proyecto salutia logo   home contacto

Salud

 

DEPORTE Y SALUD

Generalidades: La práctica del deporte se encuentra indicada en todas las personas, que previo examen de salud que constaten un buen estado clínico, como un modo de evitar el sedentarismo y como estrategia de prevención de enfermedades cardiovasculares.

Antes de desarrollar las recomendaciones sobre la práctica del ejercicio, las personas deben ser informadas sobre la importancia de los beneficios que dicho deporte puede reportarle a su salud, en general y a su sistema cardiovascular en particular. Dentro de las herramientas que se utilizan en la prevención cardiovascular, es fundamental la práctica de la actividad física en forma continuada, dinámica, no competitiva y de ser posible al aire libre, para proporcionar un verdadero blindaje contra el riesgo cardiovascular. Una de las evidencias de la relación entre deporte y salud es la disminución del consumo de cigarrillos y una estabilización del peso corporal, debido a un gasto calórico por el ejercicio y a una disminución del apetito ansioso por el descenso de catecolaminas como respuesta a la actividad física y al aire libre donde se realiza. Incluso en pacientes que han sufrido un evento coronario (infarto agudo de miocardio) o personas que padecen insuficiencia coronaria (angina de pecho), una vez que se haya estabilizado la patología a través del tratamiento farmacológico, su médico cardiólogo le recomienda además un cambio de hábitos y evitar el sedentarismo a través de la actividad física. Dentro de dichos cambios se recomienda aumentar en forma progresivo la práctica de deporte con un plan de rehabilitación cardíaca. El deporte practicado con un buen estado físico certificado por un profesional, constituye un método eficaz para el control de factores de riesgo cardiovasacular, además ayuda a controlar la ansiedad, prevenir la aparición o progresión de una posible depresión, dos fenómenos que muchas veces se encuentran relacionados. Si bien los factores de riesgo cardiovascular son múltiples, el deporte y la salud constituyen la expresión de una vida saludable, ya que el primero contribuye a la mejoría del sobrepeso, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia y la diabetes. A continuación se mencionan los beneficios más importantes que la actividad física aporta a la salud:

1)  OBESIDAD:

•  Reducción del peso corporal y del peso graso

•  Aumento del peso magro o muscular

•  Aumento de la enzimas de oxidación

•  Aumento de la dinámica cardíaca

2)  TENSION ARTERIAL:

•  Reducción de los niveles de tensión arterial sistólica en reposo y durante el ejercicio moderado

•  Disminución de los niveles de tensión arterial diastólica

•  Reducción de la resistencia vascular periférica por el aumento de la red capilar muscular

•  Mejoramiento en el equilibrio del sistema nervioso autónomo (menor estímulo simpático).

3) LIPIDOS:

•  Reducción del nivel de colesterol total

•  Reducción de los triglicéridos

•  Disminución de los niveles de colesterol LDL

•  Aumento de los niveles de colesterol HDL

4) DIABETES:

•  Mejora el control de la glucemia

•  Disminuye el nivel de Hemoglobina glcosilada

•  Favorece el aumento de la captación de aminoácidos

•  Mejora la resistencia la insulina aumentando la sensibilidad de los receptores de dicha hormona, mediante una doble vía: 1) Indirectamente reduciendo el peso graso y 2) Por acción directa del ejercicio sobre dichos receptores.

RECOMENDACIONES PARA CONCILIAR DEPORTE Y SALUD

•  Hay que tener en cuenta la necesidad de elongación y flexibilidad que necesitaran los músculos antes de practicar una actividad deportiva. Deben ser realizados los movimientos que involucran tanto a las articulaciones como a músculos y tendones para evitar lesiones en los mismos. Al ejecutar loso movimientos se debe tener la postura correcta, manteniendo la respiración lenta y profunda.

•  Al terminar la actividad deportiva, no hay que detenerla bruscamente, sino se debe disminuir progresivamente la intensidad de la actividad. De esta forma se puede conseguir un buen estado de relajación del sistema nervioso central, aumentando la relajación de la musculatura, optimizando al máximo la recuperación metabólica.

•  La frecuencia y la intensidad de la actividad física, debe realizarse en base a un programa de entrenamiento adecuado a la edad y a las características de la persona. Estos son: el nivel inicial de aptitud, la frecuencia y la intensidad de la actividad, su duración y finalmente el tipo de entrenamiento.

     

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados