proyecto salutia logo   home contacto

Hepatitis

 

HEPATITIS AGUDA

Las hepatitis agudas son aquellas cuyos signos y síntomas se manifiestan en forma aguda en la primera fase de la enfermedad. No todas las hepatitis tienen esta fase, ya que muchas de ellas son asintomáticas. El diagnóstico de las hepatitis agudas se sustenta en los signos y síntomas que presentan y en la identificación de los diferentes tipos de virus en la sangre de los pacientes infectados, o por el dosaje de inmunoglobulinas específicas, que el organismo sintetiza para dar respuesta a la la agresión viral.

El cuadro clínico puede ser muy variable: desde síntomas que simulan una gripe estacional hasta cuadros clínicos de pronóstico severo como son las hepatitis fulminantes.El período de incubación varía desde dos semanas hasta seis meses en la Hepatitis A y de seis semanas a seis meses en la Hepatitis B. La enfermedad en la fase aguda se manifesta por síntomas generales de malestar, fatiga, pérdida del apetito y otro más específicos como náuseas, vómitos y fiebre. También pueden existir signos inequívocos de la enfermedad como lo son la ictericia (color amarillento de piel y mucosas), evacuación de materia fecal decolorada y micción de orinas oscuras. Las hepatitis agudas se clasifican en virósicas y no virósicas. Las virósicas son las que se detallan a continuación:

1)Hepatitis A (HVA) de transmisión fecal-oral, por contaminación de agua y alimentos. No se transmitd por la sangre, salvo que sea durante la fase aguda. La tasa de mortalidad es muy baja y no evoluciona a la cronicidad.

2)Hepatitis B (HVB) que se transmite por contacto con sangre o sus hemoderivados, por vía sexual o por la llamada “transmisión vertical” de madre infecgtada a recién nacido, en el momento del parto. Los grupos de riesgo incluyen a homosexuales, drogadictos intravenosas, pacientes en hemodi´{alisis y profesionales de la salud. Puede evolucionar a una curación espontanea y completa, para una hepatitis fulminante o mas tardíamente, evolucionar en forma crónica con posibilidad de finalizar en una cirrosis o cáncer hepático.

3)Hepatitis C (HVC) de alta incidencia entre drogadictos intravenosos. De los casos de hepatitis agudas contraídas por transfusión de sangre, el 80% tienen origen en el virus de la Hepatitis C. La mayor parte de los casos de hepatitis C evoluciona a la forma crónica.

4)Hepatitis D , causada pñor el agente delta, solamente se desarrolla en asociación con Hepatitis B. Es endémica en algunas áreas.

5)Hepatitis E (HVE) transmitida por agua contaminada. Tiene una forma epidémoica en Asia, en norte de Africa y en Mexico. Corresponde quizás a la antigua denominación de las hepatitis no A-no B de transmisión fecal-oral.

6) Hepatitis F, causada por una partícula viral detectacda en pacientes sometidos a transplante hepático.

Otros tipos de hepatitis virales agudas son causados pore virus como el Epstein-Barr, citomegalovirus y el virus del herpes, responsables del 20% de los casos de hepatitis post-transfusión de sangre, especialmente en pacientes inmunocomprometidos.

Finalmente mencionaremos que existen hepatitis agudas no virósicas, que cursan con un proceso agudo y su origen puede ser diverso: desde la acción hepatotoxica de medicamentos hasta la acción de ciertas sustancias químicas.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados