proyecto salutia logo   home contacto

Hepatitis

 

HEPATITIS A

Introducción: El virus de la Hepatitis A es un virus RNA (su información genética es escrita en una cadena de acido ribonucleico) transmitido por vía fecal-oral, es decir, alimentos y agua contaminados con materia fecal. Períodode incubación : es de 2 a 6 semanas y el tiempo que leva hallar en virus en la sangre es de 5 a 7 días.

Por lo tanto, la transmisión parenteral (por via sanguínea) es excepcional. Como se tratra de una virosis que se trasmite por la via fecal-oral, este tipo de contagio se asocia a condiciones socioeconómicas y culturales y es más común en los países no desarrollados, donde pueden ocurrir epidemias. Síntomas: La mayoría de los paciente no presentan síntomas, particularmente los niños, que presentan síntomas inespecíficicos que se asemeja a un estado gripal. Por ese motivo, muchos adultos descubren que ya tuvieron hepatits A a través de exámenes de sangre. Cuando aparece la sintomatología típica, hay coloración amarillenta de piel y mucosas (ictericia), fatiga, falta de apetito, náuseas y dolores articulares y musculares, ocasionalmente cursa con febrícula y dolor hepático. La Hepatitis A nunca evoluciona a la cronicidad y raramente es fulminante (menos que el 1%). Manifestaciones sistémicas son raras e incluyen crioglbulinemia, nefritis, vasculitis y meningoencefalitis. La evolución más común es la recuperación completa en 3 semanas, pero en algunos casos puede llevar hasta 6 meses después de iniciada la enfermedad.. Fisiopatología: El virus de la Hepatitis A, se concentra principalmente en el hígado, pero puede también ser hallado en el estomago y en el intestino. El virus no destruye las células del hígado. Diagnóstico: El diagnóstico de Hepatitis A es realizado por la detección de anticuerpos específicos. Los anticuerpos aparecen en 2 variedades : UgM e IgG, siendo que el primero aparece en la infección aguda y el segundo, después de la curación, permaneciendo por toda la vida y protegiendo contra nuevas infecciones.

Tratamiento: Esta basado en medidas higiénicas-dietéticas, y tiene como soporte el reposo físico. Se sugiere interrumpir temporalmente el uso de medicaciones que puedan perjudicar el hígado. En la alimentación se tienen que prohibir los alimentos grasos, las bebidas alcohólicas y el café. Deben tomarse medidas preventivas con respecto a los convivientes, conservando una higiene estricta en el baño fundamentalmente y en los utensilos de cocina (tienen que ser de uso del paciente). Rara vez una hepatitis A es fulminante. Prevención: Las medidas generales son higiénicas. Si hay un contacto de riesgo con el paciente se puede utilizar la inmunoglobulina A, si se administra a los pocos días (eficacia del 85%). La vacuna otorga el 94% de protección después de administrar 2 dosis, llegando a durar hasta 20 años de aplicada.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados