proyecto salutia logo   home contacto

Piel

 

Acné

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica de los folículos pilosebaceos de la piel, que constituyen los conductos excretores de las glándulas sebáceas (encargadas de la nutrición) y de las glándulas sudoríparas (que producen el sudor). A través de estos conductos, los fluídos glandulares salen a la superficie de la piel, a través de un orificio pequeño denominado poro. La inflamación de los folículos determina la aparición de una sobreelevación de la epidermis que rodea al poro, formada por acúmulo de pus. De acuerdo a la zona afectada y el tipo de brote, hay diversos tipos de acné, que ameritan una clasificación cualitativa.

El origen del acné es multifactorial, es decir, que no interviene un único factor, sino como ocurre en la mayoría de las patologías interactuan diveresos factores, que además provienen de diferentes áreas. Algunos de ellos son factores endógenos: son inherentes al propio organismo, por ejemplo las hormonas segregadas por el aparato glandular. Otros tiene origen fuera del organismo, por lo cual se los denominan factores exógenos, por ejemplo un medicamento que produzca efectos secundarios no deseados. Desde un enfoque global, las factores condicionantes del acné se pueden agrupar de la siguiente manera: Factores endócrinos: Es el caso que afecta a mujeres adolescentes, donde el acné suele iniciarse luego de la menarca, ya que es el momento donde irrupen las hormonas androgénicas, haciendo que las glándulas sebáceas aumenten su actividad. Hay momentos en la fisiología endócrina de las mujeres, que las oscilaciones de las hormonas sexuales pueden llegar a mejorar o empeorar el proceso del acné. Uno de los ejemplos lo constituye el embarazo. Factores alimenticios : No se conoce con exactitud cuáles alimentos pueden favorecer la aparición o la evolución del acné, pero se debe indicar a los pacientes, que si sospecha de algún tipo de comidas que consumieron en la misma época de en una crisis aguda del mismo, se deben eliminarlas de la dieta habitual. Factores medio-ambientales : Los especialistas advierten que el desarrollo del acné es más acentuado en los meses invernales, que en los meses donde existe alta temperatura ambiental, quizás por el efecto beneficioso de los rayos solares. Es más, algunos especialistas en Dermatología recomiendan exponerse al sol evitando las horas picos sin sobrepasar una hora diaria. Factores farmacológicos : Existen medicamentos conocidos como corticoides o corticoesteroides y ciertos medicamentos usados en tratamientos hormonales, que cuando se consumen por períodos prolongados pueden causar o potenciar el proceso de acné.

Factores cosméticos : En general se recomienda no usar cremas cosméticas con alto contenido graso. Si bien este es un tema en permanente controversia, las personas que padecen acné, deberían colocar solamente sobre la zona afectada, aquella medicación de contacto, ya sean cremas, polvos, líquidos o spray, que hayan sido prescriptos por el profesional especializado, ya que se comprobó que ciertas cremas usadas en cosmetología pueden exacerbar un episodio agudo de acné.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados