proyecto salutia logo   home contacto

Nutricion

 

VITAMINAS LIPOSOLUBLES

Las vitaminas son esenciales para el crecimiento y el mantenimiento de las actividades normales del metabolismo y la fisiología del organismo. Cuando existe déficit de vitaminas en los alimentos de la dieta por consiguiente se disminuye su absorción, que puede perjudicar los procesos metabólicos específicos. Las vitaminas liposolubles son encontradas en los aceites y grasas de los alimentos. Cuando los alimentos son degradados por las enzimas digestivas a su mínima expresión, que son las moléculas, las vitaminas que estaban incorporadas a los mismos terminan siendo absorbidas con la ayuda de la bilis y almacenadas en el hígado y el tejido adiposo. A continuación describiremos las diversas vitaminas que componen el grupo de las liposolubles:

VITAMINA A

La vitamina A es un pigmento relacionado con la visión y tiene función antioxidante. Participa de la defensa inmunológica, fijándose en la piel y mucosas, formando parte de la estructura de la piel, los huesos, cabellos y uñas. También estimula el proceso de diferenciación celular y participa del desarrollo embrionario. Se encuentra concentrada en alimentos de origen animal, principalmente en el hígado y el aceite de peces. Los vegetales poseen beta caroteno que es un precursor bioquímico de la vitamina A. Los vegetales que lo poseen son de colores vivos (zanahoria, zapallo) y también los de hoja como la espinaca. La vitamina A puede resultar tóxica para el organismo cuando se la ingiere en forma de medicación en dosis que superan las necesidades diarias.

VITAMINA D

La vitamina D es producida por el propio organismo, con el auxilio de la luz solar interactuando con las hormonas que regulan el metabolismo del calcio en el organismo. Se comporta como si fuera una hormona y por lotanto estimula la maduración celular. Es sintetizada a partir del colesterol y puede ser también hallada en vísceras animales bovinos, como el hígado o en la yema de huevos de aves o en el aceite de peces. Para la síntesis de vitamina D por el organismo, se necesita la exposición de la piel al sol y la acción de los rayos ultravioletas absorbidos que interactuando con el colesterol, transforman la molécula precursora de la vitamina D. Horas después el hígado y los riñones convierten ese precursor bioquímico en vitamina D. La acción más importante de esta vitamina es el desarrollo óseo.

VITAMINA K

Esta vitamina actua en el proceso de coagulación sanguínea, produciendo una sustancia llamada protrombina. Su déficit en el organismo puede llegar a causar hemorragias espontáneas o derrames, por la dificulad o falta de coagulación de la sangre. También colabora en el metabolismo y desarrollo de los huesos, ayudando a prevenir la osteoporosis. Se encuentra en las hojas de vegetales verdes, el hígado, los productos lácteos, los huevos y las frutas. También el organismo puede sintetizar la vitamina K por la acción de las bacterias saprófitas que forman la flora intestinal. El exceso de esta vitamina es tóxico para el organismo, ya que puede provocar lesiones en el hígado, cuadros de anemia e ictericia por la destrucción de las moléculas de hemoglobina que se hallan dentro de los glóbulos rojos.

VITAMINA E

La vitamina E tiene una acción antioxidante intensa, protegiendo a las células del proceso de oxidación. Es un compuesto que compone el tocoferol. Hay estudios que muestran que antes del poder antioxidante, también puede proeger al organismo contra el riesgo del cáncer, de enfermedades cardiovasculares a la vez que aumenta la respuesta inmunológica del organismo. Se encuentra en varios tipos de alimentos y es almacenada en grandes cantidades en el tejido adiposo, por esa razón es difícil padecer un avitaminosis E. En el caso excepcional que suceda, se manifiesta por trastornos neurológicos importantes.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados