proyecto salutia logo   home contacto

Salud Mental

 

AUTOESTIMA BAJA

La autoestima baja es la conclusión que surge de una valoración que hace la persona de sí misma, especialmente en la adolescencia. La adolescencia es un periodo de duración variable entre la infancia y la vida adulta. En su transcurso van sucediéndose muchas modificaciones en el desarrollo psicobiológico y social de las personas. Psicologicamente se inicia con la intensificación del desarrollo cognitivo y la formación de la personalidad y socialmente se caracteriza como un período el individuo se prepara para el papel de adulto joven. Biologicamente hay modificaciones rápidas, cambios en la silueta corporal y el adolescente comienza a elaborar una autoimagen corporal consistente y estable.

FACTORES CONDICIONANTES DE LA AUTOESTIMA BAJA EN ADOLESCENTES

•  La imagen corporal: el modelo de cuerpo idea, tanto femenino o masculino, está presente en todas las sociedades a través de los medios de comunicación masivos. Hay un patrón de imagen que establece los límites de normal, de aceptación y de estética. Muchos adolescentes buscan infructuosamente alcanzar esa imagen ideal, quedando insatisfechos y deprimidos, desconformes con su propio cuerpo y con su autoestima baja. La búsqueda de la imagen corporal ideal, pueden influenciar el comportamiento de muchos adolescentes, llevándolos a realizar dietas que vulneren su salud. Un estudio que se realizó en una población de adolescentes de ambos sexos, con obesidad y/o sobrepeso, reveló que casi el 50% de ellos tenía su autoestima baja, en relación directa con su imagen corporal, especialmente en el grupo de mujeres. Que existan más casos de autoestima baja en las adolescentes mujeres obesas que en varones se explica porque en los hombres, a pesar de tener un físico poco atractivo, pueden contar con otros medios de seducción como dinero, prestigio, inteligencia, sentido del humor, no dependiendo en gran medida de la apariencia física como sucede en las mujeres.

•  La inteligencia: Durante la pubertad, hay un aumento de las habilidades de comprensión, discernimiento, abstracción y generalización. El elemento más significativo del desarrollo cognitivo en la adolescencia es la capacidad para desarrollar el pensamiento lógico abstracto. Hay una preocupación en pensar, crear hipótesis y de experimentar. En la adolescencia se adquiere una actitud teórica y crítica. La curiosidad sobre problemas existenciales y sexuales es acompañada por un deseo de buscar soluciones y respuestas satisfactorias a todos los interrogantes, consultando libros o por búsqueda electrónica. La influencia para el desarrollo cognitivo depende del país, del nivel sociocultural, de su entorno familiar, de sus amigos y hasta de sus profesores, variables éstas que diferencian a los adolescentes para llegar con el tiempo adecuado a una escolarización normal que le permita ingresar en tiempo y forma al universo de los adultos. Existen adolescentes, que tal como ocurre con el valor de la imagen, se ven desvalorizados socialmente por su nivel cognitivo, lo cual produce sensaciones negativas y los conduce a una autoestima baja.

•  Selección de compañeros: los adolescentes mujeres buscan sus amigos o compañeros según criterios de inteligencia, amistad, entendimiento, capacidad de escuchar, creatividad, sentido del humor, estabilidad emocional, nivel de instrucción y nivel socioeconómico. En cambio, los adolescentes varones consideran que el criterio de belleza (imagen) es más importante que los otros valores mencionados. Esta diferencia demuestra que la belleza y la inteligencia tiene una valorización diferente entre los géneros. Es fácil de comprender que en de acuerdo a este tipo de demanda que está les está impuesta socialmente a los jóvenes, muchos de ellos, sean mujeres o varones, se sentirán devaluados por no reunir las condiciones mencionadas, lo cual los puede llevar a sentir una autoestima baja.

Es importante reafirmar que la autoestima es el resultado de la siguiente ecuación: aquello que el adolescente le gustaría ser y aquello que él piensa que es. Si hay una pequeña diferencia, significa que el joven posee una autoestima elevada y si la diferencia es significativa, presentara una autoestima baja. A partir de este concepto, se percibe que los jóvenes pobres poseen una autoestima baja en relación a la inteligencia, porque quisieran ser más inteligentes de lo que son. La familia y la clase social a la que pertenecen los adolescentes, tiene influencia en el deseo de tener inteligencia o belleza. Un estudio que se realizó con una población de adolescentes de ambos sexos, demostró que los que provenían de una clase social baja, priorizaban la inteligencia sobre el valor de la imagen. En cambio, los que provenían de familias de gran poder adquisitivo, con mejor nivel de vida, con acceso a la educación y la cultura, les proporcionaba una mayor red de intereses, que les permitía llegar a los valores sociales, entre ellos la imagen corporal o la belleza. A modo de conclusión, reiteramos que la autoestima baja cuando lo que ansiamos para nosotros supera lo que realmente somos.

 

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados