proyecto salutia logo   home contacto

Piel

 

 

TRATAMIENTO ANTIARRUGAS

El tratamiento antiarrugas es diferente, según sean las características de las mismas, la superficie del cuerpo en la cual se formaron, cual es el tiempo de evolución que presentan y las condiciones clínicas del paciente, es decir, la posibilidad de presentar idiosincrasia a ciertos fármacos, alergia medicamentosa o vulnerabilidad a sus efectos colaterales. Dentro de la variedad que ofrece el tratamiento antiarrugas, mencionaremos a continuación los más utilizados:

I.- GALVANOPUNTURA: es utilizada para atenuar arrugas y líneas de expresión. Se basa en los efectos fisiológicos de la corriente galvánica y es realizada a través de un electrodo activo (negativo) sustentado por un aplicador parecido a una lapicera con un aguja fina en el punta, que concentra la corriente y un electrodo pasivo semejante a una placa (positivo). La técnica puede ser realizada de 3 formas: deslizamiento de la aguja dentro del canal de la arruga, penetración de la aguja en puntos adyacentes y en el interior de la arruga o bien, escarificación,, en la cual la aguja se desliza a 90° dentro del canal de la arruga. Independiente de la técnica elegida, lo que se desea efectuar es una estimulación química de los capilares de la piel, que provoca una hiperemia activa local (aumento de la circulación sanguínea). El aumento de la circulación estimula los procesos metabólicos y de nutrición, favoreciendo la regeneración del tejido.

II. IONTOFORESIS: Otro tipo de tratamiento antiarrugas, consiste en la utilización de corriente galvánica para introducción de sustancias en el interior del organismo, las que previamente tienen que estar cargadas iónicamente. Para realizar esta técnica, el área de la piel a tratar debe estar higienizada debiéndose elegir el tipo de electrodo. Dichos electrodos exigen una intensidad menor durante el tratamiento por el aumento de la concentración de corriente. El electrodo pasivo debe estar próximo al área a tratar en forma de placa, o estar en la mano del paciente durante toda la sesión. Dentro de las sustancias cargadas iónicamente se encuentran el ácido hialurónico, hexosamina (0,2%), poliester sulfúrico de mucopolisacaridos y fosfatasa alcalina entre otras.

MICROCORRIENTES: Este tipo de tratamiento antiarrugas tiene como principal característica de actuar a nivel celular y de microestructuras, produciendo microestimulación y neuroestimulación. Para el rejuvenecimiento facial se puede utilizar el termo eletrolifting (levantamiento). En la práctica, muchas veces se utiliza esta técnica asociada al masaje facial y la cosmetología, en las cuales se basa todo el tratamiento estético. Sus efectos fisiológicos se basan en el estímulo de la microcirculación cutánea, con la consiguiente mejoría de la nutrición y oxigenación del tejido, el cual provoca un efecto revitalizante en los tejidos. Además hay una estimulación de los fibroblastos, que producen colágeno en mayor cantidad y calidad y del sistema linfático. Esta técnica se puede realizar de dos maneras: la manual y la automática.

CORRIENTE RUSA: Se utiliza en los tratamientos que combaten el envejecimiento cutáneo, con el objetivo de prevenir la hipotonía fisiológica por medio de la mejoría de la circulación y nutrición de los tejidos. Dichos efectos aumentan el metabolismo muscular, provocando un aumento de la oxigenación y liberación de residuos metabólicos, dilatación de las arteriolas, con el consiguiente aumento de irrigación sanguínea del músculo y mayor trofismo.

IV. LASER: Una de las técnicas modernas que se utiliza como tratamiento antiarrugas es el Laser. Consiste en un aparato de amplificación de la luz, provocada por la emisión estimulada de radiación, que utiliza luz altamente organizada para el estimulo de la fisiología tisular. El laser terapéutico a frío es obtenido por el gas Helio-Neon, el que una vez energizado eléctricamente, produce una salida de radiación fotónica, estimulando el área a tratar, con aumento de la producción de colágeno a través de la proliferación de fibroblastos, y como consecuencia el aumento de ATP y de la vascularización. Luego de dichos procesos fisiológicos y del cambio estructural de la piel, la tensión de ésta sería restablecida, con mejoría de la expresión facial en pacientes entre 30 y 50 años, con señales de envejecimiento precoz.

V. GIMNASIA FACIAL: Uno de los métodos que se utiliza como complemento de los mencionados físico-químicos, es el denominado gimnasia facial. La técnica consiste en realizar movimientos que más se aproximan a los fisiológicos. Es decir, deben realizarse ejercicios con resistencia manual, evitando la atenuación de las líneas de expresión, o a través de aparatos, con e fin de mejorar la ptosis facial, que se acentúan con el pasar de los años. La resistencia puede ser aplicada tanto alternada como simultáneamente.

VI. HIDRATACION: Un tipo de tratamiento antiarrugas clásico es la hidratación de la piel. Debe recordarse que la ingesta de agua generalmente no es sustituida por la utilización de cremas hidratantes aplicadas sobre la piel con arrugas. Las modificaciones estructurales propias del envejecimiento cutáneo, como piel seca, pérdida de luminosidad y formación de arrugas, pueden ser propias de la edad, pero los cuidados preventivos, como la protección solar, la alimentación adecuada y la hidratación pueden retardar su aparición. El sequedad de la piel envejecida se debe a la pérdida de la protección externa que forma la grasa producida por las glándulas sebáceas y el agua que procede del sudor. Con la edad, esa película protectora de la piel disminuye, por la incapacidad de producción que presentan las glándulas sebáceas. La hidratación de la piel puede ser obtenida a través de productos de uso tópicos que tengan las siguientes características:

•  Oclusión: formación de una fina película sobre la piel, asilando a los factores nocivos externos y evitando una pérdida excesiva de agua. Tienen que ser por sustancias químicas que no penetren a través de la piel, como vaselina líquida, silicona y aceites minerales.

•  Emulsión: acción de suavizar los tejidos epiteliales de la capa córnea, reduciendo la dureza de la piel por la queratinización excesiva. Se obtiene de aceites vegetales, lanolina, vitamina liposolubles entre otras.

•  Hidratación: a través de la administración de componentes higroscópicos que promueven una atracción de agua por la piel, con réplica del factor hidratante natural. Por ejemplo, el propilenoglicol, la glicerina, el sorbitol, entre otros.

RECOMENDACIONES FINALES: Es importante recordar que más importante que la elección del tratamiento antiarrugas es cumplir con medidas que previenen su formación. El envejecimiento intrínseco es un proceso fisiológico que puede ser atrasado a través del uso continuo de fotoprotectores. Los filtros solares son sustancias químicas de uso tópico que tienen capacidad de absorber las radiaciones ultravioletas que lesionan la piel, minimizando sus efectos nocivos. No obstante hay que evitar tomar sol entre las 10 y 15 horas y en la exposición solar usar un mínimo de protección 15, repitiéndolo cada 2 horas. Además usar gorra o sombrero con visera, anteojos de sol y protectores labiales con filtro solar.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados