proyecto salutia logo   home contacto

Enfermedades

 

DENGUE

El Dengue es una enfermedad infecciosa febril aguda causada por un virus de la familia Flaviridae y es transmitida a través de un vector, el mosquito Aedes aegypti, también infectado por el virus. El período de incubación de la enfermedad varía de 3-14 días con una media 4-7 días. Los enfer­ mos son infectantes para los mosquitos desde el día previo al inicio de los síntomas hasta el 5° de la enfermedad. No se transmite de persona a persona. Actualmente el Dengue es considerado uno de los principales problemas de salud pública en todo el mundo, especialmente en los países con clima tropical. Tipos de Dengue: En todo el mundo existen cuatro tipos de Dengue, ya que el agente etiológico posee cuatro serotipos diferentes: DEN-1, DEN- 2, DEN- 3 y DEN- 4.

SÍNTOMAS DEL DENGUE

El dengue clásico es generalmente benigno. Si la infección es causada por cualquiera de los cuatro tipos (1, 2,,3, y 4) virus del dengue se producen las mismas manifestaciones. La identificación del tipo de virus del dengue que causo la infección es irrelevante para el tratamiento de la persona enferma.

El dengue es una enfermedad que en la mayoría de los casos (más del 95%), causa malestar y trastornos, pero no trae riesgo para la vida de las personas infectadas. Esta enfermedad virósica se presenta con signos y síntomas comunes a otras virosis: se inicia con aumento de temperatura corporal, fiebre de 39° a 40°. Puede manifestarse también con cefaleas (dolor de cabeza), dolor retro-ocular (dolor detrás de los ojos), astenia (postración), mialgia (dolor muscular), náuseas y/o vómitos y a veces dolor abdominal. Puede suceder que luego de 3 o 4 días del inicio de los síntomas aparezca un exantema (manchas rojizas en la piel) parecido al sarampión. Otros signos clínicos que se pueden agregar son la epistaxis (sangrado de nariz) y la gingivorragia (sangrado de encías). La mayoría de las personas que se infectan con Dengue, después de 4 o 5 días, comienzan a mejorar y se recuperan completamente en forma gradual en 10 días. Sólo en pocos casos, al tercer día del inicio del cuadro clínico, luego que el síndrome febril comienza a ceder, puede ocurrir una disminución acentuada de la tensión arterial. Este descenso de la tensión arterial es el inicio de la forma más grave de la enfermedad, llamado Dengue Hemorrágico. Esta denominación puede dar lugar a confusión, porque puede ocurrir que el sangrado no sea visible y la gravedad del cuadro clínico está en el descenso brusco de la tensión arterial, que si no se revierte con tratamiento adecuado puede llevar a un estado de shock y muerte. Esta forma grave la pueden padecer las personas que ya tuvieron una infección previa con el virus, pero hay que advertir, que en algunos casos la pueden sufrir personas que la padecen por primera vez. El enfermo se recupera generalmente sin ningún tipo de problema. Es importante que se entienda si esta enfermedad como muchas otras infectocontagiosas deja inmunidad posterior a las personas que la padecen. Las personas infectadas quedan inmunizadas solamente contra el tipo de virus (1, 2, 3 y 4) que causó el Dengue, pero no están inmunizadas contra los otros 3 tipos. Las personas que ya sufrieron la infección en una oportunidad, tienen que ser advertidas que están vulnerables a sufrir un segundo episodio infeccioso por cualquier de los otros virus del Dengue, que puede tener una gravedad mayor que el primero (por ejemplo el primer episodio pudo ser un Dengue Clásico y el segundo episodio un Dengue Hemorrágico). Existen diferentes teorías para explicar el surgimiento del Dengue Hemorrágico. Algunos afirman que se produce en una población que tuvo una alta incidencia de haber padecido un primer episodio de Dengue, es decir, en áreas endémicas. En estos casos habría una exposición secuencial a un segundo tipo de virus, lo que causaría el dengue de tipo hemorrágico. Para otros investigadores, el Dengue Hemorragico dependería de la mayor virulencia de determinadas cepas de virus, es decir, existirían formas virales más agresivas que otras. Finalmente una última interpretación, es que las formas hemorrágicas del Dengue estarían más asociadas al virus tipo 2.

TIPOS DE DENGUE

•  Infección inaparente : La persona está infectada por el virus, pero no presenta síntomas ni signos físicos.La mayoría de las infecciones por Dengue no preenta síntomas. De cada 10 personas infectadas por el virus 1 o 2 presentan síntomas de la enfermedad.

•  Dengue Clásico : Es la expresión más leve de la enfermedad y se parece mucho a un estado gripal común. Los síntomas se inician por lo general luego de 5 a 7 días después de la picadura del mosquito. La fiebre es alta (39°), con dolor de cabeza, cansancio, dolores musculares y articulares, pueden existir también nauseas y vómitos, manchas rojas en la piel, dolor abdominal (especialmente en los niños). Estos síntomas durante hasta una semana y después de este período puede seguir un estado de convalescencia en el cual el paciente se siente asténico.

•  Dengue Hemorrágico : Es una forma grave de la enfermedad y se caracteriza por alteraciones en a coagulación de la sangre del paciente infectado. Inicialmente comienza con un cuadro de Dengue Clásico pero luego del tercer día evoluciona a un cuadro hemorrágico, originado por los trastornos en la coagulación. Este sangrado se da en los pequeños vasos de tejidos y de órganos internos, por lo que puede haber hemorraqgias nasales, gingivales, urinarias, gastrointestinales y uterinas. Este tipo de manifestación clínica (fiebre alta y hemorragias) puede ocasionar un cuadro de hipotensión arterial severo, pudiendo producir shock y hasta la muerte si no se trata con rapidez.

•  Sindrome de Shock por Dengue: Es la manifestación más grave de la enfermedad, ya que se caracteriza por una caída de la tensión arterial que lleva a la lipotimia y al estado de shock. El paciente presenta un pulso débil, apenas perceptible, inquietud, mareos, obnubilación, palidez extrema y hasta pérdida de la conciencia. Este cuadrose acompaña con alteraciones neurológicas, cardiorrespiratorias, insuficiencia hepática, hemorragia digestiva y respiratoria. Las trastornos neurológicos pueden expresarse por somnolencia, depresión o irritabilidad extrema, psicosis, amnesia o parálisis folcalizadas. También esta forma clínica lleva a la muerte si no se trata precozmente.

LO QUE HAY QUE SABER PARA PREVENIR EL DENGUE

 El Aedes aegypti es un mosquito pequeño, oscuro con rayas blancas en el dorso y en las patas ; de hábitos domésticos, sigue al hombre en sus desplazamientos. Elige los interiores o exteriores de las viviendas con lugares frescos y oscuros. Se alimentan de néctar y jugos vegetales, siendo la hembra quien después del apareamiento necesita sangre para la maduración de los huevos. La hembra utiliza recipientes con agua (floreros, portamacetas, latas, botellas, tambores, cubiertas usadas, etc.) para depositar sus huevos próximos a la superficie quedando adheridos a la parte interna de los recipientes artificiales o naturales que se convierten en criaderos de estas especies. Eclosionan en 2-3 días convirtiéndose en larvas, en condiciones favorables de temperatura y humedad. Los huevos constituyen la fase de resistencia del ciclo dado que pueden mantener vivo el embrión hasta 10-12 meses. Luego de una ingestión de sangre infectante, el mosquito puede transmitir el agente después de un período de 8 a 12 días de incubación extrínseca dependiendo de la temperatura ambiental. En la actualidad el uso extendido de envases no retornables de lenta o nula degradación, abandonados en espacios públicos y en domicilios; así como otros elementos considerados “utiles” que conservan pequeñas cantidades de agua por varios días; se convierten en los criaderos adecuados para la proliferación del mosquito vector del Dengue y la Fiebre Amarilla. Otros factores que se suman son: temperatura y humedad adecuada, alta concentración poblacional, y países vecinos con endemias de dengue y brotes de fiebre amarilla y migrantes hacia y desde los mismos.

PREVENCIÓN DEL DENGUE

PREVENCIÓN SOBRE EL VECTOR Y SU AMBIENTE: Recomendaciones del Ministerio de Salud del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Son medidas que pueden tomar todos los vecinos en sus domicilios y en el barrio, y están dirigidas a los recipientes buscando su eliminación o alteración de sus condi­ciones para no permitir el acúmulo de agua y la proliferación de los mosquitos para evitar la aparición o diseminación de estas enfermedades:

  • Evite tener recipientes que contengan agua estancada , tanto dentro como fuera de su casa.
  • Renueve el agua de floreros y bebederos de animales día por medio.
  • Deseche todos los objetos inservibles que estén al aire libre y en los que se pueda acumular agua: tales como latas, botellas, neumáticos, juguetes, etc.

•  Mantenga boca abajo los recipientes que no estén en uso: baldes, frascos, tachos, y macetas, entre otros.

  • Tape los recipientes utilizados para almacenar agua (tanques, barriles o toneles).
  • Altere la estructura ( agujerear, romper, aplastar o colocar arena) de los recipientes que no puedan ser eliminados o cambiados de posición y cuya permanencia pueden constituir potenciales criaderos.
  • Limpie canaletas y desagües pluviales del domicilio
  • Evite la colocación de botellas plásticas atadas a los árboles y canteros

Para protegerse de la picadura de mosquitos utilice espirales, pastillas o líquidos fumigantes. Aplíquese repelentes en aerosol, crema o líquidos en las partes del cuerpo expuestas. Coloque mosquiteros o telas metálicas en las aberturas de las viviendas. Ante la aparición de síntomas, concurrir al servicio de salud más cercano.

Teléfonos útiles:

GCBA : 0800.999.2727

Instituto Pasteur: 4958 - 7304

Dpto. de Epidemiología, 4323-9000 int 3028

Dir. Gral. Inspección Higiene Urbana 4010-0300 int 13132 -Plagas 4010-0320.

Dir. Gral. Limpieza .4010-0300 int 13205.

Subsec. Espacio Publico: 4341-5200 int 112.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados