proyecto salutia logo   home contacto

Piel

 

TRATAMIENTO PARA EL ACNE

Existen muchos productos en el mercado que se utilizan como tratamiento para el acné. Muchos de ellos sin que los efectos todavía hayan sido comprobados científicamente. Mientras tanto, se puede utilizar una combinación de tratamientos para reducir las características indeseables de esta enfermedad en la mayoría de los casos. Los tratamientos que son más efectivos deben ser acompañados y evaluados por un médico dermatólogo para poder controlar mejor los efectos colaterales que producen ciertos medicamentos antiacné. La consulta con el especialista es inevitable cuando se va a utilizar un tratamiento combinado. A continuación mencionaremos los tratamientos más prescriptos:

EXFOLIACIÓN DE LA PIEL: Puede ser realizada de manera mecánica a través de sustancias químicas como el ácido salicílico entre otros. Estas actúan en la piel previniendo el acumulación de células muertas y ayudan a la desobstrucción de los poros de la piel afectados. Dentro de los tratamientos normales, este tipo de ácido y sus similares, son las medicaciones más recetadas. Pero hay que advertir, que no se puede abusar de su utilización, porque habría riesgo que se produzca más cantidad de cebo por los poros de la piel.

ANTIBIOTICOS TOPIOS Y ORALES: La estrategia de utilizar como tratamiento para el acné, la aplicación de antibióticos en la región de la piel afectada, por medio de cremas y lociones a base de eritromicina y ácido fusídico, demostró ser un método bastante eficaz. Estas sustancias químicas actúan eliminando las bacterias que se anidan en el orificio del folículo piloso. Existen también antibióticos de uso oral, que se utilizan en casos graves y potencian el efecto farmacológico de los de uso tópico. El uso de antibióticos en el tratamiento del acné, con el correr del tiempo se hizo menos eficiente en la medida que las bacterias P. acnés resistentes, se hicieron más resistentes aún. En esos casos, el acné generalmente volverá a manifestarse algunos días después de finalizado el trataminento tópico con antibióticos o algunas semanas después de terminado el tratamiento oral.

TRATAMIENTO HORMONAL: En las mujeres, es posible la aplicación del tratamiento hormonal, que consiste en realizar una medicación anticonceptiva oral (a base de hormonas sexuales femeninas) que neutralizan los efectos de la testosterona (hormona sexual masculina muy relacionada con esta patología).

RETINOIDES TOPICOS: Los retinoides tópicos actúan en la normalización del ciclo vital de las células del folículo, disolviendo o previniendo la formación de nuevos comedones. No obstante, ellos no impiden la producción de cebo. Están relacionados con la vitamina A (retinoides significa semejantes al retinol, que es el nombre farmacológico de la vitamina A).

RETINOIDES ORALES : Consiste en ingerir diariamente retinoides como la isotretinoína durante un período de 4 a 6 meses. Se ha comprobado que ésta es muy eficiente, pero puede causar efectos colaterales indeseables y hasta peligrosos para la salud. Esta es la razón por la cual, los médicos especialistas la utilizan sólo en el tratamiento del acné severo y resistente a otros tipos de tratamiento.

OBJETIVOS Y CARACTERÍSTICAS DEL TRATAMIENTO PARA EL ACNE:

•  Tratar las lesiones

•  Reducir la sensación indeseable provocado por las lesiones inflamadas

•  Mejorar el aspecto del paciente

•  Prevenir o minimizar la formación de cicatrices residuales

•  Evitar la aparición de consecuencias psicológicas adversas

•  El ané es una enfermedad crónica que exige un tratamiento permanente inclusive en los períodos que la piel se encuentre sana.

•  Los productos tópicos deben ser aplicados en toda el área afectada para el tratamiento de las lesiones existentes y prevenir la aparición de las nuevas.

•  La higiene deficiente de la piel no provoca acné, pero una limpieza obsesiva puede llegar a agravarla. Las áreas afectadas deben ser lavadas con suavidad, para luego ser secadas con apoyo suave de la toalla.

•  No se deben “exprimir” o apretar las lesiones, ya que esta manipulación indebida aumenta la inflamación y la posibilidad que queden cicatrices.

•  Se deben evitar el uso de cosméticos, o cremas hidratantes o aceitosas, porque pueden agravar el desarrollo del acné.

•  Hasta ahora, no se ha demostrado que el acné sea causado por la ingestión de alimentos que tengan chocolate o que sean hipergrasos. De todos modos hay que cumplir una dieta saludable como en tantas patologías crónicas.

•  Los pacientes que sufren acné deben ser controlados por médicos especialistas periódicamente para evaluar la respuesta al tratamiento y clarificar todas las dudas que aquellos les presenten.

POSIBLES EFECTOS COLATERALES DE LOS MEDICAMENTOS: El tratamiento para el acné requiere el acompañamiento y la permanente evaluación de un médico dermatólogo, especialmente por los efectos colaterales, algunos de los cuales pueden llegar a poner en riesgo la salud del paciente. Los efectos colaterales más comunes son la deshidratación de la piel y la epistaxis (sangrado nasal por deshidratación de la mucosa). Se describieron algunos casos de hepatotoxicidad a causa del tratamiento antiacné. Con estos antecedentes es fundamental que los pacientes que se encuentran tomando este tipo de medicamentos realicen exámenes de laboratorio específicos antes y durante el tratamiento. Se describieron casos que este tipo de medicación, a veces asociada e interactuando con otras, produjeron cuadros de depresión en los pacientes.

No está demás mencionar, la contraindicación absoluta de medicación oral antiacné que existe para las mujeres embarazadas, ya que este tipo de medicación puede causar alteraciones teratogénicas en el desarrollo fetal, ocasionando daño en la cara, orejas y órganos internos como el corazón y la estructura del Sistema Nervioso Central. Esta es la razón que las mujeres que se encuentren en edad reproductiva y que reciben un tratamiento para el acné, deben usar métodos anticonceptivos y evitar el embarazo.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados