proyecto salutia logo   home contacto

Piel

 

ACNE EN ADULTOS

Generalidades: A medida que surge un interés acentuado por información sobre el acné en adultos, cada vez es más evidente que los efectos psicológicos, sociales y físicos de esta condición no disminuyen con la edad. Tanto como el acné y algunos tratamientos antiacné pueden ser el origen de depresiones y otros consecuencias psicológicas que, en caso de no ser debidamente diagnosticadas, podrán tener efectos más graves sobre la salud. El acné en adultos puede evolucionar hacia una tipo de patología prolongada y con efectos duraderos. Con el correr de los años hay alteraciones profundas en la histología y mecanismos fisiológicos de la piel, que contribuyen a diseminar las lesiones cutáneas preexistentes. Además de eso, el acné en mujeres embarazadas o que se encuentran en período de lactancia es un desafío para los profesionales que instrumentan la terapéutica antiacné, por los efectos colaterales de la medicación sobre el feto y el recién nacido.

CAUSAS Y FISIOPATOLOGIA DEL ACNE EN ADULTOS:

El acné vulgaris es una disfunción patológica a nivel de los folículos sebáceos con etiología multifactorial. De todos modos las causas del acné en adultos no se conocen completamente, pero es probable que una de las principales causas sea de origen endócrino (alteración de hormonas). Las principales hormonas involucradas en las causas del acné son los andrógenos, en especial la 5ª-reductasa tipo I, responsable por la conversión de la testosterona en dehidrotestosterona (DHT), tiene más acción en las glándulas sebáceas de regiones con acné y presenta más actividad en mujeres con acné moderado y/o grave. Otra hormona, denominada corticotrofina (CRH) puede estar relacionada con el desarrollo clínico del acné, la alopecía androgenética, el envejecimiento de la piel y otras alteraciones en la producción de lípidos de origen sebáceo. En la seborrea existen alteraciones en la composición del cebo, con predominio de los ácidos saturados libres resultantes de la degradación de triglicéridos. Este desequilibrio contribuye para una queratinización acentuada a través del aumento de la adhesión celular. Este tipo de queratinización junto con la obstrucción folicular, deriva en la formación de las lesiones no inflamatorias: comedones, inicialmente cerrados, puntos blancos, que meses más tarde se abrirán y aparecerán los llamados “puntos negros”. La colonización bacteriana, de la que es responsable la bacteria Gram positiva Propionibacterium acnés (P.acnes), ocasiona la respuesta inflamatoria regional del acné, con activación de monocitos y producción de citocinas. Las lesiones inflamatorias pueden incluir: pápulas, pústulas y nódulos quísticos. También intervienen en el desarrollo del acné en adultos, el factor heredofamiliar y los factores ambientales externos. Aunque el origen del acné no está completamente clarificado, es probable que el acné vulgaris sea una típica enfermedad inflamatoria, cuyaetiología la determine una interacción de factores: una base genética, una acción de los andrógenos y ciertos factores ambientales. Sería esta interacción la que es capaz de interrumpir el ciclo natural de los folículos sebáceos y hacer que se formen comedones y lesiones inflamatorias. Los lípidos precursores de la inflamación y las citoquinas actuarían como mediadores químicos para el inicio de las lesiones acneicas.

CLASIFICACIÓN DEL ACNÉ: De acuerdo con la edad el acné puede ser clasificado en: acné neonatal, acné infantil, acné de la pubertad y acné del adulto. De acuerdo a las características y al pronóstico que presenta el acné en adultos, se utiliza la siguiente clasificación clínica:

•  ACNE VULGARIS: la forma común del acné con presencia de comedones, pápulas y/o pústulas.

•  ACNÉ QUÍSTICO: un tipo de acné que forma quistes y su evolución puede ser severa, con la aparición de nódulos y lesiones cutáneas diversas.

•  ACNE PAPULOPUSTULAR: tipo de acné inflamatorio caracterizado por la presencia de pápulas y pústulas en el área de las lesiones acneicas.

•  ACNE MECÁNICO: una característica del acné que aparece por reacción a una determinada presión que se ejerce sobre la piel, ya sea por fricción, calor o por tener esa zona de la piel siempre cubierta.

•  CLORO-ACNE: rash cutáneo que se caracteriza por la presencia de muchos comedones que se desarrollan por la exposición a ciertos agentes químicos clorados o algunos herbicidas.

•  ACNE ESTEROIDE: acné que se desenvuelve después de un prolongado tratamiento con corticoides. Aunque existen otros medicamentos que pueden inducir a la aparición del acné, como algunos antiepilépticos, la isoniazida, la rifampicina y medicamentos que contienen en su composición litio o iodo.

CUADRO CLINICO: Es importante el diagnóstico diferencia entre una folículitis del adulto con un acné del adulto. La primera patología tiene una evolución distinta y requiere un tratamiento completamente diferente. El acné en adultos se caracteriza por presentar un componente más inflamatorio, con menos comedones que el que afecta en la adolescencia y las lesiones se localizan en la parte inferior de la cara. La variación del número de lesiones acneicas a lo largo de los años del individuo impiden una evolución simple de la patología, dificultando su diagnóstico objetivo. Tradicionalmente el desarrollo de esta patología era evaluada en 2 aspectos: la magnitud de las lesiones y el número de ellas. La primera estaba relacionada a la subjetividad del profesional, que para evitarla se basaba en documentos fotográficos de las lesiones en cada control, que quedaban archivados en la historia clínica. Con respecto al contaje de las lesiones, no existían problemas, ya que el método estaba relacionado con la objetividad del profesional. El concepto actual sobre el control y evaluación del acné, se basa en modificar la visión clásica de la patogénesis del acné. Se está investigando actualmente una relación causal entre estados de estrés y acné emocional.

Hay evidencias que el mecanismo molecular está relacionado con la expresión de los receptores para diversos mediadores neuroendócrinos por la glándula sebácea. Estudios recientes indican que las células que forman el cebo son receptores funcionales para la hormona liberadora de corticotrofina, melanocortina, entre otras. Estos factores neuroendócrinos podrían mediar estimulando la glándula sebácea y produciendo la manifestación clínica del acné. Este nuevo concepto en la patogénesis del acné en adultos, puede introducir nuevas estrategias terapéuticas, utilizando nuevos grupos de fármacos, especialmente aquellos cuyo mecanismo de acción incluya los principales mecanismos inflamatorios involucrados en esta patología.

 

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados