proyecto salutia logo   home contacto

Enfermedades

 

NEUROSIS

El término neurosis fue instalado por el médico escocés William Cullen en el año 1769 para indicar “desordenes de sentidos y movimiento” causadas por “efectos generales del sistema nervioso”. Etimologicamente deriva de dos palabras griegas: neuron (nervo) y osis (condición anormal o de enfermedad). En la psicopatología moderna es sinónimo de psiconeurosis o disturbio neurótico y se refiere a cualquiere desorden mental que cause tensión pero que no interfiere con el pensamiento racional o con la capacidad funcional de una persona. Esa es una diferencia importante en relación al término psicosis, que presupone un desorden funcional del psiquismo mucho más severo.

La teoría psicoanalítica es una herramienta eficaz para lidiar con éxito contra algo que según Sigmund Freud puede seer causado por emociones de una experiencia pasada causando un fuerte sentimiento que dificulta la rección o interfiriendo en la experiencia presente. Por ejemplo: alguien que fue atacado por un perro cuando era niño podría tener “fobia” o un temor intenso a los perros en su edad adulta. Este autor por esa razón reconoce que algunas fobias serían simbólicas y expresarían un miedo reprimido. En la teoría de la Psicología Analítica, de Carl Jung, la neurosis resulta de un conflicto entre dos partes psíquicas, de las cuales una debe ser inconsciente. Hay diversas formas específicas de neurosis: por ej. La piromanía, los trastornos obsesivos-compulsivos, la ansiedad, la histeria y múltiples tipos mas. Todas las personas tienen algunos s´9intomas neuróticos, frecuentemente manifestados por los mecanismos de defensa del ego, que las ayudan a convivir con la ansiedad. Cuando esos mecanismos de defensa comienzan a provocar dificultdades en diario vivir, son llamados “neureosis” y son tratados ya sea por el Psicoanálisis o la Psicoterapia, u otras técnicas psiquiátricas. A pesar de su larga historia, el término “neurosis” no es mas de uso común. Existe una clasificación actualizada, y se las rotula con el nombre de “ansiedad y desórdenes depresivos”. Hay que reconocer, de todos modos, que el término “neurosis” continúa siendo controvertido y se intenta encontrar un término apropiado para sustituírlo. Normalmente el neurótico está muy sujeto a enfermedades físicas como emocionales. Realizando investigaciones más profundas y estudiando los “porqués” se llegaría a la conclusión que la susceptibilidad a enfermar esta relacionada en el condicionante psicológico y con la disminución de las defensas orgánicas del individuo. También se ha constatado que las personas que presentan ciertos rasgos neuróticos de personalidad, como la ansiedad crónica, o pesimismo y también la hostilidad, tienen fuertes probabilidades de sufrir enfermedades psicosomáticas cuando superan los 40 años de edad. Existen también otros compartamientos neuróticos que acompañan el diario vivir de las personas, sin que se repare en ellos, tales como: verificar si las luces están apagadas en forma repetitiva, comprobar más de una vez si la puerta de entrada quedo cerrada con llave. Otro ejemplo está representado en las personas que tienen miedo al contagio de alguna enfermedad infecciosa, y lavan obsesivamente sus manos decenas de veces por día, revelando una compulsión de aseo exagerado con respecto al riesgo al que se creen expuestas. Muchas personas neuróticas, por su inmadurez emocional se manifestan en general egoístas y egocentristas, orgullosos (máscara exterior que muchas veces disimula muchos complejos), ambiciosos y ávidos de poder y dominio. Las principales manifestaciones de la neurosis son una inseguridad angustiante, recordando y comentando en forma reiterada de las fallas y los errores cometidos en el pasado, demostrando exagerada preocupación y tratando de justificar las culplas siempre con racionalización.

El temor es el elemento esencial para cualquier neurosis. Por ello, muchos pacientes neuróticos se vuelven superticiosos por su inseguridad. Angustiado, convive con la falsedad en que asienta sus vivencias, refugiandose en continuas máscaraqs de racionalización permanente y a veces perediendo su identidad.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados