proyecto salutia logo   home contacto

Piel

 

IMPLANTES CAPILARES

Introducción: Los implantes capilares comenzaron a realizarse hace 50 años, a pesar de no contar con la tecnología y el conocimientos adecuados. El descubrimiento de esta técnica ofreció una nueva alternativa al tratamiento de la caída de cabello y su posterior e inexorable alopecía. El primer trabajo sobre implantes capilares fue publicado en el año 1959 en la ciudad de Nueva York, EEUU.

La técnica empleada en esa época consistía en retirar del área donante, pequeñas rodajas de 5 milímetros de diámetro de cuero cabelludo, conteniendo de 7 a 12 unidades foliculares cada una, que eran trasplantadas en la región de la calvicie. A pesar de constituir un gran avance científico, el cabello trasplantado crecía normalmente, pero con un aspecto rústico y artificial, que se llamaban “cabello de muñeca”. En esos tiempos la técnica clásica era denominada “standart grafts”. A medida que la cirugía de trasplante capilar fue evolucionando las nuevas técnicas obtenían mejores logros. Los resultados exitosos se basaban que el material trasplantado se hacía en unidades muchos más pequeñas que las que se efectuaban con técnicas anteriores. En la actualidad existen métodos más avanzados en el trasplante capilar permanente, como los injertos capilares de la región frontoparietal y los injertos capilares de alta densidad, que logran recuperar el aspecto natural del cuero cabelludo. En décadas anteriores eran realizados múltiples trasplantes capilares, dejando varias cicatrices en la región occipital (donante). Con el correr de los años, avanzando como “prueba y error”, fue mejorándose la técnica y gracias a prolongadas sesiones actualmente se retira y se implanta más de 5.000 unidades foliculares, dejando una única cicatriz apenas visible.

TRASPLANTE CAPILAR

En la actualidad los especialistas en trasplante capilar disponen de dos nuevos procedimientos que dejan una cicatriz imperceptible: FUE (Folicular Unit Extration o extracción de unidades foliculares) y la sutura tricofítica. a) FUE: Se trata de una verdadera actualización de la técnica de “punch”, tan antigua como el propio trasplante capilar. En vez de utilizar un punch de 5mm de diámetro, se retirar el cabello de la zona donante utilizando un punch de 1mm. La ventaja de este método es que no se practica ningún corte en la región donante y la cicatrización es rápida. La desventaja es que esta extracción folicular es bastante lenta, lo cual demora el tiempo del procedimiento. A su vez la lentitud de esta técnica provoca que el número de unidades foliculares retiradas sea menor que la convencional: sólo se retiran apenas de 500 a 800 unidades foliculares por sesión, que transcurre en un tiempo de 3 a 5 horas (con la técnica convencional se extraen 5.000 unidades en megasesiones que duran 2 horas). Pocos especialistas utilizan esta técnica, que se reserva para correcciones de trasplantes antiguos, o sesiones muy pequeñas en hombres jóvenes que quieren aumentar el volumen de su cabello. b) SUTURA TRICOFITICA: Se trata de un camuflaje en la cicatriz del área donante. Normalmente en la zona de la sutura resulta una cicatriz de 1mm de largo, apenas visible. En la sutura tricofítica, después de retirado el cabello del área donante, los bordes son suturados en dos planos (dos capas): una profunda y una superficial. Una vez realizada la sutura profunda los bordes ya están yuxtapuestos. Antes de realizar la sutura superficial se hace un nudo en uno de los bordes y después de completarla de borde a borde se hace otro al finalizar. Este procedimiento hace que las hebras de los cabellos crezcan por dentro de la cicatriz, y en la mayoría de los casos la cicatriz queda invisible. La ventaja de este método permite realizar megasesiones, ser rápido y con pérdida mínima.

TRASPLANTE CAPILAR FOLICULAR CORONAL: Dentro del amplio espectro que constituyen los implantes capilares, esta técnica utiliza el 100% de unidades foliculares individuales. Cada unidad puede tener de uno a cuatro hebras. Es una técnica que respeta las características naturales del cabello: ángulo, dirección de las hebras (oreja a oreja horizontalmente) mantiene las variaciones normales de densidad y volumen de diferentes regiones de la cabeza, permitiendo colocar las unidades foliculares en ángulos más agudos, o sea, deja el cabello con aspecto natural. Actualmente, se sabe que en la región frontoparietal las unidades foliculares presentan apenas una hebra. Por ello, el trabajo cuidadoso del trasplante capilar debe ser realizado por un equipo que reúne más de 10 personas, lo que evita que sean implantadas unidades con cuatro hebras en la parte frontal, lo que causaría un resultado artificial. Los orificios abiertos en el área a ser trasplantada son muy pequeños, de 0,5 a 0,7mm de largo. Con ellos es posible aumentar la densidad de las hebras, creando un aspecto compacto y voluminoso en los cabellos. La cicatrización es más rápida y las marcas del trasplante capilar son imperceptibles.

MICROTRASPLANTE CAPILAR

Por seguridad y comodidad, el microtrasplante capilar se realiza en una sala de cirugía de un establecimiento sanitario, equipada con oxímetro de pulso, fuente de oxígeno, monitor cardíaco, esfigmomanómetro automático continuo, y demás aparatos que requiere una cirugía mayor. Es una intervención quirúrgica que se realiza con anestesia local sedación leve, pero que no requiere internación. Terminada la cirugía el paciente regresa a su domicilio. La elección de línea de la frente es sinuosa y debe ser marcada con auxilio de un espejo y consensuada entre paciente y cirujano. Debe guardar equilibrio y armonía con el rostro, ser compatible con la edad actual y la futura. El área donante es siempre la región occipital y los bordes del lugar de extracción se cierran por la técnica “tricofítica”. La técnica del microtrasplante requiere el uso de lente que agrande la imagen de las hebras que van a ser extraídas (entre 1 a 4) y ser trasplantados en el mismo número. El implante capilar se realiza con agujas especiales de diferentes calibres, que producen orificios puntiformes, muy próximos unos de otros para recibir los injertos. Se prefiere utilizar agujas porque no rasgan la piel, no comprometen la vascularización, no lesionan las raíces vecinas, permiten la proximidad de los injertos y no dejan cicatrices ni marcas.

RECOMENDACIONES LUEGO DEL TRASPLANTE CAPILAR: Los especialistas recomiendan apósitos húmedos, shampoo y suavizantes para el cabello. A menudo también recomiendan el uso de medicamentos orales contra la calvicie como el finasteride y medicamentos tópicos como el minoxidil como complemento de la cirugía de trasplante capilar.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados