proyecto salutia logo   home contacto

Enfermedades

 

CIFOSIS

Las doce vértebras dorsales sostienen costillas. Los cuerpos vertebrales de la columna torácica tienen forma de corazón en un corte transversal. Su altura es intermedia en relación con las de los segmentos cervicales y lumbares. Las apófisis espinosas son largas, de forma triangular orientadas en dirección caudal, formando un ángulo agudo con el arco vertebral .

La curva torácica, de convexidad posterior, tiene la ventaja de aumentar la capacidad pulmonar, incluso la abdominal. El origen de la palabra cifosis procede de un vocablo griego que significa bóveda, convexidad. Esta deformación es la más frecuente de la columna vertebral y corresponde a la exageración de la convexidad posterior dorsal de uno o varios segmentos de raquis, con alteraciones de las vértebras que adoptan una forma típica “de cuña” .En la cifosis el núcleo se desplaza hacia atrás, se produce una separación en la parte posterior de los cuerpos vertebrales y una aproximación de la parte anterior. Ello origina una distribución desigual de la presión intradiscal. Aumenta la presión en los bordes anteriores de los cuerpos y los discos y disminuye en los bordes posteriores de los mismos. Se distienden los ligamentos, tendones y músculos situados en la convexidad y se retraen o acortan los situados del lado cóncavo de la curva. Las cifosis pueden provocar cuadros álgidos o ser asintomáticas. Las algias se localizan en el vértice mas acentuado de la deformación. Esta patología aparece aislada o en combinación con otras deformaciones como son la lordosis y escoliosis.

Actitud Cifótica (cifosis flexible)

Decimos que una cifosis es flexible cuando su enderezamiento puede ser obtenido por un simple esfuerzo voluntario de la persona que lo padece. No existen deformaciones óseas
El aspecto morfológico y la localización de esta actitud cifótica dependen del tipo genético del individuo y de su modo de equilibración general. La actitud cifótica es inseparable del desequilibrio general de la actitud. Sus orígenes son del orden psicomotor. No obstante, ciertas causas ocasionales pueden coadyudar a la desviación, tales como la astenia general habitual u ocasional, el sedentarismo, y deficiencias del orden fisiológico. La columna dorsal necesita para su equilibrio la tensión tónica permanente de los músculos de los canales dorsales, ya que sola no puede encontrar el equilibrio mecánico. Por lo tanto, cualquier descenso de potencial vital viene expresado, en primer lugar, por la búsqueda de un arriostramiento ligamentoso arrollando el raquis dorsal. Los factores condicionantes que pueden posibilitar una cifosis son: Malos hábitos posturales - Actitudes escolares y/o profesionales - Predisposiciones morfogenéticas.

Cifosis rígida (o fijada)

 Resultante muchas veces de una actitud cifótica inveterada y en particular, del sedentarismo. La ausencia de extensión dorsal conlleva una limitación progresiva de las posibilidades articulares de dicha extensión. Es una cifosis que no se endereza ya con el esfuerzo muscular y poco mas tarde ni con movilización manual.
En el niño, sin embargo, las cifosis rígidas que se pueden encontrar aparecen como verdaderas deformidades óseas, relacionadas al parecer con un tipo genético particular. En este sentido se puede hablar de una cifosis verdadera , en oposición a las cifosis más o menos rígidas del adolescente y del adulto.
Estas cifosis verdaderas tienen un aspecto particular son: dorsales alta y de radio corto y su reducción es muy difícil.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados