proyecto salutia logo   home contacto

Obesidad

 

OBESIDAD MORBIDA

El peso y la distribución de la obesidad en el cuerpo son regulados por una serie de mecanismos neurológicos metabólicos y hormonales que mantienen un equilibrio entre la ingesta (alimentos y bebidas ingeridos) y el gasto energético. Cuando hay un exceso de ingesta en relación al gasto energético, ocurre un almacenamiento de energía en forma de obesidad, manifestándose con aumento del peso corporal.

La obesidad es una patología que se clasifica de acuerdo a sus grados: pre-obesidad (sobrepeso) obesidad leve (I.M.C. 30 a 34.9) obesidad moderada (I.M.C. 35 a 39.9) y obesidad mórbida (I.M.C. 40 o más). La obesidad se convierte en mórbida en cuando el peso corporal de un individuo aumentó más de 50 kilogramos. Una situación que expone a la persona que la padece a contraer otras patologías relacionadas con la obesidad, denominadas “co-morbilidades” y en su interacción pueden ocasionar hasta la muerte. Es un tipo de obesidad que se define como una “enfermedad grave, asociada a una elevada incidencia de complicaciones, teniendo como consecuencia principal la reducción significativa del límite de vida”. Un sinónimo que se puede hallar en los libros de la especialidad es “Obesidad clínicamente severa”, que es aceptado como equivalente. La obesidad mórbida es una enfermedad grave y debe ser tratada como tal: es de evolución crónica ya que sus síntomas signos se desarrollan lentamente durante un largo período de tiempo. Factores condicionantes: Es un tipo de obesidad que obedece a múltiples causas (multifactorial). Genéticamente está relacionada con un aumento significativo de co-morbilidades clínicas, psicológicas, sociales, físicas y económicas. Clínicamente se la reconoce como una enfermedad que almacena energía con una forma de obesidad. Es la segunda causa de muerte evitable en el mundo. En los Estados Unidos de América, una cada cuatro personas pesa un 20% más que su peso ideal y una cada veinte personas obesas, padece Obesidad Mórbida. Las últimas estadísticas revelan que en los países industrializados o desarrollados el 55% sufre algún tipo de obesidad. En las personas obesas puede haber consecuencias con respecto a la fertilidad tanto de hombres como de mujeres: en los primeros una reducción de la concentración de un 24% de espermatozoides en el semen y en las y en las mujeres puede ocurrir una reducción del 30% en la tasa de embarazos.

CONSECUENCIAS DE LA OBESIDAD MORBIDA

Este tipo de obesidad está asociada a graves co-morbilidades como hipertensión arterial, diabetes, aumento de colesterol, enfermedades cardiovasculares, alteraciones tromboembólicas, reflujo gastroesofágico, enfermedades articulares, hasta diversas formas de cáncer (mama, cuello de útero, vesícula biliar, etc.), entre otras, causando un riesgo de muerte 12 veces mayor que un individuo sin exceso de peso en un período de 7 años. La tasa de mortaildad de mujeres con obesidad mórbida es el doble de las mujeres con peso normal, que se eleva 8 veces más si existiese además de la obesidad, Diabetes. Otra consecuencia que ilustra el dramatismo que envuelve el pronóstico de los obesos severos es la disminución en la expectativa de vida: los casos que están documentados en el “Guiness Book” (libro de los records), como de máxima obesidad en el mundo, ninguno superó los 40 años de edad. Estas personas, además de estar condicionadas a patologías graves sufren discriminación, tanto en establecimientos educativos cuando son adolescentes como también en el medio laboral cuando llegal a la adultez. En su vida cotidiana están expuestas a la peor de las enfermedades, “el preconcepto social”. Tratamiento: Para este tipo de obesidad, está indicada la cirugía. La indicación es ser un individuo adulto, que presenta un I.M.C. mayor a 40 Kg/m2, o mayor a 30 Kg/m2, pero que esté acompañado por patologías que mejorarían con la pérdida de peso. Esta cirugía debe en primer lugar, ser diferenciada de la cirugía plástica. No están incluidas en esta especialidad procedimientos estéticos como lipo-aspiración, lipo-reducción, dermolipectomía entre otras. Esta cirugía es una subespecialidad de la cirugía general, que a través de otras técnicas diferentes trata la obesidad mórbida. Se puede decir a grandes rasgos, que la pérdida de peso obtenida quirúrgicamente puede ser obtenida por dos caminos: por la reducción de la capacidad de almacenamiento del estómago y de su velocidad de vaciamiento (cirugías restrictivas) o por la exclusión de grandes segmentos de intestino delgado evitando que los nutrientes sean absorbidos. La “banda gástrica” es un ejemplo de cirugía puramente restrictiva, donde se disminuye el tamaño del reservorio de alimento. Las técnicas quirúrgicas sobre segmentos de intestino tienen como objetivo realizar un acortamiento del intestino delgado, reduciendo el tiempo de contacto de los nutrientes con las células intestinales, dificultando su absorción. La técnica quirúrgica de derivación bilio-pancreática es la principal representante de este grupo. Existe un grupo que apela a las dos técnicas mencionadas: la cirugía mixta. Combina los dos principios básicos, es decir, la disminución de la capacidad de almacenar y absorber los alimentos. Lamentablemente no existe una cirugía ideal, que sea para todos los casos de obesidad mórbida, por lo cual cada caso (de acuerdo a la edad, sexo, raza, grado de obesidad, hábitos alimentarios, nivel socio-cultural y perfil psicológico) deberá ser afrontado con su correspondiente técnica quirúrgica.

Riesgos del tratamiento quirúrgico: El paciente debe estar completamente consciente de los riesgos y beneficios y estar dispuesto a cambiar su estilo de vida, su régimen alimentario y seguir las orientaciones y el acompañamiento médico. No obstante, a pesar de la intervención quirúrgica una pequeña porción de obesos mórbidos consigue una pérdida de peso definitiva. Esta cirugía está contraindicada en pacientes que tienen una alta propensión a no seguir las instrucciones postoperatorios y/o acompañamiento médico posterior a la intervención.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados