proyecto salutia logo   home contacto

Nutricion

 

ALIMENTACION EQUILIBRADA

Introducción: Una alimentación equilibrada fortalece entre otros beneficios fortalece el sistema inmunológico y ayuda a prevenir enfermedades invernales. Con la llegada del frío es común que disminuyan las defensas del organismo, que gasa más energía para mantener la temperatura corporal. Debido a este proceso, las mucosas se deshidratan, se resecan, favoreciendo los factores que provocan las enfermedades estacionales.

La alimentación equilibrada incluye vitaminas, minerales y antioxidantes, elementos de la dieta que fortalecen las defensas orgánicas, ya que constituyen una verdadera fuerza de choque para eliminar los gérmenes patógenos. Además de fortalecer la inmunidad orgánica, la alimentación equilibrada se refleja en otros aspectos vitales, como el trofismo de la piel, del cabello, uñas y dientes y hasta en el grado el bienestar psicofísico de las personas. El organismo necesita de una nutrición adecuada para satisfacer sus necesidades fisiológicas y metabólicas, que aparecen en el crecimiento y la mantención del organismo en forma integral. Una alimentación equilibrada aporta los nutrientes necesarios para el metabolismo celular, que a su vez produce varias sustancias químicas internas necesarias para la salud del cuerpo y de la mente. Los tejidos están en equilibrio dinámico y su salud dependerá de la condición del organismo, que a su vez está determinada por los nutrientes que incorporemos en la dieta. Si el cuerpo está alimentado en forma adecuada, también el aspecto físico de las personas tendrá una apariencia saludable. Una piel vital, es producto de una alimentación equilibrada y la práctica de buenos hábitos. Por ello, más importante que discutir sobre fórmulas cosméticas, se debe priorizar hábitos saludables en la alimentación.

RECOMENDACIONES PARA UNA DIETA EQUILIBRADA

•  Se debe realizar como mínimo de 4 a 6 refecciones diarias, en horarios fijos y con moderación. Cuanto más fraccionada la dieta, menor será el número de calorías absorbidas. El tiempo ente 2 refecciones no debe ser menor de 2 horas ni mayor de 4 horas.

•  Hay que comer alimentos variados, porque es una forma de garantizar que todos los nutrientes necesarios para el cuerpo estén incluidos en la dieta.

•  Hay que incluir granos, vegetales y frutas en sus porciones máximas, ya que tienen poco tenor graso y aportan la mayor parte de los nutrientes necesarios para la salud.

•  Se debe priorizar frutas y vegetales enteros, incluyendo la cáscara y los tallos si es posible ya que contienen más fibras que los jugos de fruta comunes.

•  Los alimentos diarios deben contener al menos una fruta que contenga alto nivel de vitamina C, como la naranja, el pomelo o el limón.

•  Se debe evitar comidas hipergrasas, frituras, consumir fiambres, embutidos o achuras con alto contenido de grasas saturadas.

•  Reducir el consumo de carne de vaca y asados al carbón, ya que el humo impregna las carnes puede tener efectos cancerígenos y además forma radicales libres que favorecen el envejecimiento precoz.

•  Hay que privilegiar el consumo de pollo sin piel y pescados como salmón, atún, sardina y cavalla, que son ricos en ácidos grasos omega-3, que están recomendados para las personas que sufren de hipercolesterolemia.

IMPORTANCIA DE LAS FIBRAS EN LA ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

Las fibras son sustancias presentes en alimentos de origen vegetal, principalmente en granos integrales como avena, centeno, cebada, harinas de trigo y arroz entre otros, como también en frutas y hortalizas. Esos componentes vegetales son muy importantes para el buen funcionamiento de la fisiología del tracto gastrointestinal, especialmente para el duodeno, yeyuno íleon y colon. Entre otras ventajas que resultan de su consumo, hay que destacar el aceleramiento del tránsito intestinal, la reducción de la absorción del colesterol y que también protege al intestino grueso contra el cáncer. Del punto de vista estético, el consumo de fibra en una alimentación equilibrada, favorece el descenso del peso corporal, ya que se puede controlar mejor el apetito, ya que aumenta la sensación de saciedad por acción sobre hormonas ligadas al hipotálamo (centro de control del hambre que se halla en la base del cerebro). La ingestión de alimentos ricos en fibras puede favorecer la belleza de la piel, favoreciendo el trofismo del tejido. Para asegurar esos resultados, se debe consumir cerca de 30 gramos de fibras todos los días, aunque en general la mayoría de las personas consume menos que esa cantidad. Hay que advertir que siempre que se aumente el aporte de fibras en la dieta, tiene que existir un aumento en el consumo de agua, porque se corre el riesgo que en vez de facilitar la evacuación de riesgo, la persona sufra constipación.

NUTRIENTES Y COMPONENTES ACTIVOS PARA REJUVENECER TEJIDOS

BETACAROTENO (precursor de la vitamina A): Zanahoria, batata, damasco, vegetales de hoja, brócolis, repollo, etc.)

VITAMINA C: frutas cítricas y vegetales verdes oscuros (naranja, limón, lima, kiwi, frutilla, brócolis, ajies, repollo, etc).

VITAMINA E: Germen de trigo, aceite de soja, arroz, choclo y girasol, almendras, nueces, vegetales de hoja, etc.

SELENIO: castañas, alimentos marinos en general.

ZINC: carnes desgrasadas, pescados, aves sin piel, productos lácteos descremados. Cereales integrales, porotos y nueces.

RIBOFLAVONOIDES: frutas cítricas, uvas, moras, frutilla entre otros.

ACIDOS GRASOS OMEGA 3: Pescados marinos que viven en aguas frías, como sardina, salmón, cavalla, arenque y atún entre otros.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados