proyecto salutia logo   home contacto

Menopausia

 

TRASTORNOS DE LA MENOPAUSIA

GENERALIDADES: La mujer que llega al fin de su etapa reproductiva, sufre un descenso brusco de sus hormonas sexuales, responsables de cambios anatómicos y fisiológicos en su organismo, como también la aparición de diversas patologías que son infrecuentes en la premenopausia.

A continuación describiremos los trastornos de la menopausia más importantes: OSTEOPOROSIS: Con el objeto de mantener la estructura ósea, existe un proceso de reciclado permanente, que tiene el objetivo de reemplazar el tejido óseo viejo por medio de un proceso conocido por osteogénesis, logrando una estructura ósea nueva. La caída del nivel de los estrógenos en la postmenopausia, dificulta dicha osteogénesis, ya que no se logra reemplazar la totalidad del hueso viejo. La resultante es la pérdida de la consistencia y la densidad de los huesos, quedando debilitados y vulnerables a los traumatismos. La fragilidad de los huesos puede llegar a tal magnitud, que pueden fracturarse sin que medie golpe, caída y/o traumatismo, es decir una fractura “espontánea”, que técnicamente se la llama “patológica” para diferenciarla a las comunes, que se denominan “traumáticas”. Existe un estudio que puede evaluar la pérdida de la matriz ósea de los huesos conocido como Densitometría ósea, que informa el porcentaje de calcio faltante comparando los valores normales de acuerdo a los diferentes grupos etáreos. Para hacer frente a esta situación las mujeres deben tener una conducta preventiva antes de llegar a la menopausia, que está relacionada al estilo de vida: Dietas ricas en calcio y vitamina D, actividad física adecuada para mantener la elasticidad de los miembros, de la cintura escapular y la cintura pélvica.

AUMENTO DE LOS FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULAR : Existen otros trastornos de la menopausia más importantes para la salud. Las mujeres en edad reproductiva, tienen menos riesgo cardiovascular pues presentan niveles de estrógenos suficientes que actúan como protectores del accidente cardiovascular (infarto agudo de miocardio). Sin la protección hormonal las mujeres comienzan a padecer lo que se conoce como “trastornos de la menopausia” y/o “signos de la menopausia”. Los síntomas de la menopausia están relacionados con los factores de riesgo que van adquiriendo con la edad: sobrepeso-obesidad, hipertensión arterial, aumento del nivel sanguíneo del colesterol, como también del colesterol LDL y disminución del colesterol HDL. Es importante que las mujeres en la edad de la menopausia estén informadas que la obesidad y el sedentarismo condicionan la aparición de la hipertensión arterial, más aún, si no se restringe el uso de sal en las comidas. El riesgo de sufrir un Infarto Agudo de Miocardio en la mujer menopausia es similar al riesgo del hombre, de tal forma, que la primera tiene que cumplir con los controles clínicos (examen médico) y los estudios complementarios de Laboratorio (dosaje de glucosa, colesterol, HDL, LDL, Triglicéridos, Acido Urico,) y Electrocardiograma.

En los casos que las mujeres menopáusicas tengan 2 o más factores de riesgo cardiovascular, como Hipertensión Arterial, Tabaquismo, Aumento de Colesterol, Obesidad, Diabetes, etc. muchos cardiólogos prescriben una terapia hormonal, recurriendo a parches de estrógeno, para aumentar la protección cardiovascular. En estos casos, es necesario hacer controles semestrales, para evaluar las consecuencias de las hormonas en el organismo, ya que tienen capacidad carcinocinética, es decir, pueden “despertar” un tumor latente en la glándula mamaria. En consecuencia debe existir un examen ginecológico periódico, con palpación mamaria y estudio mamográfico.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados