proyecto salutia logo   home contacto

Salud Mental

 

DEFINICION DE SALUD MENTAL

Definición de salud mental: Se conoce como salud mental la autopercepción de bienestar psicológico con uno mismo y en relación con las demás personas. Tener la convicción de ser capaces de enfrentar y superar exitosamente las adversidades del diario vivir. Otra forma de definición de salud mental es tener confianza en uno mismo y no temer del futuro. En fin, dar cumplimiento al famoso axioma “mente sana en cuerpo sano”. Tanto la salud física como la salud mental son dos expresiones indisolubles de la salud. Las alteraciones más frecuentes en salud mental son:

Ansiedad – Estrés crónico – Depresión – Adicciones – Estados Neuróticos – Estados Psicóticos – Esquizofrenia – Retraso mental – Demencia

Se estima que el 30% de la población padecen o pueden llegar a sufrir en algún momento de su vida, alteraciones de su salud mental y de ese grupo la cuarta parte de ellos pueden llegar a tener una enfermedad mental grave. El síndrome depresivo es una de las enfermedades mentales que se presenta con más frecuencia en la consulta psiquiátrica y puede llegar a causar un grado de incapacidad severo. Cualquier persona con el correr de los años pueden llegar a ser afectada en su salud mental en mayor o menor grado. Dentro del ciclo vital, existen fases que pueden ser disparadoras de alteraciones mentales: la entrada a la escuela primaria, el comienzo de la adolescencia, el puerperio, el estado de andropausia o menopausia y el envejecimiento. Otros disparadores son las crisis por situaciones inesperadas en la vida: la pérdida de un familiar, la desocupación, el divorcio, la enfermedad de un hijo o del cónyuge, etc. Hay que advertir que no siempre las personas que sufren problemas en su salud mental terminan siendo comprendidas. No sólo que no es así, sino que son estigmatizadas, muchas veces marginalizadas en sus familias o lugares de trabajo, por los falsos conceptos que están arraigados en la sociedad, los cuales son importantes desmitificar. A continuación mencionaremos los más importantes: “Las enfermedades mentales son el fruto de imaginación de las personas”, “las enfermedades mentales son incurables”, “las personas con problemas mentales no son inteligentes, son conflictivas e imprevisibles”. Estos mitos son los responsables que en la sociedad exista una actitud de discriminación que llega en muchos casos a la estigmatización. Las personas afectadas en su salud mental llevan una doble carga: la enfermedad mental propiamente dicha y la discriminación a la que se sienten sometidos. Esta es una de las razones por las que sienten vergüenza o temor de buscar apoyo o solicitar tratamiento. Toda vez que exista un caso de una persona que no se encuadre en la definición de salud mental, debe presumirse que no la tiene o que en un tiempo no muy prolongado la puede perder.

En todos estos casos de pérdida, siempre debe buscarse el tratamiento adecuado, ya que éste será más eficaz cuanto más precozmente se realice. Esta situación se puede observar mas acentuadamente en las enfermedades mentales más graves, donde en muchas de ellas se puede controlar y reducir los síntomas.

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados