proyecto salutia logo   home contacto

Definición de Salud Mental

Medicina Psicosomática

Psicología Femenina

La angustia

Sindrome bipolar

Autoestima

Tipos de autoestima

Autoestima en mujeres

Autoestima baja

Adicciones en adolescentes

 

Salud mental

En los últimos años se observa un acentuado incremento de los trastornos mentales, que se exhibe como uno de los problemas de Salud Pública más importantes, el cual necesita que las autoridades sanitarias profundicen el estudio de las variables condicionantes y su distribución diferencial entre la población. Dentro de estas variables se encuentra el género.

El género determina el poder y el control que los hombres y las mujeres tienen sobre los determinantes de sus vidas y de su salud mental, su posición y condición social, el modo en que son tratados dentro de la sociedad y su susceptibilidad y exposición a riesgos específicos para la salud mental. Como se podrá observar en los otros temas de salud mental, la mujer tiene mas vulnerabilidad de padecer trastornos psicológicos que el hombre. INFLUENCIA DE LA FAMILIA EN LA SALUD MENTAL: como el individuo es una resultante de su núcleo familiar, su salud puede estar condicionada por el grado de disfunción que presenta su familia, como también por el buen nivel de salud de la misma. Son innumerables los casos de hijos cuya infancia y adolescencia transcurrieron con padre o madre que padecieron una patología mental: depresión, neurosis fóbica, etc. que de alguna forma dejaron una huella o “impronta” en la psiquis del niño o el adolescente. FACTORES GENÉTICOS: También es oportuno mencionar que alguna patologías psíquicas, como la depresión, puede tener una carga genética importante, al punto que cualquier individuo que tiene un ancestro con depresión, puede heredar dicha patología. En la historia clínica familiar que habitualmente realizan los psicologos o psiquiatrias a sus pacientes con depresión, se indaga sobre familiares de primer o segundo grado que hayan fallecido por suicidio. FACTORES PSICOSOCIALES: Existen situaciones familiares que repercuten en la salud mental de sus integrantes. En el caso de los hijos : - ausencia de figura materna y/o paterna, por separación o divorcio, por fallecimiento de alguno de sus padres. – enfermedad grave de alguno de sus progenitores que impida cumplir normalmente su rol. – discapacidad por enfermedad o accidente: por ejemplo el trasladarse en sillas de ruedas por parálisis de los miembros inferiores. En los cónyuges: - soledad consecutiva a la separación conyugal o al fallecimiento de algún cónyuge. – accidente o enfermedad de algún miembro de la pareja. – desocupación en un marco social de crisis socioeconómica, que muchas veces trae como consecuencia una inversión de roles dentro de la familia, aumentando la tensión en las parejas. - enfermedad mental de un conviviente, ya sea un miembro de la pareja o uno de los hijos. – discapacidad física o mental de un familiar de primer grado. FACTORES DE RIESGO PSICOPATOLÓGICOS DE ACUERDO A LA EDAD : En el transcurso de la vida, podemos estar condicionados a que nuestra salud mental sea vulnerada: en la niñez: los factores determinantes más importantes son: ausencia de algún progenitor, violencia familiar.

En la adolescencia: el aumento de la tensión con los padres, la aparición de grupos de pertenencia, el comienzo de alguna adicción. En la juventud y adultez: el trabajo, la elección de la pareja, la construcción de la familia y la irrupción de los hijos, llegar o no a alcanzar los logros propuestos. En la ancianidad: la decadencia psicofísica, la marginación familiar y/o social como la soledad, pueden condicionar a un estado de depresión senil.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados