proyecto salutia logo   home contacto

Piel

 

ACNE JUVENIL

Generalidades: El acné juvenil es una de las dermatosis más frecuentes. Aparece en la pubertad y se estima que el 80% de los adolescentes son afectados. Esta patología es común a ambos sexos, pudiendo persistir en la etapa adulta de la vida. En algunos casos las lesiones son casi imperceptibles, en cambio, en otras las lesiones son más evidentes, afectando la calidad de vida y desencadenando problemas emocionales durante la adolescencia.

Aunque el acné juvenil emerge en la adolescencia, no es infrecuente que el cuadro clínico permanezca más allá de los 30 años, principalmente en el sexo femenino, constituyendo en esos casos lo que se conoce como “acné en adultos”. Se estima que el 40% de las mujeres adultas son afectadas por alguna forma de acné, que persistió desde la etapa de su adolescencia, o al menos tuvo se inicio en esa etapa.

Factores condicionantes: Existen 4 alteraciones locales en la piel que favorecen la aparición del acné.

1)  Formación de microcomedones (puntos negros): durante la pubertad, hay un exceso de producción de queratina por las células de la piel en el folículo piloso, que causa la obstrucción del orificio folicular y la formación de los comedones.

2)  Aumento de la secreción de sebo: Debido a la acción de las hormonas, llamadas andrógenos (principalmente la testosterona), en la adolescencia las glándulas sebáceas producen un exceso de sebo.

3) Proliferación de bacterias: las bacterias también participan del cuadro del acné juvenil, principalmente la Propionibacterium acnes que se localiza en el folículo piloso de la piel de todos los pacientes con acné. Esta bacteria actúa sobre el sebo, convirtiéndolo en un agente irritante para la pared del folículo piloso.

4)  Inflamación local: resultante de la presión del sebo acumulado que rompe la pared del folículo y ocasiona irritación local, además de la acción de los microorganismos.

Factores heredofamiliares: Existe una predisposición hereditaria en el acné juvenil, trasmitida por genes autosómicos dominantes. Las últimas investigaciones constataron que cuando ambos padres tienen acné, la posibilidad de la aparición de esta patología en los hijos es el 50%.

Características del acné juvenil: Es una patología del folículo pilosebáceo, en las áreas donde se concentran el mayor número de glándulas sebáceas, como la cara, la región anterior del tórax y la región superior del dorso. Las lesiones que se forman pueden ser “comedones” (puntos negros), pústulas (ampollas con pus), pápulas eritematosas (granos rosado-rojizos) y en la formas graves, se manifiestan por la aparición de abcesos y cicatrices residuales en grado variable.

TIPOS DE ACNE JUVENIL

Según el tipo de lesiones y el grado de la patología, se agrupan en 5 grados. Un mismo paciente puede presentar tanto una fase en el pecho y otra fase en la cara, donde hay más folículos pilosos. Se describen a continuación los grados del acné.

  ACNE GRADO UNO: Los casos donde predominan los comedones, tanto los blancos como los negros.

•  ACNE GRADO DOS: Presenta pápulas rojizas y pústulas (vesículas con pus en su interior)

•  ACNE GRADO TRES: Existen nódulos inflamatorios.

•  ACNE GRADO CUATRO: Presencia de nódulos y abcesos que se comunican formando verdaderos canales que drenan pus y dejan cicatrices como secuelas. Muchas veces estas cicatrices forman queloides.

  ACNE GRADO CINCO: Cuadro de acné grave, donde también hay compromiso sistémico en el organismo (fiebre, dolores articulares, decaimiento, etc.)

Factores que agravan el acné: El uso sistémico de determinados medicamentos, como ácido paraminosalicílico, hidantoína, litio y /derivados halogenados como iodo, bfromo y cloro, hormonas tiroideas, hormonas con acción androgénica y altas dosis de corticoides por tiempo prolongado, como también los que se señalan a continuación:Vitaminas B12, B6, B1 y D2. Isoniazida, Rifampicina y Etionamida. Fenobarbitúricos, Trimetadiona. Litio, Hidrato de Cloral. Quintina, Disulfiram. Tiouracilo o similares. El uso indiscriminado de cosméticos pastosos, corticoides fluorados, jabones en exceso y manipulación indiscriminada de la piel (como por ejemplo exprimir las lesiones con los dedos).Período premenstrual y/o menstrual. Tensión emocional puede agravar el estado del acné. Exposición excesiva e indiscriminada a los rayos solares pueden agravar las lesiones.

Factores que mejoran el acné: La exposición a los rayos solares o los rayos ultravioletas: actúan favorablemente, cuando se realiza en forma moderada y gradual. La limpieza de la piel: con el uso de tópicos de base activa o por medio de la extracción manual de comedones bajo estrictas normas de higiene. Se debe realizar de modo suave evaluando en qué grado de evolución se halla el acné.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados