proyecto salutia logo   home contacto

Enfermedades

 

ENFERMEDADES PSICOSOMATICAS

Introducción: Las enfermedades psicosomáticas son aquellas que presentan un doble componente, orgánico y psicológico que interactúan, prolongando evolución y de no encontrarse una solución terapéutica terminan por convertirse en enfermedades crónicas.

Es interesante realizar una reflexión antropológica sobre el hombre y la salud a través del tiempo, que explique el porqué hoy existen más enfermedades psicosomáticas que en el pasado. El hombre contemporáneo tiene un modelo psicofisiológico de existir distinto al hombre del pasado. En los 30.000 años de selva que el hombre lleva a lo largo de su historia, los 10.000 años de granja y los 300 años de fábrica, se ha producido en él, en virtud de esta filosofía ocupacional, un cambio en su actitud existencial respecto a su inmediato mundo externo. De ser el hombre un ser preferentemente psicomotor, que vehiculaba sus tensiones y motivaciones a través del sistema neuromuscular en base a su vida nómada, tendencia a la huída, defensa y caza, fue necesariamente evolucionando, de la selva a la granja, a la fábrica y al sedentarismo, hacia un estilo de vida físicamente introvertido. En ese proceso las citadas tensiones se han ido vehiculizando autoregresivamente a través del sistema autónomo, hacia zonas viscerales, lesionándolas o al menos alterando su función, dando lugar a la aparición de enfermedades psicosomáticas. Existen innumerables ejemplos de enfermedades psicosomáticas, entre las más frecuentes encontramos: la úlcera gastroduodenal, el cólon irritable, las diversas dispepsias, el asma bronquial, distintas dermopatías y contracturas musculares.

COMPONENTES DE LAS ENFERMEDADES PSICOSOMÁTICAS: Dentro de este tipo de enfermedades se encuentran algunos de estos componentes que se mencionan a continuación:

•  El síndrome somático : cuya importancia radica en que se lo considere el único indicador de la enfermedad para un profesional organicista, o ser los síntomas físicos para las teorías muy psicogentetistas. Este síndrome aporta una información indispensable para el profesional asistente, ya que ayuda a elegir el psicofármaco que se correlacione con la personalidad y hasta con el conflicto.

•  Estructura psicopatológica: neurótica o psicótica. No existen enfermedades psicosomáticas sin psicopatología que le de origen y en defintiva lo que va a dar calidad a la curación no es la desaparición de la clínica orgánica sino la actuación sobre las estructuras psicopatológicas. Es allí donde radica la importancia de la acción psicofarmacológica y la psicoterapéutica.

•  Conflicto psicológico : Representa la psicopatología en si misma (corresponde como la médula al hueso).

•  Conflicto institucional : en relación con la medicina, lo que también cabe llamar los problemas generados en las malas relaciones médico-enfermo anteriores que lleva el paciente en su historia personal. Si el trastorno surge del permanente diálogo del hombre con su historia, parte de la clínica se expresa y genera en la relación médico-enfermo, se crea en la relación enfermo-sociedad y específicamente en las necesarias y malas relaciones y exploraciones previas con la institución asistencial.

•  La personalidad: Uno de los componentes principales de las enfermedades psicosomáticas es la personalidad del enfermo, en su doble vertiente, como grado de elaboración, como también capacidad adquirida de abstraer y mentalizar la propia situación mediante la inteligencia, siendo tan importante que no se Puede darse el siguiente ejemplo: un obrero agrícola y un intelectual humanamente son idénticos y medicamente distintos.

•  El nivel intelectual: No se puede comparar en importancia al anterior. Puede tratarse de una personalidad muy ruda y al mismo tiempo tener determinado talento que lo hacen ser lo que habitualmente se conoce como persona inteligente.

•  La personalidad pre-mórbida: (previa al desencadenamiento de la personalidad). A la personalidad la caracterizan rasgos y actitudes, a la enfermedad síntomas y signos. Los primeros orientan y deciden los segundos. Una medicina psicosomática que no Atiende a la personalidad previa es como la patología que rechaza a la fisiología. La psicología de la personalidad es menos sana inicialmente que la fisiología de un cuerpo concreto, por esta razón entre personalidad previa aya neurosis siempre existe una frontera mas establecida.

•  Nivel de fiabilidad del síndrome organoide: En su doble vertiente tanto de permanencia de los síntomas orgánicos, que aunque poco fiables siguen respondiendo a un mínimo trasfondo psicopatológico, como fiabilidad de la estructura psicopatológica, que por supuesto es más permanente que la organopatológica.

•  La ganancia primaria y secundaria: que se manifiestan en las enfermedades psicosomáticas. Unas algias pueden ser una buena defensa contra la culpa (ganancia primaria) o puede también ser un instrumento para mantener doblegado a todo el componente familiar (ganancia secundaria). La enfermedad tiene una misión homeostática y esto el médico lo tiene que tener muy en cuenta para saber cómo la tiene que tratar.

•  Antigüedad de la enfermedad psicosomática : El factor de cronicidad, a través de malas experiencias con médicos, de acostumbramiento a la enfermedad, de adición terapéutica de todo género y en definitiva, del nacimiento de enfermedades iatrogénicas derivadas de la enfermedad inicial.

•  El conflicto social: Este puede ser tanto causa como consecuencia de las enfermedades psicosomáticas y será tanto más lo primero cuanto más actividad proyectiva. El conflicto social puede estar localizado dentro o fuera del contexto familiar y también impedir la maduración de la personalidad a tal punto, que la predisponga a padecer enfermedades psicosomáticas.

DIFERENCIAS ENTRE LAS ENFERMEDADES PSICOSOMÁTICAS Y LAS ENFERMEDADES SOMÁTICAS

Hay rasgos que diferencian estos 2 tipos de enfermedades, que quedan expresados en varios niveles:

•  El etiopatogénico: las enfermedades somáticas provienen de una descompensación preferentemente física y localizada, en cambio las enfermedades psicosomáticas son la consecuencia de una elaboración patológica de estímulos para el crecimiento preferentemente psíquicos, a lo largo de toda la biografía personal.

•  El clínico: mientras el médico generalista selecciona y evalúa los signos de la enfermedad somática, el médico especialista medicina psicosomática se introduce en los síntomas, siendo el signo un fenómeno corporal para ser contabilizado en la historia clínica y el síntoma una vivencia emocional difícil de transmitir.

•  El terapéutico: mientras la patología somática se dirige a la expresión física de la enfermedad, a medicina psicosomática intenta acudir en socorro de la descompensación de la personalidad.

•  El asistencial: la patología psicosomática es biográfica o longitudinal (factor biológico, psicológico ambiental), siendo la somática biológica y más horizontal. En el primer caso es el hombre insertado, en el segundo, el cuerpo extraído.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados