proyecto salutia logo   home contacto

Menopausia

 

OSTEOPOROSIS

Generalidades: es una enfermedad caracterizada por disminución de la masa ósea y deterioro de la estructura del hueso, que hace que el mismo se hace más frágil y más vulnerable a las fracturas. En la actualidad la osteoporosis es considerada una enfermedad crónica, que puede aumentar la tasa de mortalidad general, especialmente en las mujeres. Las variaciones en la masa ósea durante la infancia y adolescencia constituyen un determinante para padecer fracturas osteoporóticas en la vida adulta y en la tercera edad. Por tal motivo se advierte que el peligro de fracturas osteoporóticas en los ancianos, depende por una parte del máximo masa ósea adquirida y por otra de la rapidez de la pérdida de ésta. Se ha estimado que el riesgo de fractura a los 70 años pudiera duplicarse si en los primeros 30 años de la vida, la ingestión de calcio fue baja.

PREVENCIÓN DE LA OSTEOPOROSIS

La prevención de la osteoporosis requiere el conocimiento previo de los factores que intervienen en la mineralización del esqueleto, para actuar sobre aquellos que puedan ser susceptibles de modificarse con medidas específicas en caso necesario. Los factores que intervienen en la mineralización del esqueleto son diversos y muchas veces interactúan potenciando sus efectos. A continuación se señalan los más importantes:

a) Factores genéticos : Tiene que indagarse la salud ósea y cálcica entre las mujeres que vienen de la vía materna de la familia. Los factores genéticos son responsables del 60 al 80% de la variabilidad del contenido mineral óseo en la población normal. Actualmente se acepta que la regulación de la masa ósea es un proceso en que intervienen muchos genes (proceso poligénico) y condición la producción de hormonas que intervienen en el metabolismo del calcio. Las mujeres de raza negra tienen valores de masa ósea superiores a las caucásicas y éstas mayores que las asiáticas.

b) Factores nutricionales : Otro de los pilares básicos para la formación de la estructura ósea es la calidad de la nutrición. Lo hace por el aporte directo de alimentos que liberan energía y los que forman estructura, siendo las proteínas junto con los micronutrientes (minerales y vitaminas) las que cumplen esa función. Entre los alimentos que contienen más de 100 mg de calcio por cada 100 gramos de porción comestible se encuentran los siguientes: LACTEOS: leche de vaca (125 mg) queso blanco descremado (150 mg), queso en porciones (750 mg), yogur desnatado (176 mg.) OTROS ALIMENTOS: almendras sin cascara (254 mg) avellanas sin cascara (200 mg) acelgas (150 mg) pan blanco (100 mg) y pan integral (100 mg). La mayor parte de las verduras aunque contienen calcio a una concentración baja,

c) Factores hormonales: Distintas hormonas y factores de crecimiento intervienen en la mineralización del esqueleto; algunas estimulando la osteogénesis (síntesis del tejido óseo) otras inhibiendo la reabsorción y otras favoreciendo éste último proceso. Entre ellas se destacan: la hormona de crecimiento, esteroides gonadales, la insulina, glucocorticoides, hormonas tiroideas y de paratiroides.

d) Estilos de vida: Primeramente hay que mencionar la conducta alimentaria, con respecto a la preferencia de ciertos alimentos que carecen de los macro y micronutrientes y que son indispensables para prevenir la osteoporosis. Pero además hay que enfatizar en la importancia de la actividad física para el proceso de mineralización y evitar el consumo de sustancias nocivas para el mismo, como tabaco, las bebidas alcohólicas y las anfetaminas.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados