proyecto salutia logo   home contacto

Enfermedades

 

Enfermedad de Crohn

La Enfermedad de Crohn es una patología crónica que está incluída en lo que se denominan “enfermedades autoinmunes”. En este tipo de enfermedades los anticuerpos del propio individuo atacan “equivocadamente” a tejidos u órganos sanos de su propio organismo, porduciendo al principio un cuadro inflamatorio y luego lesiones más severas.

En el caso de esta enfermedad, el blanco atacado por los anticuerpos es el propio aparato digestivo del paciente. Esta enfermedad se la conoce desde hace 3 siglos, donde algunos de sus síntomas fueron descriptos por primera vez. Muchos autores la consideran una enfermedad genética y los genes que la ocasionarían están relacionados al par cromosómico 16. La enfermedad de Crohn, al contrario de lo que sucede con la colitis ulcereosa, puede afectar cualquier sector del aparato digestivo. Desde su inicio en la boca, hasta el ano, de acuerdo al área afectada, existirán diversos tipos de cuadros clínicos. Cada localización tendrán síntomas relacionadas con la función afectada, razón por la cual existirán diferencia con respecto a las careactereísticas y a la intensidad de los mismos. El cuadro clínico más común de la Enfermedad de Crohn es la Ileocolitis, que afecta al ileon o una parte todavía más inferior al intestino fino. Los síntomas más comunes experimentados son dolor abdominal y deposiciones diarreicas, que a veces son consecuencias de lesiones ulcerosas o abcesos que se forman en la pared intestinal afectada. Otra forma de manifestarse es la Ileitis, que solamente afecta la parte más inferior del inestino delgado o ileon. Son síntomas similares como la Ileocolitis, o sea dolor abdominal y diarrea, que cuando es intensa, se acompaña de pérdida del peso corporal. Otra forma de manifestación es la Gastroduodenal, cuando los órganos afecgados son el estómago y/o duodeno. En este caso, los síntomas más comunes son las náuseas y vómitos, que muchas veces se acompañan de epigastralgia. La pérdida de apetito se da en forma conjunta con una disminución del peso corporal manifiesto. No pocos son los casos que pueden finalizar en un cuadro de mal nutrición sino se los trata oportunamente. Cuando afecta al propio colon, adquiere una característica ulcerosa, y se la denomina colitis granulomatosa. Actualmente la enfermedad de Crohn no es curable, pero gracias a los avances de la medicina se puede controlar y la mayoría de las personas afectadas puede llevar una vida normal. Es importante recordar, tal como ocurre en otras patologías crónicas que existen episodios agudos, en formas de brotes, razón por la cual el tratamiento está dirigido a evitar la aparición de dichos brotes. Con respecto al tratamiento, podemos señalar que es fundamentalmente farmacológico. Dentro del grupo de medicamentos utilizados se encuentran los corticoides, que se emplean generalmente en los episodios agudos y los medicamentos inmunosupresores, como el metotrexato y la azatioprina entre otros, que se emplea en períodos mas prolongados.

Hay casos que se debe recurrir al tratamiento quirúrgico, donde se extirpa el segmento de intestino afectado, pero la enfermedad se instala a la brevedad en el intestino vecino a la operación. Finalmente debemos enfatizar que el tratamiento farmacológico es insuficiente si no se acompaña de otros medicamentos que actúan sobre los síntomas del pacientes, llamado "tratamiento sintomático" (p.ej. antiespasmódicos, antieméticos) y una dieta acorde con la región del aparato digestivo que fue afectada.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados