proyecto salutia logo   home contacto

Menopausia

 

TRATAMIENTO DE LA MENOPAUSIA

Generalidades: El tratamiento de la menopausia fundamental se lo conoce por "terapia sustitutiva con estrógenos, estrogenoterapia o terapia hormonal". El tratamiento hormonal no es una solución para todos los problemas de la menopausia, ni tampoco es una receta para mantenerse eternamente joven.

Hace años la estrogenoterapia se realizaba a base de grandes y prolongadas dosis. El resultado era una estimulación intensa del endometrio (epitelio del útero), que ocasionaba efectos indeseables en el aparato genital. Posteriormente, se descubrió que la administración de estrógenos en dosis inadecuadas condicionaba la aparición del cáncer de útero y del cáncer de mama. Esta situación obligó a los médicos especialistas a iniciar investigaciones, cuyas conclusiones demostraron que el tratamiento de la menopausia tenía que basarse en dosis reducidas de estrógenos, de ser posible administrados en forma indirecta (parches transdérmicos), asociadas a la hormona progesterona, para equilibrar los efectos secundarios de los estrógenos. Terapia hormonal sustitutiva: Puede utilizarse el esquema continuo (sin pausas) o el cíclico. Son estrógenos conjugados equinos (0,625 mg/día); ó su equivalente, 17 beta-estradiol (2 mg/día). En mujeres que conservan su útero, al anterior tratamiento con estrógenos se asocian Progestágenos, por ejemplo, medroxiprogesterona o noretisterona (5 mg/día), administrados desde el día 12-15 hasta el 25 de cada mes. Otra forma de administración son los “parches transdermicos” de estradiol, que aplicados sobre la piel limpia e intacta, liberan de 50 a 100 mcg al día de forma continua. Se deben reemplazar dos veces a la semana. El tratamiento de la menopausia con estrógenos sólo disminuye algunos de los síntomas que produce: funciona para quitar “los calores” y sudoración nocturna, para mejorar los síntomas ocasionados por sequedad vaginal y hasta puede llegar disminuir la pérdida de calcio de los huesos. Se debe aclarar que este tipo de tratamiento debe evitarse en mujeres que presenten predisposición heredofamiliar al cáncer de mama o de endometrio. Contraindicaciones absolutas: Antecedentes de cáncer de mama. Antecedentes de cáncer de endometrio. Hemorragias uterinas de causa desconocida. Antecedentes de tromboflebitis o enfermedad tromboembólica. Enfermedades hepáticas. Contraindicaciones relativas: Miomas uterinos. Varices importantes. Alteración hepática crónica. Diabetes. Hipertensión arterial. Aumento anormal del colesterol y los lípidos. Obesidad. Tabaquismo. A fin de lograr éxito en el tratamiento de la menopausia sin efectos perjudiciales a la salud de la mujer, antes de comenzar el tratamiento hay que realizar una serie de requisitos: Historia clínica detallada. Examen físico (tensión arterial, peso, exploración de mama y del aparato genital). Citología vaginal y colposcopia. Biopsia de endometrio. Analítica que incluya colesterol, lípidos, lipoproteínas, FSH y LH, estradiol, prolactina y, en casos necesarios, curva de glucemia. Densitometría ósea (estudio del calcio de los huesos). Mamografía. Efectos positivos del tratamiento hormonal: El momento de iniciación de la terapia de reemplazo estrógenico con relación al momento de la instauración de la menopausia es importante. Entre más cerca del evento se inicie la terapia, más prevención de la pérdida ósea. Hasta los cinco años después del inicio de la menopausia muchas mujeres logran recuperar hasta el 50% del calcio perdido. Después se mantiene el nivel de masa ósea existente, pero hay recuperación de la pérdida. El efecto de los estrógenos sobre el aspecto psicológico de la paciente menopáusica se muestra favorable cuando se mejora la libido y la dispareunia (dolor en el coito). También se logra un alivio de síntomas como polaquiuria nocturna, calores con sudoración y la consecuencia más común, que es el insomnio. Se administran sólo estrógenos a las mujeres menopáusicas que sufrieron extirpación de su útero. En los casos de la mujeres menopáusicas que lo conservan, se administran los estrógenos junto con la progesterona, ya que esta última reduce el riesgo de sufrir cáncer de útero.

Consejos a tener en cuenta en la menopausia: No fumar. Realizar dieta equilibrada, hipograsa, rica en fibras, granos y vegetales. Debe incluir alimentos ricos en calcio. Tratar que su Indice de Masa Corporal sea menos que 25 (Fórmula de IMC= Peso / Altura x Altura). Actividad física periódica (caminar todos los días 45 minutos). Uso de lubricante para la sequedad de la mucosa vaginal. Controles ginecológicos anuales.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados