proyecto salutia logo   home contacto

Hepatitis

 

HEPATITIS C

El virus de la Hepatitis C fue aislado por primera vez en el año 1989. Hasta ese año toda hepatitis viral que no podía ser identificada como originada por el virus A o virus B, se denominabfan “hepatitis no A, no B”. Recien a partir de noviembre de 1993 comenzó a ser detectada la presencia del virus de la hepatitis C en dadores voluntarios de sangre. Hasta ese entonces probablemente haya ocurrido transfusiones de sangre con el virus de la Hepatitis C, y muchos de los que la recibían se convirtieron en portadores del virus evolucionando a una forma crónica. Como veremos más adelante, muchas personas infectadas de Hepatitis C no presentan síntomas y descubren la infección cuando van a donar sangre.

SINTOMAS DE LA HEPATITIS C

La infección de esta hepatitis viral progresa lentamente, lo que dificulta el reconocimiento de los síntomas. A veces comienza como un cuadro similar a una gripe común. Es muy infrecuente la aparición de ictericia (color amarillento de piel y mucosas). Esta situación puede provocar que muchos portadores del virus de la Hepatitis C, ignoren su situación por muchos años, por lo cual se crean dos problemas:

1) que por desconocer su condición de infectado, el portador contagie involunariamente ya sea por contacto sexual o sanguíneo a personas sanas de su entorno,
2) que presente un alto riesgo que la hepatitis finalice en un cuadro de cáncer hepático o cirrosis hepático. La mayoría de las veces, cuando esta hepatitis evoluciona a la cronicidad puede estar asociada a síntomas como náuseas y vómitos, dolores musuculares y articulares, fatiga. El porcentaje de pacientes con hepatitis crónica puede desarrollar una cirrosis.

CONTAGIO DE LA HEPATITIS C

Como es una virosis altamente infecciosa, la vulnerabilidad a esta enfermedad está determinada por la exposición al virus. Este se encuentra en la sangre de los enfermos y en sus fluídos genitales. Desde ya que el contagio por vía sanguínea se puede producir en los bancos de sangre, donde se administra sangre y derivados (plasma, plaquetas, etc.) y también en los centros de Hemodiálisis. No vamos a omitir el grupo de drogadictos endovenosos y las personas tatuadas, como grupos de riesgo vulnerables al contagio. El sexo no seguro, sin utilizar preservativo en los contactos sexuales, aumenta el riesgo del contagio de la Hepatitis C. Se cree que un 40% de personas infectadas ignora su condición.

GRUPOS DE RIESGO DE LA HEPATITIS C

Pacientes que hayan recibido transfusión o hemoderivados

Pacientes que recibieron tratamientos invasivos (endoscopías o cirugías)

Drogadictos endovenosos que comparten agujas y jeringas

Hombre entre 30 a 49 años

Hijos de portadoras del virus de la hepatitis C

Parejas de portadores/as de personas incluidas en grupos de riesgo

Profesionales de la salud

Pacientes que hayan tenido una enfermedad de transmisión sexual

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados