proyecto salutia logo   home contacto

Salud

 

PROCESO SALUD ENFERMEDAD

El proceso Salud Enfermedad en la antigüedad: Los Asirios: Hace más de 4000 años, los asirios creían que la enfermedad era una impureza moral que los dioses imponían a los seres humanos que transgredían las leyes divinas. La enfermedad era sinónimo de impureza moral. La culpa (del latín culpa: falta, pecado) se buscaba en la historia del enfermo.

Los griegos a partir del siglo III, antes de Cristo creían que la enfermedad también era de origen divino, pero la impureza ya no era moral sino física , en consecuencia era posible su tratamiento con baños purificadores. Esto constituyó una evolución notable en el concepto, ya que si la enfermedad era causada por los dioses y significaba una impureza del alma, el hombre no tenía acceso a su atención pues incumbía a los dioses. El enfermo no podía ser curado por otros hombres, si no sólo por el perdón divino. En cambio, si la impureza estaba en lo físico, un hombre que conociera las leyes de las naturaleza (physis), podía curar a otros. Los griegos pensaban que la naturaleza, se guiaba por leyes, que tenía un orden, una armonía (idea pitagórica). Así, cuando un hombre enfermaba, otro hombre que conociera las leyes propias de la naturaleza del organismo (fisiología), podía ayudarlo, acompañarlo en el proceso de restitución de la armonía (la salud) y cuidarlo, en otras palabras, hacer medicina (del griego medien, cuidar a).

El proceso salud en los dos últimos siglos: Para tener una imagen de los principales hechos relacionados con la atención de la salud, durante el siglo que terminó, es necesario recordar que el auge de la medicina moderna occidental se sitúa en el siglo XIX, época en la que se realizaron grandes descubrimientos en biología, acompañados del desarrollo en la tecnología médica. Se crearon nuevos instrumentos diagnósticos, como el estetoscopio y el esfingomanómetro (tensiómetro). También por esa época la tecnología quirúrgica alcanzó notables progresos. Se iniciaba también la tendencia a la especialización de la medicina, que alcanzaría un máximo desarrollo en el siglo XX. Uno de los adelantos más significativos de dicho siglo, lo constituye el descubrimiento de vacunas y antibióticos para combatir las enfermedades infectocontagiosas causadas por bacterias (tuberculosis, fiebre tifoidea, difteria, etc), que constituían una de las principales causas de muerte. Posteriormente se agregaron vacunas que resultaron eficaces para el tratamiento de las enfermedades causadas por virus (poliomielitis, sarampión, etc). En esos tiempos, el descubrimiento de la penicilina anunciaba el comienzo de la era antibiótica. En el campo de la endocrinología, el hallazgo de la insulina, posibilitó el control de una enfermedad mortal hasta entonces, como lo era la diabetes. Lo mismo ocurrió con los salicilatos (aspirina) y la cortisona (corticoide), que constituyeron la base del tratamiento en las enfermedades reumáticas y alérgicas, respectivamente. El descubrimiento de grupos sanguíneo y el factor Rh, posibilitó el tratamiento de enfermedades anemizantes, como también de hemorragias agudas, por medio de la transfusión de sangre o plasma. Hacia el final del siglo, se avanzó aceleradamente en la técnica de reemplazo de tejidos y órganos, tanto en la medicación para evitar el rechazo, como la aparición de tecnología avanzada, como láser, computación, robótica, etc. En el campo de la cirugía, hay que destacar el aporte de la endoscopía en el diagnóstico de enfermedades y la técnica laparoscópica en el tratamiento de las mismas. También se avanzó en el descubrimiento de medicamentos oncológicos, que posibilitaron muchas veces el control de ciertos tipos de tumores malignos, como así también el aumento de la expectativa de vida de los enfermos. También es importante destacar el avance tecnológico en lo que respecta al diagnóstico de enfermedades. La radiología inició sus progresos a principios del siglo y en los últimos años se desarrolló la tomografía axial computada y la resonancia nuclear magnética. Cabe mencionar el aporte de la ecografía, la ultrasonografía y el doppler.

El proceso Salud Enfermedad a fin del siglo XX y principios del siglo XXI: A la vez que ocurrieron estos hechos, la medicina durante el último siglo sufrió cambios, como consecuencia del desarrollo tecnológico referido anteriormente y la aplicación del método científico, que analizaba el todo a través del conocimiento de las partes , o sea, apareció con vigor el reduccionismo científico. La respuesta directa a dichas influencias fue la creación de nuevas disciplinas, que aparecieron con el transcurso de los años: las especialidades médicas, tanto relacionadas con la clínica, como con la cirugía. El avance tecnológico fue de tal magnitud que la enseñanza médica alentó más al aprendizaje de las nuevas disciplinas, en detrimento de la clínica tradicional. La consecuencia fue un reconocimiento académico, acompañado por un prestigio social, los cuales ponderaban las nuevas habilidades técnicas que acompañan a las especialidades.

A esta realidad, hay que sumar el advenimiento de las subespecialidades, que motivó una reducción marcada del número de médicos generalistas. La fragmentación de la profesión médica, provocó la fragmentación del individuo enfermo en persona-paciente. La crisis en la relación médico-paciente, demandó de la misma sociedad una respuesta del sistema de salud, capaz de satisfacer su asistencia integral y humanizada. El siglo XXI comienza con un acontecimiento científico trascendente: la conclusión del proyecto del genoma humano, que seguramente modificará favorablemente el destino de la salud de los seres humanos.

 

© ProyectoSalutia.com ~ Todos los derechos reservados