximo a la nariz, la zona de la barba, la región retroauricular y la región pectoral en los hombres, por ser una región pilosa. En los adultos, la seborrea surge como lesiones rojizas que pesentan descamación y prurito.

Causas del eczema seborreico: Actualmente se conocen factores del origen y el desarrollo de esta patología, y se los divide en 2 grupos: a) Factores endógenos: por las alteraciones hormonales. En la mujer puede existir esta situación por aumento de hormonas masculinas durante el embarazo (andrógenos), que son transferidas por vía transplacentaria al feto, y el recién nacido tiene glándulas sebáces más activas. Este mecanismo puede provocar un cuadro de seborrea en el las primeras semanas de vida. La adolescencia es también un segmento de la edad donde hay alteraciones hormonales. Esta situación puede potenciarse si hay carencia de aminoácidos en la dieta, pudiendo aparecer un cuadro de eczema seborreico. Otro de los momentos del ciclo vital de las personas es cuando la mujer que cursa la menopausia es tratada con medicamentos de reposición de estrógenos, con un desequilibrio endócrino posterior, que puede llegar a provocar la aparición de la seborrea. b) Factores exógenos: Son los que más condicionan la aparición de la seborrea. Entre los más importantes se encuentran: el estrés , que se puede indagar a través del relato de una historia personal de ansiedad, preocupación y cansancio psicofísico asociadoa a manifestaciones de eczema seborreico. El frío y el clima seco , agravan el desarrollo de esta patología. Acción local de cosméticos o medicamentos en el cuero cabelludo, que tengan un pH ácido, capaces de irritar las glándulas sebáceas y provocar un aumento de secreción. Abuso en el lavado de cabellos con shampúes inadecuados . Los residuos de sustancias químicas de estos productos tienden a provocar la diseminación de la seborrea por todo el cuero cabelludo. La formación de la caspa es uno de los síntomas del eczema seborreico con liberación de escamas blanquecinas que caen fácilmente. Otros factores, como el calor o la humedad, favorecen la aparición de eczema seborreico. El desarrollo de agrava cuando se usan ropas que retienen la secreción de las glándulas sebáceas y sudoríparas, como la lana, seda y tejidos sintéticos. El excesivo consumo de bebidas alcohólicas y alimentos ricos en hidratos de carbono, pueden provocar un aumento de la multiplicación celular en algunas personas y consecuentemnte una producción exagerada de secreción sebácea. Los alimentos fritos, chocolate y pimienta, también pueden potenciar el cuadro.

Tratamiento: Tratar un paciente con eczema seborreico requiere de la “paciencia” y el compromiso que éste manifieste. Por ser una enfermedad crónica, las alternativas que se utilizan tienen como objetivo el control del cuadro clínico, tratanto que remitan los síntomas indeseables: descamación, prurito y enrojecimiento de la piel. Se basa en shampúes y lociones capilares que pueden tenere varios principios activos capaces de mejorar la sintomatología. En el caso de los niños, se deben utilizar sustancias capilares que contengan própolis, caléndula y salicílicos. Para personas jóvenes y adultos, se pueden utilizar compouestos ricos en Zinc, Cobre y Acido Salicílico. En los recién nacidos está indicado el uso de aceite minereal para remover las crostas. Como la seborrea puede afectar además del cuero cabelludo otras zonas de la piel, se indican creamas y jabones medicinales, a base de triclosan. En algunos casos se puede completar apelando a la radiación ultravioleta. Algunos de los especialistas indican que la dermatitis seborreica esta relacionada con un hongo llamado Piryrosporum ovale, que es huésped habitual de la piel. Estos profesionales, creen que al existir contaminación de las lesiones seborreicas, se debe agregar al tratamiento, medicación por vía oral a base de monociclina, clindamicina, eritromicina y otros antimicóticos que contengan compuestos imidazólinicos. Finalmente se debería completar el tratamiento con una alimentación rica en aminoácidos asociados a vitamina B6 (hígado, aves, banana, porotos, papas y productos integrales). No exponerse demasiado a los rayos solares, controlar el estrés y llevar una vida saludable, sin excesos.

 

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados