proyecto salutia logo   home contacto

Piel

 

ECZEMAS EN LA PIEL

Generalidades: La palabra eczema significa inflamación de la piel, siendo que se trata de una patología inflamatoria de la piel más frecuente. Puede también ser utilizada la denominación dermatitis o dermitis que en algunos casos tienen significados diferentes al eczema, como en el caso de dermatitis herpetiforme.

En el eczema los vasos sanguíneos están dilatados, provocando que la superficie cutánea tenga una coloración rojiza. Otra de las características del eczema es la presencia de edema, en la zona más superficial de la piel, donde se acumula líquido (suero) que drena de los vasos sanguíneos dilatados. Los pacientes que sufren de eczema, además de presentar esos signos, suelen manifestar que sienten calor y prurito en el área afectada. El rascado posterior que habitualmente se produce, a su vez provoca más irritación local y se constituye en posible puerta de entrada a gérmenes, con la consiguiente infección secundaria. En la fase aguda, se observan lesiones húmedas (el suero aparece en la superficie cutánea) que son muy pruriginosas. En la fase crónica, llamada “eczema seco” la piel se presente espesa, rojiza y con escamas, con tendencia a formar fisuras conocidas como grietas. Si el prurito se hace intenso, las acciones de rascado pueden llegar a formar una piel muy espesa, proceso que se denomina “liquenificación”. En las zonas afectadas aumenta el riesgo de infección, porque las presencia de grietas constituyen una verdadera puerta de entrada a los gérmenes. La mayoría de los problemas relacionados con el eczema, suceden en la superficie de la piel, razón por lo cual es muy importante mantenerla saludable. De las múltiples funciones de la piel, en el eczema se encuentra dañada la función de barrera, que funciona a través de una película hidrolipídica qure cubre la piel, haciéndola impermeable, no permitiendo la entrada de sustancias o gérmenes potencialmente agresivos. En la fina película hidrolipídica hay ácidos grasos no saturados que le confieren una acción antibacteriana y antimicótica, esta es la explicación del porqué es importante la integridad de la piel para evitar el riesgo de infecciones, situación que no existe en el caso de los eczemas. Los eczemas se presentan como agudos, subagudos o crónicos. En el primer caso hay un predominio de ampollas o vesículas, que se instalan en forma súbita, que después se rompen llevando a la formación de costras y formación de escamas que recubren las lesiones primitivas. En los casos de eczema agudo el prurito generalmente es intenso y las lesiones se mantienen durante horas o hasta varios días después. Evolucionan a una forma subaguda, con menos vesículas, que hace más fácil su control. Esta fase subaguda se manifiesta con enrojecimiento y descamación de la piel, fisuras, prurito moderado y sensación de ardor.

TIPOS DE ECZEMAS

De acuerdo a su etiología y sus características los eczemas se clasifican de la siguiente manera:

ECZEMA ATOPICO

Aparece muy precozmente en niños, siendo más frecuente en la raza blanca que en la negra. El 80% de los casos tienen menos de 10 años de edad, no existiendo diferencias según sexo. Comienza en los primeros meses de vida y está muy relacionado a factores genéticos, inmunológicos, ambientales y hasta farmacológicos. Las características de la piel y las alteraciones climáticas, pueden llegar a exacerbar el proceso. El eczema frecuentemente comienza con una localización facial y posteriormente llega a afectar toda la superficie corporal. Con el correr de los años, el proceso va mejorando, hasta llegando a desaparecer completamente.

ECZEMA SEBORREICO

En los primeros años de vida, puede confundirse con el anterior, ya que las primeras lesiones ocurren en la cara, cuero cabelludo, orejas y cara anterior del tórax. El eczema seborreico puede originarse a cualquier edad, afectando más frecuentemente a las personas que tienen entre 20 y 30 años de edad. Dentro de los diversos tipos de eczema, el eczema seborreico se destaca como una patología inflamatoria crónica, siendo las lesiones de color rojizo-amarillento, aspecto grasoso de la piel, a veces surcada por escamas. A nivel del cuero cabelludo, estas escamas se presentan más espesas, constituyendo lo que vulgarmente se conoce como “caspa” o como en otros casos el cuero cabelludo adquiere un aspecto grasoso.

ECZEMA DISHIDRÓTICO

Se produce en forma estacional, predominando entre los meses de mayo a septiembre, localizándose en manos y pies. Las lesiones se presentan con vesículas conteniendo suero, que producen un prurito intenso.

ECZEMA DE CONTACTO

Se origina por el contacto de la piel con determinadas sustancias externas que causan irritación o alergia. El eczema de contacto irritativo puede afectar a cualquier persona que entre en contacto con una sustancia irritativa, que se encuentre altamente concentrada, como jabones o detergentes, y se observa en personas de edad o que aquellas que utilizan frecuentemente y por más tiempo del aconsejado. Al principio la piel se presenta seca, luego rojiza acompañada de prurito. El eczema de contacto alérgico ocurre solamente en personas predispuestas (potencialmente alérgicos), que reaccionan a diversas sustancias. Pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo que entre en contacto con dicha sustancia (alérgeno). Llega a afectar piel o mucosas, de cualquier parte del cuerpo. Muchas veces se trata de una dermatitis profesional, en personas que manipulan sustancias alergénicas en su trabajo. Dentro de este grupo de eczemas, se incluyen las personas que sufren dermatitis fotoalérgicas en las zonas expuestas al sol, una situación que puede exacerbarse por medicamentos locales o ingeridos por vía oral.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados