proyecto salutia logo   home contacto

Piel

 

ALOPECIA

La palabra alopecia deriva de la palabra griega alopekia que significa zorro y se refiere a la alopecia en parche que presenta el zorro rojo. La alopecia es la manifestación de enfermedad más común del pelo y se define como la pérdida adquirida de cabello, y cuando un individuo percibe ausencia o escasez de cabellos, es porque ya perdió más del 50% del pelo original en el sitio afectado. Se clasifican en dos tipos, la alopecia cicatricial y la alopecia no cicatrizal. La alopecia cicatrizal es una lesión irreversible folicular, la alopecia no cicatrizal es una alteración reversible. De acuerdo a la clasificación propuesta por Loannides las alopecias se clasifican en;

1.- alopecias congénitas por aplasia del folículo piloso, que son por ausencia o disminución del número de folículos que se conocen como atriquia e hipotricosis, y las genodermatosis con hipotricosis y displasias pilosas que causan hipotricosis.

2.-por destrucción del folículo a consecuencia de traumatismos físicos, químicos, infecciones cutáneas, tumores y dermatosis especiales,

3.-por aumento de inducción del telógeno,

4.- por miniaturización folicular,

5.- por aumento del telógeno y supresión del anágeno como la alopecia areata y

6.- las que son por eliminación del pelo en anágeno.

CAUSAS DE LA ALOPECIA

Las causas pueden ser originadas por deficiencias vitamínicas, de hierro, dietas hipocalóricas, enfermedades sistémicas de tipo hormonal que intervienen en la foliculogénesis como los trastornos de la hormona tiroidea, hormonas del crecimiento, el hiperinsulismo que se acompaña de un hiperandrogenismo ocasionando una alopecia de tipo androgenético de origen hormonal, alteraciones del hígado, las ocasionadas por medicamentos que interfieren en el ciclo folicular como los antineoplásicos, corticoesteroides, etc. Las alopecias ocasionadas por el hombre, son aquellas que las causa el mismo paciente con la depilación crónica manual utilizando una “pinza de cejas”, cera, miel o cremas. Los Dermatólogos utilizan el proceso de electrolisis, el láser u otros equipos de depilación donde se busca eliminar la mayor cantidad del pelo de una manera permanente. Otras causas son a consecuencia de cirugías en la piel cabelluda para la resección de tumores, biopsias de la piel, cirugías cosméticas como el restiramiento facial, y cirugías en unidades de neurocirugía, etc.

CONCLUSIONES

El pelo es un anexo de la piel, y al nacer, tenemos ya la cantidad de folículos pilosos necesarios para nuestro cuerpo, los cuales no tienen la capacidad de regenerarse en el resto de nuestra vida. Es una proyección de la piel que a través de sus terminaciones nerviosas en las células neurosecretoras o de merckel, nos pone en contacto con el exterior, es un órgano protector de factores físicos, químicos e infecciosos. La alopecia es la manifestación más frecuente de alteración del pelo, ésta ocasiona un trastorno emocional que vuelve al individuo retraído, inseguro, se le dificultan las relaciones interpersonales y caen en frustraciones severas. La alopecia androgenética es la causa más frecuente en el mundo de caída de cabello, es una alopecia no cicatrizal que en sus inicios es no permanente y con el tiempo se vuelve permanente, su tratamiento definitivo es el trasplante de pelo. En las alopecias permanentes como en el liquen planopilaris o el lupus eritematoso discoide, la inflamación se presenta de manera superficial del folículo lo que ocasiona un daño permamente e irreversible de las células pluripotenciales ocasionando por consiguiente un daño irreparable para el nuevo pelo, en las alopecias reversibles como la alopecia areata, el infiltrado inflamatorio se localiza en la porción bulbar que es la parte responsable de la generación del pelo y por ello es que se desprende, las células pluripotenciales se encuentran respetadas y se reinicia un nueva fase de anágeno y un nuevo cabello.

 

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados