proyecto salutia logo   home contacto

Estres

 

ESTRES EN EL TRABAJO

El estrés en el trabajo aparece porque el ambiente laboral se modifica permanentemente dado el gran avance de la tecnología que resulta más veloz que la capacidad de adaptación de los trabajadores. Los operarios y profesionales viven en la actualidad en continua tensión no sólo en el ambiente de trabajo sino también en otros aspectos de su vida.

El estrés en el trabajo es una conjunción de estresores propios de la vida laboral y otros de la vida cotidiana. Una persona, además de las habituales responsabilidades ocupacionales, además de la continua competitividad exigida por las empresas, además de las necesidades de capacitación continua, tiene que luchar para superar los estresores cotidianos de la vida en sociedad, tales como la seguridad social, la mantención de su familia y las exigencias culturales propias. Es muy posible que todos esos nuevos desafíos superen los límites de adaptación de los individuos, determinando un estado de estrés. El tipo de desgaste a que las personas estan sometidas permanentemente en los ambientes y las relaciones con el trabajo son factores determinantes de enfermedades. Los agentes estresores psicosociales son tan potentes como los gérmenes y las noxas físico-químicas ambientales, en el origen y el desarrollo de patologías. Tanto el operario como el ejecutivo, pueden presentar alteraciones por acción de los agentes estresores psicosociales. El desgaste emocional que muchas personas sufren en las relaciones laborales puede llegar a condicionar estados asociados al estrés, tales como depresión, ansiedad patológica, pánico, fobias y otras patologías psicosomáticas. Es decir, que la persona que padece estrés en el trabajo en general no responde a los requisitos de su función laboral y puede encontrarse irritable y/o deprimida. Además de los factores externos que están expresados por los extresores del medio ambiente, están otros que son intrapsíquicos (endógenos) que también contribuyen para mantener a las personas extresadas, como la sensación de inseguridad en el empleo, sensación de incapacidad profesional, sentir la presión que motiva la evaluación periódica de su eficiencia laboral, o lo que también hay que mencionar la inseguridad en el ejercicio profesional, con la impresión continuada de estar cometiendo errores profesionales. Otros factores internos lo constituye la suma de sus temores y miedos, motivados por los conflictos, las frustraciones y los que pueden provenir de una familia disfuncional.

CAUSAS DE ESTRÉS EN EL TRABAJO

a) Sobrecarga: La sobrecarga que se sufre en el ámbito laboral esta representado por 4 tipos de agentes estresores:

•  Urgencia en el cumplimiento de un trabajo específico

•  Responsabilidad excesiva

•  Falta de reconocimiento y apoyo

•  Expectativas excesivas de nosotros mismos y de aquellos que conviven con nosotros.

b) Falta de estímulos: La jubilación puede ser un ejemplo. Hay trabajos que llegaron a la conclusión que el riesgo de un accidente cerebrovascular o cardiovascular aumenta en los dos primeros años luego de haberse jubilado. En esos casos la condición asociada al estrés puede ser el tedio, la sensación de inutilidad o la soledad. Cuando se desarrolla una tarea laboral insignificante o que no se tiene noción de porqué se la hace, puede convertirse en un estímulo estresante.

c) Ruido: El ruido ambiental en el área laboral, puede producir estrés en el trabajo. En este caso hay estimulación del Sistema Nervioso Simpático, provocando irritabilidad y disminuyendo el poder de concentración. Este estímulo auditivo puede causar también alteraciones en funciones fisiológicas esenciales, como en el caso del aparato cardiovascular. También una función glandular afectada por esta noxa ambiental, es la secreción de testosterona, que disminuye notablemente.

d) Alteraciones del sueño: Los operarios que hacen turnos alternados en su trabajo suelen sufrir de insomnio. Puede ocasionarse por esta razón, estados de irritabilidad y dificultad en la relación social y familiar.


e) Falta de perspectivas: Hay ambientes de trabajo donde hay incertidumbre del futuro de la empresa, que determina perspectivas pesimistas. No es cierto que un obrero o empleado temeroso produce más y mejor. El temor motiva para la acción por un breve período de tiempo, según la fisiología del estrés, pero inevitablemente llega un estado de agotamiento con resultados imprevisibles.

 

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados